text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Brechas de Igualdad: Difícil emergencia de científicas líderes en nuestra región

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>¿Quieres saber qué eventos realizan las universidades hoy?</a><br/></strong><br/>Las inequidades de género son transversales y afectan todos los espacios de nuestra sociedad. La academia no es la excepción. Por ello, analizar y comprender cómo se expresan estas desigualdades es el primer paso para formular políticas y acciones que permitan avanzar en materia de equidad de oportunidades. <br/><br/>"Estamos en un espacio crucial, nosotros producimos ciencia, producimos mirada crítica sobre la sociedad y estamos avanzando en eso, pero dentro de nuestro propio quehacer, esa desigualdad de género también existe", dijo Sonia Montecino, directora del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género de la Facultad de Cs. Sociales y del Archivo Central Andrés Bello de la <a target=_blank href=https://www.uchile.cl>Universidad de Chile</a>, en el marco de la inauguración de este seminario, el pasado 24 de junio. <br/><br/>El Dr. Juan Asenjo, presidente de la Academia Chilena de Ciencias, expresó: "Si uno va a las cifras, hoy en día hay una academia muy machista y con lineamientos machistas. Por ello, junto con darle igualdad de oportunidades a las mujeres, otro aspecto importante de rescatar es el elemento extra que ellas aportan a la academia, que es una visión mucho más global". <br/><br/><strong>El desafío de la igualdad <br/></strong><br/>En la ocasión, Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias Naturales, precisó que si bien no existe en el mundo ningún país en el cual las mujeres tengan las mismas facilidades que los hombres para hacer ciencia, "vemos que es aún más difícil la emergencia de científicas líderes en nuestra región. Si bien estoy conciente de que la maternidad y el tiempo que requiere la posterior crianza de los hijos son factores muy importantes a considerar como posibles limitantes del avance de las mujeres a posiciones de liderazgo, creo que no es el único factor, sino que existen otras corrientes subterráneas muy profundas que probablemente se relacionan con tener poco poder, poca libertad para crear y falta de reconocimiento al talento de las mujeres". <br/><br/>Asimismo, la académica de la U. de Chile y Dra. en Filosofía de la Universidad de California, Kemy Oyarzún, expresó que en la sociedad hay tres factores en los que se expresan las desigualdades de género: "Uno es la discriminación, que es cultural y de larga data, que afecta la valoración de las mujeres, el autoestima, todo lo que es el aspecto simbólico de nuestra subjetividad. Luego está la segregación, que es vertical y horizontal. Mientras que la horizontal tiene que ver con que hay espacios cerrados para mujeres y en los que automáticamente se las ubica; la segregación vertical es más perversa y difícil de detectar. En un estudio de ocho años que hicimos en el sector público, pudimos corroborar, con análisis cuantitativo y cualitativo, que las mujeres tienen un "techo de vidrio" para el acceso a puestos donde se toman las decisiones importantes. Las mujeres no llegan a ese piso. No hay sólo un problema de desigualdad de salario y de oportunidades -que las hay- sino que además hay una desnivelación en aquellas decisiones que afectan a las comunidades, a las instituciones y a la sociedad, y eso es algo muy difícil de romper". <br/><br/><strong>El impacto en la academia y en las ciencias <br/></strong><br/>Según la profesora Oyarzún, "en la academia -sobre todo en las condiciones de privatización de las universidades públicas, en donde las carreras se estancan o no hay una fluida dotación de personal nuevo y con condiciones de contrato óptimas- estas desigualdades se ven reflejadas en que tanto las mujeres como los jóvenes se ven empujados a posiciones muy vulneradas de trabajo. La desigualdad se expresa en la precariedad laboral, la consiguiente precariedad de la carrera académica y luego, evidentemente, hay también un techo de vidrio". <br/><br/>Dora Barrancos, directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina, en su exposición "Mujeres y sistemas científicos: desafíos para la equidad", expuso las desigualdades que se viven en su institución. Ella expresó que si bien el acceso está democratizado, "el problema se presenta en los asensos, sobre todo del nivel de independiente al nivel de principal". Ella utilizó datos específicos de siete ciencias para detallar "la rudeza de algunas cifras" respecto a las formas de producción y los sistemas de relación dominantes en los laboratorios, como espacios donde suele haber un "severo orden piramidal". <br/><br/>"Las jefaturas masculinas se imponen y este modelo es absorbido por las mujeres que llegan a los puestos decisorios en estructura de laboratorio. Las autorías meritocráticas, el orden de prelación en las firmas que llevan los papers, reposan generalmente en los varones que obtienen mayor legitimidad, porque entre otras cosas, disponen de mayor tiempo para el proceso de testeo y de prueba experimental" dijo Barrancos. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Chile</em>
¿Quieres saber qué eventos realizan las universidades hoy?

