text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"Cambios culturales en el país han influido en desempeño de la selección"

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Conoce la más completa guía de actividades universitarias del país</a><br/></strong><br/>Todos frente a un televisor o atentos a la radio. Así estará Chile hoy viernes 25 de junio, cuando los dirigidos de Marcelo Bielsa salgan a la cancha para enfrentar a la selección campeona de Europa: España. Más allá de la expectación que crea este encuentro y las posibilidades de quedar fuera, a pesar de tener un alto puntaje, surge la pregunta sobre cómo ha afectado emocionalmente a los chilenos el fenómeno del mundial. <br/><br/>Para el investigador y académico de la Escuela de Psicología de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Sergio González, las reacciones que han manifestado los chilenos tienen que ver con la historia de un país que exhibe pocos éxitos deportivos, aún cuando gran parte de sus alegrías las centra en esta área. El especialista sostuvo que hay dos puntos importantes derivados de la participación de Chile en el mundial. El primero, está relacionado con la expresión de una nueva generación a través de esta selección, y el segundo, con la característica “bipolaridad emocional” de la idiosincrasia nacional. <br/><br/>En el primer punto, el académico de la Facultad de Humanidades de la Usach, cree que “la forma de enfrentar los partidos, de instalarse en el espacio internacional (de este equipo) implica un quiebre muy importante. Es una nueva generación que se presenta de otra manera. Esto tiene que ver con el cambio social y cultural que se ha producido en los jóvenes”. <br/><br/>Así, las nuevas generaciones se caracterizan por ser más autónomas, más empoderadas e independientes de circunstancias externas. “Esta generación implica un cambio cultural, en relación a las otras, en donde la esperanza y el triunfo pueden ser vividos como algo cercano y cotidiano. Es decir, el actual equipo juega como hoy en día son los jóvenes chilenos”, destacó el profesor González. <br/><br/>El segundo punto está asociado a una característica de la idiosincrasia nacional: avanzar del polo del éxito y la exaltación del triunfo al pesimismo aprendido, que ha acompañado siempre la historia deportiva del país. Sergio González aseveró que Chile es un país que tiene sequía de referentes y triunfos, por lo que el exitismo es uno de los polos en los que se cae ante buenos resultados. <br/><br/>Aún así, sigue presente en los chilenos la carga del pesimismo, “ya que jugando bien y con un buen puntaje, se pueda quedar fuera. Y eso tiene una lógica de fatalismo que está inscrita en nuestras coordenadas de polos de bipolaridad cultural y emocional, o sea, de pasar del triunfo al fracaso”. <br/><br/><strong>¿Estamos preparados para una derrota?</strong><br/><br/>Ante un eventual fracaso, el académico advirtió que la reacción podría ser ambivalente. En caso de un mal resultado, es probable que la sociedad no esté apta para aceptar la derrota, “porque la escalada de existismo es muy grande. En ese sentido, la sensación de fracaso, de que una vez más estuvimos a punto de tocar la gloria y se viene abajo, concretiza este hecho de que el fatalismo es algo que nos acompaña, que nos es inherente”. Sin embargo, el especialista agregó, que de todas formas tenemos resistencia al fracaso, porque es parte de nuestra historia deportiva. <br/><br/>En la misma línea, Sergio González precisó que nuestros contenidos identitarios son precarios, por lo que generamos vínculos a través de estos eventos deportivos y la autoestima nacional. “Y eso, evidentemente, ayuda y sirve como bálsamo para todo el sufrimiento, todo el dolor acumulado en la época del desastre natural que nos tocó vivir a principio de año”, aclaró. <br/><br/>Finalmente, el psicólogo concluyó con un pronóstico alentador: “Creo que las alegrías vividas, independientemente del resultado de este viernes, han sido un punto de resiliencia, de que se puede, de que cuando hay una orientación diferente es posible alcanzar el éxito. Y vuelvo al principio, tal como estos jóvenes juegan, es la sociedad chilena actual y sobre todo, cómo los jóvenes chilenos se enfrentan en su propio devenir”. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Conoce la más completa guía de actividades universitarias del país

