text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En Peñalolén: Futuros médicos de la Universidad Diego Portales más cerca de la comunidad

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Arriba de una camioneta blanca, la tarea comienza ubicando las calles y las direcciones de las poblaciones que rodean el consultorio Lo Hermida de Peñalolén. Los cuatro alumnos de la <a target=_blank href=https://www.udp.cl>Universidad Diego Portales</a> que rotan por las visitas domiciliarias en el marco del ramo de Ginecoobstetricia, acompañados por la matrona y docente Paola Portilla, saben que no siempre serán bienvenidos. Temas como la droga, abusos y violencia intrafamiliar que se viven al interior de algunas de estos hogares los catalogan, en ocasiones, como visita non grata. Algunas rejas se abren y otras definitivamente no. <br/><br/>Ya son cinco años en los que se han llevado a cabo estas visitas a la comunidad con el fin de evaluar y apoyar psicosocialmente a aquellas mujeres que se encuentran embarazadas y con posterioridad, acompañarlas durante los primeros meses del hijo. Estas visitas se realizan en coordinación con los datos otorgados por el consultorio Lo Hermida, de manera de hacer un seguimiento continuo de las madres o las próximas a serlo. <br/><br/>En esta ocasión, fue el turno de los alumnos de 5° año Daniela Martínez, Vicente Merino, Carlos Muñoz y Rodrigo Palma. A pesar de que el tiempo no los acompaña esta vez y el pronóstico prevé precipitaciones, parten con el entusiasmo de una nueva experiencia, de una gran oportunidad de aprendizaje y al mismo tiempo, de ser protagonistas de los cuidados maternos. <br/><br/>"Es un rica experiencia, porque uno se da cuenta de las distintas realidades que existen en la comuna y uno tiene que aprender a adaptarse", comparte Daniela. Por su parte, Rodrigo dice que esta actividad "genera mucha expectación, porque nunca sabemos con qué nos vamos a encontrar. Por ejemplo, en nuestra última visita la señora creía que le íbamos a quitar a su guagüita, pero después se tranquilizó". <br/><br/>A todo lo anterior, Vicente agrega que "de todas maneras es una experiencia gratificante, porque es una experiencia humana y social. Aquí hay mucha gente con depresión, condiciones psicosociales precarias y que necesitan de mucha ayuda", reflexiona. <br/><br/>En términos académicos, la docente Paola Portilla especifica que estas visitas se realizan como parte del estudio del Ser Humano Normal, en el que se aplica, por un lado, el programa mujer y control de embarazo y por otro, educación en colegios, sobre vida saludable y salud sexual. "En estas visitas domiciliarias lo que más se trabaja es el refuerzo y fomento del vínculo materno y la educación, dos elementos que aseguran un mejor desarrollo de los niños y sus familias”, explica. <br/><br/>Las charlas educativas en colegios de la comuna también tienen una historia de cinco años. Los primeros dos asistieron periódicamente al complejo educacional Mariano Egaña, los dos posteriores al colegio para niños con déficit intelectual Juan Pablo II y este quinto año regresaron al Mariano Egaña. <br/><br/>"La prevención en salud en jóvenes es esencial, tanto a nivel general como en lo sexual y reproductivo. De hecho hay estudios que demuestran que un alto porcentaje de suicidios en jóvenes se relacionan directamente con problemas emocionales o sociales derivados de la sexualidad", expone Carlos Muñoz, ante la mirada preocupada de su audiencia colegial. <br/><br/>Mitos sobre el embarazo, dudas sobre el sida, los riesgos de enfermedades de transmisión sexual, métodos anticonceptivos y una mirada integral a la sexualidad adolescente son las temáticas que son expuestas por los futuros médicos, quienes además los invitan a acercarse a sus respectivos consultorios, a cuidarse y a prevenir. <br/><br/>"Para nosotros es vital tener la oportunidad de que nuestros alumnos puedan informarse sobre temas de sexualidad, sobre todo prevención de embarazo no deseado y de enfermedades de transmisión sexual. En este momento en el colegio tenemos 10 alumnas embarazadas y hemos detectados hartos papás también entre los alumnos", explica Jocelyn Sepúlveda, orientadora del Complejo Educacional Mariano Egaña. <br/><br/>La orientadora además valora la generación de redes, que "sientan que los profesionales del consultorio Lo Hermida se acercan a ellos y que es un espacio accesible para responder a sus necesidades". <br/><br/>Los escolares que visitan muchas veces tienen problemas de concentración o conductuales, pero a pesar de las risas que siempre aparecen en estas charlas, prevalece el respecto y el interés. "Es fundamental que los jóvenes reciban estos conocimientos para el desarrollo de una sexualidad saludable, los cuales, de tanto repetírselos, los terminan incorporando", asegura la académica guía. <br/><br/>Para la escuela de Medicina, así como para el resto de las carreras de la Facultad, es fundamental responder a las necesidades que el país y su gente necesitan. Es por esto que el trabajo en terreno, el ir hasta las casas de los pacientes, acudir a los colegios de los niños y adolescentes, visitar las juntas de vecinos, los centros de madres e incluso las ferias y persas de las zonas más necesitadas, se ha convertido en sello característico de sus estudiantes, quienes a diario, junto a sus docentes, van marcando y haciendo cada vez más indeleble. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad Diego Portales</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Arriba de una camioneta blanca, la tarea comienza ubicando las calles y las direcciones de las poblaciones que rodean el consultorio Lo Hermida de Peñalolén. Los cuatro alumnos de la Universidad Diego Portales que rotan por las visitas domiciliarias en el marco del ramo de Ginecoobstetricia, acompañados por la matrona y docente Paola Portilla, saben que no siempre serán bienvenidos. Temas como la droga, abusos y violencia intrafamiliar que se viven al interior de algunas de estos hogares los catalogan, en ocasiones, como visita non grata. Algunas rejas se abren y otras definitivamente no.

