text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Efecto post terremoto: Oceanografía y Geología van al alza

      
El último terremoto y maremoto que asoló gran parte del centro-sur del país, sirvió para que muchos escucháramos de dos profesiones que hasta ese momento no muchos entendían muy bien a qué se dedicaban. <br/><br/>Los medios de comunicación se cansaron de repetir que geólogos y oceanógrafos eran los encargados de estudiar las razones del sismo y sus consecuencias, lo cual ha servido de publicidad y difusión según el director del Departamento de Ciencias de la Tierra de la <a href=https://www.udec.cl>Universidad de Concepción</a>, Abraham González.<br/><br/>El docente señala que la catástrofe del 27 de febrero será un aliciente para que algunos jóvenes se interesen por estas profesiones, sin embargo hace años que el número de matriculados y el conocimiento de esta área han crecido de forma importante.<br/><br/>“Hace 5 años los jóvenes entraban sin saber de qué se trataba la carrera. Ahora gracias al trabajo de difusión que se ha hecho, principalmente en colegios, esa situación ha cambiado. Actualmente <b>hay un interés muy grande por estudiar esta profesión</b>”, señala González.<br/><b><br/>Un fuerte perfil minero</b><br/><br/>Consultado por Universia sobre el campo laboral en que se pueden desarrollar los jóvenes geólogos, el director de la universidad penquista indicó que e<b>ntre el 70% u 80% de los egresados entra a trabajar en la empresa minera</b>, especialmente en lo que es la prospección de minerales útiles. Aunque también existe todo un campo como consultor de empresas constructoras, en el monitoreo de volcanes o en una entidad como el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).<br/><br/>“Esta es una carrera que llama la atención por las buenas remuneraciones que recibe una persona que recién entra a trabajar”, comenta González. De hecho, según el propio académico <b>un egresado de geología puede percibir los primeros años un sueldo de un millón a un millón 500 mil pesos</b>.<br/><br/>Esta realidad atenta para el desarrollo del trabajo académico y de la investigación. “Con los niveles de sueldo que hay en la empresa privada, es muy difícil incentivar a los jóvenes para que realicen trabajo en la academia”, confiesa el director de la UdeC.<br/><br/>Geología es una carrera joven, que implica estudiar 12 semestres y tener un puntaje PSU superior a los 650 puntos para poder postular a una de las cuatro universidades que la imparten, y cuyo promedio de egresados no alcanzan los 100 alumnos por año.<br/><br/><b>Orientado a la acuicultura</b><br/><br/><b>Oceanografía es otra de las carreras que parece haber recibido una mano con la cobertura entregada por los medios</b>. De hecho su campo de acción ha sido el que más atención ha despertado por el nivel de destrozos que provocó el tsunami. Sin embargo, esta disciplina no sólo tiene trabajo en el estudio del fondo submarino, sino que incluye también el comportamiento de todo el cuerpo acuoso e incluso de las especies que viven en él.<br/><br/>Según Eduardo Quiroga, profesor asociado de la Escuela de Ciencias del Mar de la <a href=https://www.pucv.cl target=_blank>Pontificia Universidad Católica de Valparaíso</a>, <b>el área de que mejores perspectivas entrega a los recién egresados de esta carrera es la acuicultura</b>. “La industria salmonera en el sur solucionará los problemas que ha tenido en el corto plazo por lo que necesitará profesionales que le puedan brindar una visión más completa del entorno en que se desempeñan”, señaló el académico a Universia.<br/><br/>Quiroga también piensa que <b>a los oceanógrafos se les puede abrir un espacio importante en todo lo que es la reconstrucción del país</b>, en especial del borde costero, aunque crítico la falta de voluntad de las autoridades en incluir estudios en esta materia en la planificación urbanística.<br/><br/>“Creo que tienen mucho que decir en lo que es la reconstrucción de puertos, muelles y otras instalaciones costeras. Asimismo, los oceanógrafos de línea debieran estar muy asociados a lo que será el desarrollo productivo, a través del monitoreo del medio ambiente”, explica el profesor. <br/><br/>En definitiva se trata de dos profesiones muy ligadas a lo que son nuestras principales riquezas como país, la minería y la pesca. Razón más que suficiente para ser un opción de estudio destacada entre los jóvenes
El último terremoto y maremoto que asoló gran parte del centro-sur del país, sirvió para que muchos escucháramos de dos profesiones que hasta ese momento no muchos entendían muy bien a qué se dedicaban.

