text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Irene Mayer-Beckh

      
Irene Mayer-Beckh
Irene Mayer-Beckh
-¿Por qué decidiste estudiar publicidad?
-Eso está muy relacionado con las distintas facetas en las que uno puede desempeñarse. No solamente puedes trabajar en una agencia, sino también tienes la opción de trabajar en departamentos comerciales, de marketing, de comunicación, de empresas y de ONGs. Yo trabajé muchos años en ONGs en todo lo que era marketing y área de recaudación de fondos, entonces la mentalidad de un publicista es mucho más cercana que la de un ingeniero comercial para ciertas actividades más comunicacionales.

-¿Cuántos años de experiencia tienes en tu profesión?
-Egresé el año ‘95, por lo que hablamos de 15 a 16 años de experiencia, tanto en emprendimientos propios, como en ONGs, donde por mucho tiempo trabajé en las áreas de marketing y recaudación. Ahora en el Duoc UC llevo más de 3 años.
 
-¿Cómo llegaste al mundo académico?
-Llegué por un aviso en el diario, pero principalmente porque tuve un cambio de residencia desde Santiago a Concepción. Esto de tener una carrera que te permite reinventarte y entrar al mundo académico ha sido maravilloso. El poder traspasar la experiencia, (…) no solamente desde la academia y la teoría, sino también condimentarlo con el día a día, con la experiencia que uno tiene de clientes reales.

-¿Qué le dirías a un joven que está pensando estudiar publicidad?
-Que es una carrera entretenida desde el momento que uno la estudia, porque no es algo que sea externo. Por ejemplo, si uno entra a alguna carrera relacionada con la salud todo es nuevo, todo hay que aprenderlo, pero en el caso de la publicidad te vas a dar cuenta que estamos involucrados en un mundo publicitario, somos parte de experiencias de marketing. Te empiezas a dar cuenta que uno vive en un mundo estratégicamente planificado, entonces esa parte es como entretenida de conocer y de empezar uno a proponer estrategias, porque la población cambia, así que obviamente las estrategias tienen que cambiar.

-¿Qué características debe tener una persona que desee seguir esta carrera?
-Siempre se dice que son súper creativos y se quedan como en eso, pero para ser publicista también hay que ser bastante ordenado, proactivo y se debe tener mucho interés por la observación, el estudio del consumidor. Muchas veces a un chico le va a tocar hacer  una campaña sobre un tema que no maneja, pero tiene que haber una investigación de cómo es el público objetivo y eso traerlo a la experiencia de hacer una campaña que genere empatía.

-Es sabido que la mayoría de las escuelas de publicidad se concentran en Santiago, ¿hay espacio de desarrollo para alguien que estudia la carrera en otras ciudades del país?
-Sí. Acá en Concepción hay más o menos 15 agencias de distinto tamaño funcionando. (…) Por otro lado, y gracias a que estamos en un mundo global, tenemos docentes que hacen campañas para Noruega o que trabajan para clientes en Santiago. Hoy, la tecnología, el ciberespacio, las famosas redes sociales, te permiten no tener que estar en la casa de al lado de tu cliente.

-¿Qué diferencias hay entre quienes estudian la carrera en un Instituto y los que lo hacen en una Universidad?
-Honestamente, yo creo que ninguno. Principalmente porque la materia a aprender es la misma. El publicista, en su campo laboral, es un publicista de hacer cosas, más que de investigar. Incluso si uno compara las mallas curriculares no hay ninguna diferencia.

-¿Qué pasa con los niveles de sueldo?

-Ahí sí puede haber una diferencia entre las remuneraciones de regiones y las de Santiago, pero esas remuneraciones millonarias de los años ‘80 ya no existen para nadie, excepto que seas el director de la agencia.          


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.