text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Concurso Mini Biografías de Grandes Científicas: Cuando el conocimiento encantó a los estudiantes

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>A pesar de ser días fríos y lluviosos, la ciencia estuvo de fiesta. Alegres llegaron a Santiago los 10 finalistas entre hombres y mujeres provenientes de distintas regiones del país, quienes ganaron el Concurso Mini Biografías de Grandes Científicas. A través de sus plumas, estos verdaderos investigadores relataron la vida de sabias mujeres como matemáticas y bioquímicas, entre otras que, a través del tiempo, han desarrollado conocimiento científico para la humanidad. <br/><br/>Uno de los regalos que les esperaba era el encuentro con dos Premios Nacionales de Ciencia: la astrónoma María Teresa Ruiz y la bioquímica Cecilia Hidalgo. ¡Y las sorpresas siguieron! Recorrieron los laboratorios de Medicina de la <a target=_blank href=https://www.uchile.cl>Universidad de Chile</a>, de Nanociencia de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, el <a target=_blank href=https://www.mim.cl>Museo Interactivo Mirador</a> (MIM) y el Observatorio Astronómico Nacional Cerro Calán. <br/><br/>¿Qué hay más allá de nuestro planeta? ¿Cómo se creó? preguntó Isabel Téllez, alumna de 1º medio de Antofagasta, quien ganó el tercer lugar con la historia de Trótula de Salerno, tras visitar este último sitio. “Fue entretenido porque alimentó mis ansias por saber más. Estaba contenta y me sentí muy bien cuando aprendí sobre los misterios del Universo”, contó mientras manipulaba curiosa un telescopio. <br/><br/>Otra actividad en la cual participaron fueron las charlas ofrecidas por jóvenes científicos del CEDENNA. Ahí conocieron dinámicas de hilos magnéticos y experimentos con arena de playa que actuaba como imán. “¡Es sorprendente como se mueve!”, dijo Luis Tabalí, estudiante de Atacama quien realizó la biografía de la bioquímica chilena Claudia Stange. Su compañera Génesis López, de la Región del Biobío que escribió la historia de la científica Bárbara McClintock, también aprendió sobre la generación de medicamentos del futuro. <br/><br/>Además, escucharon fascinados la charla de la Doctora en Física y directora del CEDENNA, Dora Altbir, quien expuso sobre temas innovadores como la nanociencia y nanotecnología. La experta abordó los beneficios que promete este campo científico para las personas y respondió diversas preguntas de los y las estudiantes sobre sus aplicaciones en el control de plagas, procesamiento de alimentos y construcción, entre otras áreas. <br/><br/><strong>Nerviosos, pero contentos</strong><br/><br/>Después de una entretenida jornada en el MIM y observando el infinito en Cerro Calán, llegó el momento tan anhelado. Felices esperaron la premiación de sus trabajos, que contó con la asistencia de Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias Naturales 2006, y María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, protagonistas de “Conversando con Científicas”, instancia donde compartieron con las y los galardonados. <br/><br/>En torno a una mesa, ambas especialistas relataron porqué se acercaron a la ciencia y los obstáculos que han sorteado en este camino. Valentina Bastías, de Puerto Aysén, le preguntó a Cecilia Hidalgo cómo se enamoró de su profesión, mientras que Yoan Molina consultó a María Teresa Ruiz sobre su ámbito de investigación. <br/><br/>Las expertas coincidieron que “hacer ciencia es una pasión y nace cuando alguien se plantea una pregunta, donde el trabajo en equipo es clave”. Además, destacaron esta instancia porque motiva a los y las jóvenes a investigar y divulgar sus contenidos, la mejor manera para que el país progrese desde la creación y el desarrollo de ideas. <br/><br/>Al culminar la actividad, los estudiantes recibieron con alegría sus premios. Camila Illescas, la joven viñamarina que obtuvo el primer lugar con la historia de la primera mujer médica y ginecóloga ateniense Agnodice, comentó emocionada: “Participar de esta experiencia ha sido inolvidable, porque me abrió las puertas a la ciencia y a la investigación. Fue apasionante dar a conocer los aportes que hizo esta mujer, quien se cortó el pelo y se vistió de hombre, para poder asistir a la escuela de medicina de Alejandría”. <br/><br/>Otro de los galardonados fue Francisco Maldonado de Arica, quien logró el segundo lugar por investigar a Hipatia, matemática griega, filósofa y astrónoma que fue asesinada en 415 d.C., y acusada de brujería. “Fue interesante estudiarla. Comprendí que las mujeres de esa época desarrollaron conocimiento científico en un ambiente lleno de adversidades y eso es muy valioso”, explicó. <br/><br/>La oportunidad que vivieron los y las participantes les abrió un nuevo camino: el de la ciencia. Muchos de ellos ya apuestan por desarrollar grandes investigaciones que cambien el rumbo de la sociedad. Jóvenes promesas que se atreven a transitar en esta compleja pero maravillosa zona colmada de desafíos. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>EXPLORA CONICYT</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

A pesar de ser días fríos y lluviosos, la ciencia estuvo de fiesta. Alegres llegaron a Santiago los 10 finalistas entre hombres y mujeres provenientes de distintas regiones del país, quienes ganaron el Concurso Mini Biografías de Grandes Científicas. A través de sus plumas, estos verdaderos investigadores relataron la vida de sabias mujeres como matemáticas y bioquímicas, entre otras que, a través del tiempo, han desarrollado conocimiento científico para la humanidad.

