text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Bachillerato mención Humanidades y Ciencias Sociales

      

¿Por qué bachillerato y no una carrera definida?

Porque no sabía con qué área del conocimiento quería comprometerme a nivel profesional y en “la Chile” te dan la opción de continuar ciencias y humanidades al mismo tiempo, como en el colegio, sin importar la prueba específica que rendiste. Así pude comparar y analizar en la práctica con qué me sentía más cómoda, según mis intereses y habilidades.
Me recomendaron ingresar porque así aprovechaba el buen puntaje que había obtenido en PSU y podría conocer la vida universitaria, “vivir la experiencia”. Además, puedes aprender sobre distintas disciplinas como antropología, artes, biología y química, economía, física o ciencias políticas; toda una gama que ninguna otra carrera te puede asegurar.

¿Qué elementos consideraste antes de entrar a bachillerato?

El ingreso es como en cualquier carrera, pero al ser la “puerta chica” para muchas carreras como medicina o ingeniería, los puntajes que se necesitan son bastante altos. En mi generación el primer matriculado era el primero en la lista de espera de medicina, mientras que el último matriculado obtuvo un puntaje cercano a los 680 puntos.
Sirve mucho para quienes están confundidos, como fue en mi caso, o para aquellos que por falta de decimas no lograron entrar a la carrera que querían y pueden llegar a ella a través de bachillerato. Pero también debes ser responsable,  aplicado y saber que será difícil. Incluso más que una carrera normal, guardando las proporciones, claro.

¿En qué aspectos crees que te ayudó esta carrera?

Aprendí a distribuir mis tiempos, a compaginar la vida social y académica, ya que se desajusta en la transición de colegio a la universidad. Aprendes un poco de todo. Actualmente estudio periodismo y me ha resultado muy útil saber de sociología, psicología, historia y economía, entre otros, lo que te da una base más completa en comparación a los compañeros que ingresan por la vía tradicional.

¿Y en cuanto al problema vocacional?

Eso es difícil porque te das cuenta si sirves o no para lo que pensabas. Confrontas tus ideales con la realidad. En el colegio yo estaba en el área científica, pero llegando al bachillerato entendí que ni química ni matemáticas eran lo mío y al descubrir las humanidades resultó que me gustaron.

Desde tu experiencia, ¿qué debería hacer alguien que esté confundido con qué estudiar?

Pensar si es el momento de madurez apropiado para llevar esa responsabilidad. Si no quieres entrar a la universidad en este minuto, no lo hagas por presiones de terceros y déjalo para cuando te consideres capaz de asumir todo lo que significa.

Si optas por entrar a bachillerato quizás al principio te guste, porque te enseñan de todo un poco. Pero entrando al segundo semestre pensarás “si quiero estudiar medicina, ¿de qué me sirve antropología?” La verdad es que te sorprende lo mucho que ese estrés y conocimiento extra te puede ayudar para tu futura carrera y para la vida en general. A mí al menos el bachillerato me sirvió para madurar y comprometerme con la carrera actual.  Además, gente culta, que sabe y puede hablar de todo, nunca sobra ni cae mal.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.