text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Oficial (R) de la Armada de Chile

      

Manuel Vicuña

¿Qué tiene el mar que entusiasma a tantos?

Uno no puede explicar lo que tiene el mar en sí, pero es una cosa que te atrae, que llama la atención. Cuando empecé a formarme como oficial tenía un interés por lo que es la vida militar, pero cuando ya estás involucrado y vas teniendo experiencias, te empieza a gustar. No en vano somos un país marítimo, pese a que siempre miramos hacia el interior y no hacia la costa. Ese imán que tiene el mar algunos lo logramos realizar cuando seguimos la profesión.

¿Cuál es su recuerdo de su paso por la Armada?

La institución me enriqueció mucho como persona y me entregó muchas cosas buenas y que las estoy aplicando ahora. La formación, la disciplina, el orden, la preocupación por las personas. Uno ve las instituciones armadas como muy preocupadas de dar órdenes y obedecer pero eso es una formalidad de la vida militar, detrás de eso hay personas y eso es lo que importa. Los conflictos se ganan porque eres capaz de dirigir a un grupo humano y lograr un objetivo común.

¿Qué se debe tener claro de la vida naval?

La carrera en la Armada es corta por lo que hay que aprovechar que la institución fomenta el perfeccionamiento académico e incluso lo exige para ascender a ciertos grados. Es la mejor forma de  adquirir herramientas para poder continuar solo más adelante.

¿Cómo surge el interés por la vida académica?

Una vez me retiré de la Marina de Guerra me integré al mundo académico porque siempre mi interés fue la formación profesional. Antes de llegar aquí (Universidad Andrés Bello) hice clases en la Universidad del Desarrollo y en la Universidad del Bío Bío, experiencia que me ayudó a saber, además de enseñar, a administrar carreras universitarias. A pesar de ser marino, la carrera de marino mercante hay que ir conociéndola. Tenía muchos amigos y sabía de que se trataba pero no había trabajado en el mundo comercial naviero, así que de apoco me fui empapando de todo esto.

¿Nos podría explicar de qué se trata la carrera de Ingeniería en Marina Mercante?

La carrera prepara, en cuatro años, a los oficiales que van a puente y quienes tienen la misión de máquinas. Es una preparación teórico-práctica que incluye dos embarcos al año, uno en verano y otro en invierno. Ahí van viendo en terreno lo que es la vida en el mar. Es una carrera de mucha cercanía con el medio ambiente, con la naturaleza, también es una carrera muy normada por la Organización Marítima Internacional, órgano dependiente de la ONU, que dictamina los procedimientos para la enseñanza, el entrenamiento y las normas que deben cumplir los que enseñan y quienes operan los buques.

¿Cuál es la realidad del campo laboral en esta especialidad?

Hay seguridad del 100% de que encontrará trabajo. Los alumnos que egresan, rápidamente se incorporan a una empresa naviera con sueldos sobre el millón 200, el millón 300. Si uno ve, son pocas las carreras en que se ganan eso. A eso hay que agregar que en este momento, y no solo en Chile, existe la necesidad de incorporar profesionales. La demanda es muy alta pues las compañías tienen un déficit en capital humano.

Para integrarse al mercado laboral, ¿qué otra exigencia se le pide a los alumnos?

Antes de recibir su título los alumnos deben rendir una evaluación ante la Autoridad Marítima. Son ellos los que finalmente le entregan la tarjeta de embarque. Estos son exámenes teóricos y prácticos. Estos últimos se hacen con un simulador donde los evaluadores los enfrentan a situaciones de emergencia como incendios, falla de máquinas, hombre al agua, etc.

Las personas que quieran dedicar su vida al mar ¿deben alguna característica especial?

No, la característica más importante es que tengan ganas de hacer las cosas, querer desarrollarse como persona a través de la institución o de la carrera. Hay que tener un objetivo y no perderlo.

¿Existe alguna limitante?

Los errores propios son los que van limitando. Yo soy de los que creen que las personas no tienen techo y deben seguir luchando siempre por lograr sus objetivos, ser persistentes. Si nos proponemos algo y nos dedicamos a eso cualquier persona puede lograr su meta.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.