text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Caso Omeprazol y derivados: Especialista de la Usach formula llamado a no entrar en "pánico"

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Conoce la más completa guía de actividades universitarias del país</a><br/></strong><br/>Continúa la preocupación generada por la alerta sanitaria emitida por la Agencia de Medicamentos de los Estados Unidos, FDA, sobre la revisión de los folletos que acompañan a los fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP), es decir, aquellos que actúan disminuyendo la cantidad de ácido en el estómago, como: Esomeprazol, Lanzoprasol, Pantoprazol, Rabeprazol y el conocido Omeprazol. <br/><br/>Para el químico farmacéutico y académico de la Escuela de Medicina de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Dr. Miguel Reyes, se trata de una alerta que se debe tener en cuenta, pero sin entrar en pánico. “No es un llamado a suspender el tratamiento, sino que es una advertencia a estar atentos a la posible presencia de mayor riesgo de efectos secundarios, que en este caso, se manifestó en pacientes que consumen omeprazol en altas dosis y en periodos prolongados, a través de fracturas de distinta índole como en cadera, columna o muñecas”, dijo Reyes. <br/><br/>A juicio del experto en farmacología, las personas mayores de 50 años, en particular las mujeres, requieren adoptar mayores precauciones al momento de ingerir este fármaco, pues la hipótesis que se maneja es que “el cambio en la acidez del estómago y del intestino producida por el omeprazol podría disminuir la absorción de calcio en el organismo y como consecuencia el tejido óseo no recibiría el aporte fundamental que requiere para su constitución, lo que provocaría el debilitamiento de los huesos y, eventualmente, fracturas”. <br/><br/><strong>Recomendaciones</strong><br/><br/>Con respecto a consejos más específicos asociados a la ingesta de fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP), Reyes aseveró que lo ideal es administrarlo entre comidas y bajo supervisión médica. Es por eso que enfatizó en la necesidad de que la población tome conciencia respecto del uso indiscriminado de medicamentos. <br/><br/>“Siempre se debe considerar las condiciones de cada paciente y en esto, no hay nadie que lo haga mejor que el médico tratante”, afirmó. En la misma línea, explicó que todos los fármacos contienen drogas o principios activos que siempre provocarán efectos secundarios, por lo cual se deben consumir con precaución y en los momentos adecuados. <br/><br/>“Los efectos secundarios dependerán de la dosis y la frecuencia del consumo y en esto, todos los llamados que se realicen pueden resultar pocos. Es necesario que las personas sean responsables y soliciten supervisión médica antes de ingerir cualquier fármaco. Además, antes de consumir un medicamento, deben leer las instrucciones para informarse sobre todas las propiedades del producto y sus contraindicaciones”, concluyó. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Conoce la más completa guía de actividades universitarias del país

Continúa la preocupación generada por la alerta sanitaria emitida por la Agencia de Medicamentos de los Estados Unidos, FDA, sobre la revisión de los folletos que acompañan a los fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP), es decir, aquellos que actúan disminuyendo la cantidad de ácido en el estómago, como: Esomeprazol, Lanzoprasol, Pantoprazol, Rabeprazol y el conocido Omeprazol.

Para el químico farmacéutico y académico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Miguel Reyes, se trata de una alerta que se debe tener en cuenta, pero sin entrar en pánico. “No es un llamado a suspender el tratamiento, sino que es una advertencia a estar atentos a la posible presencia de mayor riesgo de efectos secundarios, que en este caso, se manifestó en pacientes que consumen omeprazol en altas dosis y en periodos prolongados, a través de fracturas de distinta índole como en cadera, columna o muñecas”, dijo Reyes.

A juicio del experto en farmacología, las personas mayores de 50 años, en particular las mujeres, requieren adoptar mayores precauciones al momento de ingerir este fármaco, pues la hipótesis que se maneja es que “el cambio en la acidez del estómago y del intestino producida por el omeprazol podría disminuir la absorción de calcio en el organismo y como consecuencia el tejido óseo no recibiría el aporte fundamental que requiere para su constitución, lo que provocaría el debilitamiento de los huesos y, eventualmente, fracturas”.

Recomendaciones

Con respecto a consejos más específicos asociados a la ingesta de fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBP), Reyes aseveró que lo ideal es administrarlo entre comidas y bajo supervisión médica. Es por eso que enfatizó en la necesidad de que la población tome conciencia respecto del uso indiscriminado de medicamentos.

“Siempre se debe considerar las condiciones de cada paciente y en esto, no hay nadie que lo haga mejor que el médico tratante”, afirmó. En la misma línea, explicó que todos los fármacos contienen drogas o principios activos que siempre provocarán efectos secundarios, por lo cual se deben consumir con precaución y en los momentos adecuados.

“Los efectos secundarios dependerán de la dosis y la frecuencia del consumo y en esto, todos los llamados que se realicen pueden resultar pocos. Es necesario que las personas sean responsables y soliciten supervisión médica antes de ingerir cualquier fármaco. Además, antes de consumir un medicamento, deben leer las instrucciones para informarse sobre todas las propiedades del producto y sus contraindicaciones”, concluyó.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.