Uno de los regalos que les esperaba era el encuentro con dos Premios Nacionales de Ciencia: la astrónoma María Teresa Ruiz y la bioquímica Cecilia Hidalgo. ¡Y las sorpresas siguieron! Recorrieron los laboratorios de Medicina de la Universidad de Chile, de Nanociencia de la Universidad de Santiago de Chile, el Museo Interactivo Mirador (MIM) y el Observatorio Astronómico Nacional Cerro Calán.

¿Qué hay más allá de nuestro planeta? ¿Cómo se creó? preguntó Isabel Téllez, alumna de 1º medio de Antofagasta, quien ganó el tercer lugar con la historia de Trótula de Salerno, tras visitar este último sitio. “Fue entretenido porque alimentó mis ansias por saber más. Estaba contenta y me sentí muy bien cuando aprendí sobre los misterios del Universo”, contó mientras manipulaba curiosa un telescopio.

Otra actividad en la cual participaron fueron las charlas ofrecidas por jóvenes científicos del CEDENNA. Ahí conocieron dinámicas de hilos magnéticos y experimentos con arena de playa que actuaba como imán. “¡Es sorprendente como se mueve!”, dijo Luis Tabalí, estudiante de Atacama quien realizó la biografía de la bioquímica chilena Claudia Stange. Su compañera Génesis López, de la Región del Biobío que escribió la historia de la científica Bárbara McClintock, también aprendió sobre la generación de medicamentos del futuro.

Además, escucharon fascinados la charla de la Doctora en Física y directora del CEDENNA, Dora Altbir, quien expuso sobre temas innovadores como la nanociencia y nanotecnología. La experta abordó los beneficios que promete este campo científico para las personas y respondió diversas preguntas de los y las estudiantes sobre sus aplicaciones en el control de plagas, procesamiento de alimentos y construcción, entre otras áreas.

Nerviosos, pero contentos

Después de una entretenida jornada en el MIM y observando el infinito en Cerro Calán, llegó el momento tan anhelado. Felices esperaron la premiación de sus trabajos, que contó con la asistencia de Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias Naturales 2006, y María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, protagonistas de “Conversando con Científicas”, instancia donde compartieron con las y los galardonados.

En torno a una mesa, ambas especialistas relataron porqué se acercaron a la ciencia y los obstáculos que han sorteado en este camino. Valentina Bastías, de Puerto Aysén, le preguntó a Cecilia Hidalgo cómo se enamoró de su profesión, mientras que Yoan Molina consultó a María Teresa Ruiz sobre su ámbito de investigación.

Las expertas coincidieron que “hacer ciencia es una pasión y nace cuando alguien se plantea una pregunta, donde el trabajo en equipo es clave”. Además, destacaron esta instancia porque motiva a los y las jóvenes a investigar y divulgar sus contenidos, la mejor manera para que el país progrese desde la creación y el desarrollo de ideas.

Al culminar la actividad, los estudiantes recibieron con alegría sus premios. Camila Illescas, la joven viñamarina que obtuvo el primer lugar con la historia de la primera mujer médica y ginecóloga ateniense Agnodice, comentó emocionada: “Participar de esta experiencia ha sido inolvidable, porque me abrió las puertas a la ciencia y a la investigación. Fue apasionante dar a conocer los aportes que hizo esta mujer, quien se cortó el pelo y se vistió de hombre, para poder asistir a la escuela de medicina de Alejandría”.

Otro de los galardonados fue Francisco Maldonado de Arica, quien logró el segundo lugar por investigar a Hipatia, matemática griega, filósofa y astrónoma que fue asesinada en 415 d.C., y acusada de brujería. “Fue interesante estudiarla. Comprendí que las mujeres de esa época desarrollaron conocimiento científico en un ambiente lleno de adversidades y eso es muy valioso”, explicó.

La oportunidad que vivieron los y las participantes les abrió un nuevo camino: el de la ciencia. Muchos de ellos ya apuestan por desarrollar grandes investigaciones que cambien el rumbo de la sociedad. Jóvenes promesas que se atreven a transitar en esta compleja pero maravillosa zona colmada de desafíos.

Edición: Universia / RR

Fuente: EXPLORA CONICYT
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.