Los medios de comunicación se cansaron de repetir que geólogos y oceanógrafos eran los encargados de estudiar las razones del sismo y sus consecuencias, lo cual ha servido de publicidad y difusión según el director del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Concepción, Abraham González.

El docente señala que la catástrofe del 27 de febrero será un aliciente para que algunos jóvenes se interesen por estas profesiones, sin embargo hace años que el número de matriculados y el conocimiento de esta área han crecido de forma importante.

“Hace 5 años los jóvenes entraban sin saber de qué se trataba la carrera. Ahora gracias al trabajo de difusión que se ha hecho, principalmente en colegios, esa situación ha cambiado. Actualmente hay un interés muy grande por estudiar esta profesión”, señala González.

Un fuerte perfil minero


Consultado por Universia sobre el campo laboral en que se pueden desarrollar los jóvenes geólogos, el director de la universidad penquista indicó que entre el 70% u 80% de los egresados entra a trabajar en la empresa minera, especialmente en lo que es la prospección de minerales útiles. Aunque también existe todo un campo como consultor de empresas constructoras, en el monitoreo de volcanes o en una entidad como el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

“Esta es una carrera que llama la atención por las buenas remuneraciones que recibe una persona que recién entra a trabajar”, comenta González. De hecho, según el propio académico un egresado de geología puede percibir los primeros años un sueldo de un millón a un millón 500 mil pesos.

Esta realidad atenta para el desarrollo del trabajo académico y de la investigación. “Con los niveles de sueldo que hay en la empresa privada, es muy difícil incentivar a los jóvenes para que realicen trabajo en la academia”, confiesa el director de la UdeC.

Geología es una carrera joven, que implica estudiar 12 semestres y tener un puntaje PSU superior a los 650 puntos para poder postular a una de las cuatro universidades que la imparten, y cuyo promedio de egresados no alcanzan los 100 alumnos por año.

Orientado a la acuicultura

Oceanografía es otra de las carreras que parece haber recibido una mano con la cobertura entregada por los medios. De hecho su campo de acción ha sido el que más atención ha despertado por el nivel de destrozos que provocó el tsunami. Sin embargo, esta disciplina no sólo tiene trabajo en el estudio del fondo submarino, sino que incluye también el comportamiento de todo el cuerpo acuoso e incluso de las especies que viven en él.

Según Eduardo Quiroga, profesor asociado de la Escuela de Ciencias del Mar de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el área de que mejores perspectivas entrega a los recién egresados de esta carrera es la acuicultura. “La industria salmonera en el sur solucionará los problemas que ha tenido en el corto plazo por lo que necesitará profesionales que le puedan brindar una visión más completa del entorno en que se desempeñan”, señaló el académico a Universia.

Quiroga también piensa que a los oceanógrafos se les puede abrir un espacio importante en todo lo que es la reconstrucción del país, en especial del borde costero, aunque crítico la falta de voluntad de las autoridades en incluir estudios en esta materia en la planificación urbanística.

“Creo que tienen mucho que decir en lo que es la reconstrucción de puertos, muelles y otras instalaciones costeras. Asimismo, los oceanógrafos de línea debieran estar muy asociados a lo que será el desarrollo productivo, a través del monitoreo del medio ambiente”, explica el profesor.

En definitiva se trata de dos profesiones muy ligadas a lo que son nuestras principales riquezas como país, la minería y la pesca. Razón más que suficiente para ser un opción de estudio destacada entre los jóvenes
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.