text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Educación Diferencial

      

¿Qué te llevó a estudiar esta carrera?

Intentar cambiar algunas cosas que conocía de la profesión y que no me gustaban. Una vez que entré a la Universidad San Sebastián me di cuenta que lo que sabía era mínimo y que el trabajo que se realiza es más global, que implica otros trastornos que van más allá de los problemas de aprendizaje, como la discapacidad mental o los retos múltiples.

¿Qué ha sido lo más difícil de ejercer tu profesión?

La frustración que uno siente cuando la proyección que se hace respecto al tratamiento de una persona no resulta como se quiere. También ha sido muy difícil el trabajar con niños con parálisis cerebral o con discapacidad mental severa. Debes aprender a conocer con qué herramientas atender cada caso. Los niños autistas, por ejemplo, necesitan elementos que les llamen la atención para lograr que se interesen.

¿Cuál es el mejor momento para tratar los problemas de aprendizaje?

En kinder o primero básico. A esa edad es lo ideal, pues entre más temprano se trate mayores serán los avances que se logren.

¿Estás contenta con la elección que hiciste?

Por supuesto. Desde que entré me di cuenta que esto es lo mío. Siento que soy para este tipo de carrera. Tengo un ‘feeling’ muy grande con lo que hago.

¿Cuáles son los planes a futuro?

Pretendo seguir estudiando. Realizar un postítulo en trastorno de aprendizaje o en retos múltiples.

¿Cuál es el perfil de una persona que desee estudiar educación diferencial?

Primero que todo, tener vocación por la carrera. También es importante tener desarrollada la empatía y poseer una resistencia fuerte al fracaso. Pese a las caídas debes querer siempre salir adelante. Pensar de forma positiva.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.