text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Abogada

      

¿Por qué te decidiste por estudiar leyes?

Por la necesidad que sentía de poder ayudar a las personas y asociaba que acceder a un buen abogado era difícil, por ello aspiraba a convertirme en una muy buena abogada para poder defender sus derechos, ya dentro de la carrera mi vocación decantó por el tema de la docencia, sin perjuicio de haber podido contribuir a lo primero.

¿Cómo calificarías tu experiencia en la universidad y por qué?

Transcurrido el tiempo la calificaría como una etapa de aprendizaje, ya que la Universidad implicó enfrentarme a un nuevo escenario con experiencias diferentes y aproximarme al conocimiento de aquello que marcaría buena parte de mi formación.

¿Qué fue lo más gratificante y lo más difícil durante tus años de estudio?

Fue gratificante conocer a grandes amigos, con quienes mantengo lazos hasta el día de hoy, y deslumbrarme ante el conocimiento transmitido por algunos de mis profesores que me hacían vislumbrar lo que quería fuese mi futuro y disfrutar realmente de sus clases.

Lo más difícil, mantener el ritmo constante de estudio ya que derecho requiere muchas horas. No necesariamente memoria, como siempre se dice, pero sí ser metódico y constante en el estudio y para ello se requiere ser ordenado con los tiempos.

¿Cómo ves la situación laboral de los recién egresados de derecho?

En principio es un poco compleja ya que anualmente juran muchos nuevos abogados. Lo favorable es la multiplicidad de ámbitos donde un abogado puede desempeñarse: el ejercicio libre de la abogacía, como también en la diplomacia, la política, la judicatura, el notariado, la investigación, la asesoría empresarial, la función legislativa, el comercio exterior, el servicio jurídico castrense, la dirección institucional y la docencia, entre otros ámbitos.
 
La diferencia lo marca mucho la Universidad. Nuestra carrera se imparte en muchos lugares, sin embargo, el perfil de los egresados, la calidad de la formación, de los docentes, de la investigación, relación con sus alumnos y egresados no es la misma. En ese sentido, yo me siento una privilegiada de haber estudiado en una escuela que en principio me abría las puertas para desempeñarme en lo que quisiera.

¿En que trabajas en estos momentos y que desafíos futuros te planteas?

En este momento mi principal trabajo es la docencia propiamente tal y su coordinación. Soy Jefa de Docencia de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. En cuanto a los desafíos, en el plano laboral, en mi Escuela estamos trabajando arduamente en la implementación de la nueva malla curricular que entrará a regir el 2011, resulta importante poder anticiparse a los cambios y dificultades para que el proceso culmine en forma exitosa. En el corto plazo, espero poder centrarme más en la investigación, tras haber concluido mi doctorado, y postular a los proyectos Fondecyt, anhelando obtener buenos resultados.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.