text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Presentan libro que busca promover la cultura de la familia

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>“El futuro de la humanidad pasa por la familia”. Esa es la idea -afirmada por el Papa Juan Pablo II en su carta apostólica Familiaris Consortio 25 años atrás- que toma el libro “Por una cultura de la familia. El lenguaje del amor”, del Monseñor Livio Melina, presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II. “(…) La institución familiar, apta para permitir al hombre adquirir de modo adecuado el sentido de la propia identidad, le ofrece contextualmente un marco conforme a la dignidad natural y a la vocación de la persona humana. Los vínculos familiares son el primer lugar de preparación para las formas sociales de solidaridad”, escribió el Pontífice. <br/><br/>Jaroslaw Merecki, SDS, del Instituto Juan Pablo II, analiza las dos partes del título del libro. Primero, “por una cultura de la familia” puede interpretarse por un lado como una cultura que favorezca a la familia como célula fundamental de la sociedad; y por otro, entenderse como la comunidad donde se transmiten algunas verdades esenciales de la vida humana. <br/><br/>Jaroslaw destaca que pese al rol fundamental que tiene la familia en la sociedad, en vez de ser apoyada por el Estado, este ha tratado de sustituirla. “Muchos problemas de nuestras sociedades contemporáneas -desde la criminalidad juvenil hasta las dificultades de nuestros sistemas preventivos, cada vez más costosos- dependen, en gran parte al menos, de la crisis de la familia”, afirma este experto. <br/><br/>“Es en la familia donde el hombre aprende que el estado originario no es el de la competencia y el de la lucha (…), sino que en el comienzo de la vida humana se encuentra la experiencia de ser acogido benévolamente por otra persona humana”, dice Jaroslaw. Es lo que Melina llama “morada”, es decir, un espacio acogedor donde las personas pueden desarrollar las potencialidades que le son propias y que justamente se puede encontrar en el seno de la propia familia. <br/><br/>El segundo concepto que entrega el texto es “el lenguaje del amor”. Como explica Jaroslaw, “el cuerpo habla el lenguaje de la reciprocidad y de la comunión (…) Esta reciprocidad encuentra su culmen en el don de sí que una persona hace a otra, don que implica también el don del cuerpo”. <br/><br/>El libro fue presentado en una ceremonia organizada por el Centro UC de la Familia, la Facultad de Teología de la <a target=_blank href=https://www.uc.cl>Pontificia Universidad Católica de Chile</a>, la Vicaría para la Educación y la Vicaría de la Familia. En la ocasión también expuso el siquiatra Ricardo Capponi. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Pontificia Universidad Católica de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

“El futuro de la humanidad pasa por la familia”. Esa es la idea -afirmada por el Papa Juan Pablo II en su carta apostólica Familiaris Consortio 25 años atrás- que toma el libro “Por una cultura de la familia. El lenguaje del amor”, del Monseñor Livio Melina, presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II. “(…) La institución familiar, apta para permitir al hombre adquirir de modo adecuado el sentido de la propia identidad, le ofrece contextualmente un marco conforme a la dignidad natural y a la vocación de la persona humana. Los vínculos familiares son el primer lugar de preparación para las formas sociales de solidaridad”, escribió el Pontífice.

Jaroslaw Merecki, SDS, del Instituto Juan Pablo II, analiza las dos partes del título del libro. Primero, “por una cultura de la familia” puede interpretarse por un lado como una cultura que favorezca a la familia como célula fundamental de la sociedad; y por otro, entenderse como la comunidad donde se transmiten algunas verdades esenciales de la vida humana.

Jaroslaw destaca que pese al rol fundamental que tiene la familia en la sociedad, en vez de ser apoyada por el Estado, este ha tratado de sustituirla. “Muchos problemas de nuestras sociedades contemporáneas -desde la criminalidad juvenil hasta las dificultades de nuestros sistemas preventivos, cada vez más costosos- dependen, en gran parte al menos, de la crisis de la familia”, afirma este experto.

“Es en la familia donde el hombre aprende que el estado originario no es el de la competencia y el de la lucha (…), sino que en el comienzo de la vida humana se encuentra la experiencia de ser acogido benévolamente por otra persona humana”, dice Jaroslaw. Es lo que Melina llama “morada”, es decir, un espacio acogedor donde las personas pueden desarrollar las potencialidades que le son propias y que justamente se puede encontrar en el seno de la propia familia.

El segundo concepto que entrega el texto es “el lenguaje del amor”. Como explica Jaroslaw, “el cuerpo habla el lenguaje de la reciprocidad y de la comunión (…) Esta reciprocidad encuentra su culmen en el don de sí que una persona hace a otra, don que implica también el don del cuerpo”.

El libro fue presentado en una ceremonia organizada por el Centro UC de la Familia, la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Vicaría para la Educación y la Vicaría de la Familia. En la ocasión también expuso el siquiatra Ricardo Capponi.

Edición: Universia / RR

Fuente: Pontificia Universidad Católica de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.