Las inequidades de género son transversales y afectan todos los espacios de nuestra sociedad. La academia no es la excepción. Por ello, analizar y comprender cómo se expresan estas desigualdades es el primer paso para formular políticas y acciones que permitan avanzar en materia de equidad de oportunidades.

"Estamos en un espacio crucial, nosotros producimos ciencia, producimos mirada crítica sobre la sociedad y estamos avanzando en eso, pero dentro de nuestro propio quehacer, esa desigualdad de género también existe", dijo Sonia Montecino, directora del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género de la Facultad de Cs. Sociales y del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, en el marco de la inauguración de este seminario, el pasado 24 de junio.

El Dr. Juan Asenjo, presidente de la Academia Chilena de Ciencias, expresó: "Si uno va a las cifras, hoy en día hay una academia muy machista y con lineamientos machistas. Por ello, junto con darle igualdad de oportunidades a las mujeres, otro aspecto importante de rescatar es el elemento extra que ellas aportan a la academia, que es una visión mucho más global".

El desafío de la igualdad

En la ocasión, Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias Naturales, precisó que si bien no existe en el mundo ningún país en el cual las mujeres tengan las mismas facilidades que los hombres para hacer ciencia, "vemos que es aún más difícil la emergencia de científicas líderes en nuestra región. Si bien estoy conciente de que la maternidad y el tiempo que requiere la posterior crianza de los hijos son factores muy importantes a considerar como posibles limitantes del avance de las mujeres a posiciones de liderazgo, creo que no es el único factor, sino que existen otras corrientes subterráneas muy profundas que probablemente se relacionan con tener poco poder, poca libertad para crear y falta de reconocimiento al talento de las mujeres".

Asimismo, la académica de la U. de Chile y Dra. en Filosofía de la Universidad de California, Kemy Oyarzún, expresó que en la sociedad hay tres factores en los que se expresan las desigualdades de género: "Uno es la discriminación, que es cultural y de larga data, que afecta la valoración de las mujeres, el autoestima, todo lo que es el aspecto simbólico de nuestra subjetividad. Luego está la segregación, que es vertical y horizontal. Mientras que la horizontal tiene que ver con que hay espacios cerrados para mujeres y en los que automáticamente se las ubica; la segregación vertical es más perversa y difícil de detectar. En un estudio de ocho años que hicimos en el sector público, pudimos corroborar, con análisis cuantitativo y cualitativo, que las mujeres tienen un "techo de vidrio" para el acceso a puestos donde se toman las decisiones importantes. Las mujeres no llegan a ese piso. No hay sólo un problema de desigualdad de salario y de oportunidades -que las hay- sino que además hay una desnivelación en aquellas decisiones que afectan a las comunidades, a las instituciones y a la sociedad, y eso es algo muy difícil de romper".

El impacto en la academia y en las ciencias

Según la profesora Oyarzún, "en la academia -sobre todo en las condiciones de privatización de las universidades públicas, en donde las carreras se estancan o no hay una fluida dotación de personal nuevo y con condiciones de contrato óptimas- estas desigualdades se ven reflejadas en que tanto las mujeres como los jóvenes se ven empujados a posiciones muy vulneradas de trabajo. La desigualdad se expresa en la precariedad laboral, la consiguiente precariedad de la carrera académica y luego, evidentemente, hay también un techo de vidrio".

Dora Barrancos, directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina, en su exposición "Mujeres y sistemas científicos: desafíos para la equidad", expuso las desigualdades que se viven en su institución. Ella expresó que si bien el acceso está democratizado, "el problema se presenta en los asensos, sobre todo del nivel de independiente al nivel de principal". Ella utilizó datos específicos de siete ciencias para detallar "la rudeza de algunas cifras" respecto a las formas de producción y los sistemas de relación dominantes en los laboratorios, como espacios donde suele haber un "severo orden piramidal".

"Las jefaturas masculinas se imponen y este modelo es absorbido por las mujeres que llegan a los puestos decisorios en estructura de laboratorio. Las autorías meritocráticas, el orden de prelación en las firmas que llevan los papers, reposan generalmente en los varones que obtienen mayor legitimidad, porque entre otras cosas, disponen de mayor tiempo para el proceso de testeo y de prueba experimental" dijo Barrancos.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Chile
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.