text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ingeniería en Construcción

      

¿Cuál fue el factor que te motivó a seguir esta carrera?

Vocación. Desde niño siempre me llamaron la atención los edificios, las torres grúas, la gente que trabaja en las obras, las construcciones de gran envergadura. Para mí esas son las principales motivaciones para seguir esta profesión, incluso por sobre arquitectura o ingeniería civil que son carreras muy valoradas en el mercado laboral. Quería poder decir, ese edificio lo construí yo.

¿Te sientes satisfecho con lo que aprendiste en la universidad?

Cuando uno entra a la universidad cree que sólo te van a enseñar a construir. Con el tiempo te das cuenta que también hay un enfoque hacia la administración, el saber manejar recursos. Eso es justamente uno de los puntos más importantes en la escuela de ingeniería en construcción de la UBB, pues uno egresa con las herramientas como para desempeñarse en el parte administrativa de una construcción o en cualquier empresa. También se nos enseña que lo más importante es la calidad del producto que uno entrega.

¿Qué fue lo más difícil durante los años de estudio?

Las ciencias básicas de los primeros años. Cuando entré lo hice con ganas de querer saber todo altiro. Veía la malla y pensaba en que ojalá me tocaran los ramos de tercero, cuarto o quinto año. Para mí eso fue lo que más me costó porque no le encontraba sentido a esas materias. No me imaginaba resolviendo integrales o límites en una obra, pero después me di cuenta que son conocimientos básicos que de alguna manera te sirven en los ramos que vienen más adelante. Te ayudan a tener una mente más abierta y saber como afrontar distintos problemas en la vida profesional.

¿Tienes alguna anécdota o experiencia que recuerdes de tu paso por la universidad?

Tengo varias anécdotas y trampitas. Lo bueno de esta carrera es que los profesores son profesionales del área, por lo que saben cómo funciona el mundo de la construcción. Además de enseñarnos lo teórico podíamos conocer sus experiencias. Eso como alumno se valora mucho más a que el profesor sólo se limite a mostrar unas diapositivas.

¿Cómo crees que se presenta el campo laboral?

Por el terremoto hay muchas ofertas y bien pagadas. En Concepción, Talcahuano, San Pedro, que es la comuna con el mayor crecimiento poblacional de la zona, se necesita a este tipo de profesionales.

Pero pasada la reconstrucción posterremoto ¿crees que se mantendrá esa demanda?

Absolutamente, porque siempre se está construyendo. Las ciudades seguirán creciendo y se mantendrá la demanda habitacional. Siempre se va a querer construir un camino, una carretera o un muelle nuevo. Independiente del terremoto, siempre se necesita construir.

¿Qué pasa con la calidad del suelo en la Región del Biobío?

Hasta la década de los ‘80 en la zona siempre se pensó que sólo se podían construir edificios de hasta cinco pisos, más que nada por un tema de costos porque mejorar el suelo era un gasto muy alto para las constructoras. Hoy hay muchas tecnologías nuevas y que están más al alcance de las empresas. En Concepción, por ejemplo, se puede mejorar con el tratamiento del terreno, con pilotes o con presión de napas. Actualmente uno podría esperar edificios de hasta 20 pisos en la zona.

¿Qué fue lo que más te costó en el salto de la universidad al mundo laboral?

Lo más difícil para mí fue el trato con los trabajadores, saber cómo motivarlos. En eso quizás la carrera puede estar un poco débil porque uno tiene que adquirir ese conocimiento con el tiempo, aprender a tratar a los jornales, a los carpinteros, a los albañiles, a los enfierradores, saber cómo cerrar acuerdos con los contratistas. Ese es un cambio que uno sabe que debe enfrentar pero para el que no está preparado. En la construcción uno se encuentra con todo tipo de personas y se debe saber interactuar con todos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.