Ya son cinco años en los que se han llevado a cabo estas visitas a la comunidad con el fin de evaluar y apoyar psicosocialmente a aquellas mujeres que se encuentran embarazadas y con posterioridad, acompañarlas durante los primeros meses del hijo. Estas visitas se realizan en coordinación con los datos otorgados por el consultorio Lo Hermida, de manera de hacer un seguimiento continuo de las madres o las próximas a serlo.

En esta ocasión, fue el turno de los alumnos de 5° año Daniela Martínez, Vicente Merino, Carlos Muñoz y Rodrigo Palma. A pesar de que el tiempo no los acompaña esta vez y el pronóstico prevé precipitaciones, parten con el entusiasmo de una nueva experiencia, de una gran oportunidad de aprendizaje y al mismo tiempo, de ser protagonistas de los cuidados maternos.

"Es un rica experiencia, porque uno se da cuenta de las distintas realidades que existen en la comuna y uno tiene que aprender a adaptarse", comparte Daniela. Por su parte, Rodrigo dice que esta actividad "genera mucha expectación, porque nunca sabemos con qué nos vamos a encontrar. Por ejemplo, en nuestra última visita la señora creía que le íbamos a quitar a su guagüita, pero después se tranquilizó".

A todo lo anterior, Vicente agrega que "de todas maneras es una experiencia gratificante, porque es una experiencia humana y social. Aquí hay mucha gente con depresión, condiciones psicosociales precarias y que necesitan de mucha ayuda", reflexiona.

En términos académicos, la docente Paola Portilla especifica que estas visitas se realizan como parte del estudio del Ser Humano Normal, en el que se aplica, por un lado, el programa mujer y control de embarazo y por otro, educación en colegios, sobre vida saludable y salud sexual. "En estas visitas domiciliarias lo que más se trabaja es el refuerzo y fomento del vínculo materno y la educación, dos elementos que aseguran un mejor desarrollo de los niños y sus familias”, explica.

Las charlas educativas en colegios de la comuna también tienen una historia de cinco años. Los primeros dos asistieron periódicamente al complejo educacional Mariano Egaña, los dos posteriores al colegio para niños con déficit intelectual Juan Pablo II y este quinto año regresaron al Mariano Egaña.

"La prevención en salud en jóvenes es esencial, tanto a nivel general como en lo sexual y reproductivo. De hecho hay estudios que demuestran que un alto porcentaje de suicidios en jóvenes se relacionan directamente con problemas emocionales o sociales derivados de la sexualidad", expone Carlos Muñoz, ante la mirada preocupada de su audiencia colegial.

Mitos sobre el embarazo, dudas sobre el sida, los riesgos de enfermedades de transmisión sexual, métodos anticonceptivos y una mirada integral a la sexualidad adolescente son las temáticas que son expuestas por los futuros médicos, quienes además los invitan a acercarse a sus respectivos consultorios, a cuidarse y a prevenir.

"Para nosotros es vital tener la oportunidad de que nuestros alumnos puedan informarse sobre temas de sexualidad, sobre todo prevención de embarazo no deseado y de enfermedades de transmisión sexual. En este momento en el colegio tenemos 10 alumnas embarazadas y hemos detectados hartos papás también entre los alumnos", explica Jocelyn Sepúlveda, orientadora del Complejo Educacional Mariano Egaña.

La orientadora además valora la generación de redes, que "sientan que los profesionales del consultorio Lo Hermida se acercan a ellos y que es un espacio accesible para responder a sus necesidades".

Los escolares que visitan muchas veces tienen problemas de concentración o conductuales, pero a pesar de las risas que siempre aparecen en estas charlas, prevalece el respecto y el interés. "Es fundamental que los jóvenes reciban estos conocimientos para el desarrollo de una sexualidad saludable, los cuales, de tanto repetírselos, los terminan incorporando", asegura la académica guía.

Para la escuela de Medicina, así como para el resto de las carreras de la Facultad, es fundamental responder a las necesidades que el país y su gente necesitan. Es por esto que el trabajo en terreno, el ir hasta las casas de los pacientes, acudir a los colegios de los niños y adolescentes, visitar las juntas de vecinos, los centros de madres e incluso las ferias y persas de las zonas más necesitadas, se ha convertido en sello característico de sus estudiantes, quienes a diario, junto a sus docentes, van marcando y haciendo cada vez más indeleble.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad Diego Portales
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.