text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desmitifican las bondades del iPhone 4

      
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Conoce en imágenes el nuevo iPhone


Hace unos días salió al mercado estadounidense el iPhone 4G. Interminables filas y gran expectación ha generado esta nueva tecnología en el mundo entero, sobre todo para los usuarios que gustan de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Sin embargo, Xavier Bonnaire, académico del Departamento de Informática de la Universidad Santa María, considera “que en el ámbito tecnológico, el iPhone 4G no presenta ninguna novedad. Todo este revuelo se debe a una impecable estrategia de marketing propiciada por Apple”.

Es un aparato que tiene características adicionales en relación a la versión anterior. Una pantalla con mejor resolución, la facultad de sacar películas en HD, un poco más de memoria y un sistema que permite cambiar rápidamente de una aplicación a otra sin tener que cerrarla. Pero esa es una funcionalidad que tienen casi todos los teléfonos y en el fondo no es nada nuevo”, afirma.

Bonnaire señala que “también es más liviano y tiene el look Apple, que no cambió mucho tampoco. Apple argumenta que la pantalla tiene mucho más resolución –300 puntos por pulgada–, pero ése es un argumento de venta porque el ojo humano no puede hacer la diferencia entre una resolución de ese tipo y la anterior. No es una real ventaja tener esa resolución en una pantalla de ese porte. Hay que ser realistas: un teléfono nunca ha sido un aparato pensado para sacar fotos y películas de alta calidad”.

El profesor de la Universidad Santa María agrega que “el mercado hace que un teléfono celular deba realizar todo. A veces, lo más básico de un teléfono que es el realizar una llamada, no resulta tan fácil porque lo primero que tiene en el interfaz es el acceso a Twitter, Facebook, etc. Apple vende todo menos la capacidad de telefonía. Es impresionante cómo esta compañía ha mentalizado a los usuarios para que consideren relevantes aspectos que escapan a lo genérico y fundamental de este tipo de tecnología”.

Apple siempre ha sido muy fuerte en marketing, sobre todo en el plano de diseño y su organización previa antes de lanzar un producto. Crean una sensación de “indisponibilidad” del mismo, fomentando el deseo de consumo con propaganda y estrategias varias. Lo mismo hicieron con el iPad que, al igual que el iPhone 4G, tecnológicamente no tiene nada interesante”, agrega.

Para Xavier Bonnaire “esa campaña de marketing provoca que el teléfono tenga una apariencia mucho mejor de lo que es realmente. Técnicamente, todas las propiedades que venden ya las tiene otros teléfonos sin que sean iPhone”.

La competencia entre Apple, Microsoft y Google

El académico dijo que “la salida del nuevo iPhone no sólo corresponde a una necesidad de avance tecnológico de parte de Apple, sino que también a la fuerte competencia que existe con Microsoft y con Google. De un lado, la versión de Window 7 para celulares debería salir pronto, y por otro, cada día existen más celulares usando el sistema operativo Android de Google, que es un sistema open source gratuito.

“Muchas previsiones de mercado muestran que Android debería ser el sistema más usado por los fabricantes de celulares entre 2012 y 2013, y que el iPhone pasaría a la segunda posición del ranking. Eso representa una fuerte competencia para Apple y la salida del iPhone 4G corresponde a la necesidad de mantenerse como número uno del mercado”, concluye.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad Santa María
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.