text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ciencia Política

      
Su interés por los procesos políticos del país y su búsqueda de mejores oportunidades de trabajo llevaron a este profesional a estudiar Ciencia Política como segunda carrera. Actualmente se desempeña como docente e investigador en una Universidad de Santiago.

¿Qué te motivó a estudiar esta carrera?
Yo de origen soy periodista y un poco antes de egresar de la carrera decidí estudiar Ciencia Política en la Universidad Católica, aprovechando un ciclo terminal que duraba tres años. El interés surgió porque me llamaba la atención el periodismo informativo y político, pero como las expectativas de empleo para ese campo eran bastante bajas y los sueldos no eran de los mejores, opté por seguir estudiando. Siempre pensando en mejores expectativas económicas.

Es decir que lo tuyo fue por un tema de perspectivas laborales

Sí. La razón principal para estudiar Ciencia Política fue que se me abrió un campo laboral absolutamente desconocido y que me dio la posibilidad de trabajar en la administración pública, en el mundo privado con consultaras, en empresas de estudios de opinión y en las universidades. Ahora, también hay un interés personal porque siempre he estado muy vinculado a la política. Viví, siendo pequeño, el plebiscito de 1988 y las elecciones de Aylwin y de Frei, por lo que me empape de todo el proceso de democratización en Chile.

En concreto, ¿cuál es el mercado al que puede enfocarse un cientista político?
Tenemos múltiples áreas de funcionamiento. Está la academia, las asesorías en consultoras de imagen, de encuestas de opinión, de medios de comunicación, de campaña y la administración pública donde tenemos una entrada más o menos natural. Ahora se está abriendo otro campo que es el análisis de riesgo para las empresas privadas, principalmente las mineras. Otra posibilidad es que en las universidades de regiones se están planteando la posibilidad de abrir la carrera de ciencia política, por lo que vamos a necesitar docentes de excelencia para que vayan a enseñar a esas instituciones.

En ese sentido, ¿cuál es tu proyección de la empleabilidad de la carrera?
De acuerdo a mi experiencia, la empleabilidad hoy es bastante alta. El grado de inserción laboral es muy significativo considerando la gente que egresa y el porcentaje de los que comienzan a trabajar al primer año. Mi proyección para los próximos años es bastante favorable, porque el campo se está abriendo.

Actualmente te desempeñas como docente en la Universidad Diego Portales. ¿Dónde surge ese interés?
Mi interés por el ámbito académico surgió en el transcurso de la carrera. Fue ahí que comencé a pensar en la posibilidad de realizar estudios de perfeccionamiento en el extranjero.

¿Qué fue lo más difícil durante tus años de estudio?
Me costaban un poco los ramos de filosofía política. Esa era mi mayor debilidad porque siempre estuve más interesado en la política comparada y en los métodos de investigación, entonces pensar en forma abstracta me complicaba bastante.

¿Qué cualidades debe tener alguien que se interese en estudiar la carrera?

Primero debe escribir bien, no tener miedo a las matemáticas, ser capaz de trabajar con distintos métodos de investigación y tener intereses multisectoriales, porque en la disciplina existen varias áreas de trabajo, como instituciones y procesos políticos, relaciones internacionales, políticas públicas y teoría política. También hay que tener cierto amor por la política. Eso no pasa porque la persona milite en algún partido, si no por el interés que tenga por mejorar las instituciones políticas del país.

¿Qué consejo le darías a ese joven para enfrentar mejor el tiempo de formación?
Que al principio uno se debe hacer fuerte en todas las áreas de la Ciencia Política para después poder tomar la decisión en cual especializarse. Si uno arranca, como fue mi caso, con el sesgo por alguna de las sub-áreas me parece que es un error, porque uno empieza a mirar con un poco de miedo al resto de las materias.   

¿Cómo definirías a un cientista político?

Somos como los médicos del sistema político, porque nuestro trabajo es entregar las suficientes alternativas y herramientas para corregir y solucionar algunos problemas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.