Todos frente a un televisor o atentos a la radio. Así estará Chile hoy viernes 25 de junio, cuando los dirigidos de Marcelo Bielsa salgan a la cancha para enfrentar a la selección campeona de Europa: España. Más allá de la expectación que crea este encuentro y las posibilidades de quedar fuera, a pesar de tener un alto puntaje, surge la pregunta sobre cómo ha afectado emocionalmente a los chilenos el fenómeno del mundial.

Para el investigador y académico de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago de Chile, Sergio González, las reacciones que han manifestado los chilenos tienen que ver con la historia de un país que exhibe pocos éxitos deportivos, aún cuando gran parte de sus alegrías las centra en esta área. El especialista sostuvo que hay dos puntos importantes derivados de la participación de Chile en el mundial. El primero, está relacionado con la expresión de una nueva generación a través de esta selección, y el segundo, con la característica “bipolaridad emocional” de la idiosincrasia nacional.

En el primer punto, el académico de la Facultad de Humanidades de la Usach, cree que “la forma de enfrentar los partidos, de instalarse en el espacio internacional (de este equipo) implica un quiebre muy importante. Es una nueva generación que se presenta de otra manera. Esto tiene que ver con el cambio social y cultural que se ha producido en los jóvenes”.

Así, las nuevas generaciones se caracterizan por ser más autónomas, más empoderadas e independientes de circunstancias externas. “Esta generación implica un cambio cultural, en relación a las otras, en donde la esperanza y el triunfo pueden ser vividos como algo cercano y cotidiano. Es decir, el actual equipo juega como hoy en día son los jóvenes chilenos”, destacó el profesor González.

El segundo punto está asociado a una característica de la idiosincrasia nacional: avanzar del polo del éxito y la exaltación del triunfo al pesimismo aprendido, que ha acompañado siempre la historia deportiva del país. Sergio González aseveró que Chile es un país que tiene sequía de referentes y triunfos, por lo que el exitismo es uno de los polos en los que se cae ante buenos resultados.

Aún así, sigue presente en los chilenos la carga del pesimismo, “ya que jugando bien y con un buen puntaje, se pueda quedar fuera. Y eso tiene una lógica de fatalismo que está inscrita en nuestras coordenadas de polos de bipolaridad cultural y emocional, o sea, de pasar del triunfo al fracaso”.

¿Estamos preparados para una derrota?

Ante un eventual fracaso, el académico advirtió que la reacción podría ser ambivalente. En caso de un mal resultado, es probable que la sociedad no esté apta para aceptar la derrota, “porque la escalada de existismo es muy grande. En ese sentido, la sensación de fracaso, de que una vez más estuvimos a punto de tocar la gloria y se viene abajo, concretiza este hecho de que el fatalismo es algo que nos acompaña, que nos es inherente”. Sin embargo, el especialista agregó, que de todas formas tenemos resistencia al fracaso, porque es parte de nuestra historia deportiva.

En la misma línea, Sergio González precisó que nuestros contenidos identitarios son precarios, por lo que generamos vínculos a través de estos eventos deportivos y la autoestima nacional. “Y eso, evidentemente, ayuda y sirve como bálsamo para todo el sufrimiento, todo el dolor acumulado en la época del desastre natural que nos tocó vivir a principio de año”, aclaró.

Finalmente, el psicólogo concluyó con un pronóstico alentador: “Creo que las alegrías vividas, independientemente del resultado de este viernes, han sido un punto de resiliencia, de que se puede, de que cuando hay una orientación diferente es posible alcanzar el éxito. Y vuelvo al principio, tal como estos jóvenes juegan, es la sociedad chilena actual y sobre todo, cómo los jóvenes chilenos se enfrentan en su propio devenir”.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.