text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Destacan progresivo aumento de la aplicación de la responsabilidad social en la gestión de las empresas

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Con la conferencia ''Estado del arte de la responsabilidad social en Chile y en el mundo'', dictada por el director ejecutivo del Centro de Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible ''Vincular'' de la <a target=_blank href=https://www.pucv.cl>Pontificia Universidad Católica de Valparaíso</a>, Dante Pesce González, se dio inicio a la Cátedra Raúl Bitrán Nachary 2010, organizada por la Dirección de Extensión de la <a target=_blank href=https://www.userena.cl>Universidad de La Serena</a>, dedicada este año a un tema tan en boga en el ámbito nacional e internacional como lo es la Responsabilidad Social (RS). <br/><br/>El magíster en Ciencias Políticas de la PUC, junto con dar a conocer las líneas de acción del Centro que dirige, describió el contexto en el que se desarrolla RS y se refirió al paso a paso de cómo implantarla en una empresa y a la ISO 26000, normativa que otorgará criterios comunes y consensuados sobre la Responsabilidad Social y que facilitará su implementación. <br/><br/>De acuerdo a lo señalado por Pesce, la definición de la RS según la ISO 26000 -fruto de una negociación internacional-, dice que es la responsabilidad de una organización respecto de los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medioambiente, a través de un comportamiento transparente y ético que sea: consistente con el desarrollo sostenible y el bienestar general de la sociedad; considere las expectativas de sus partes interesadas (stakeholders); esté en cumplimiento con legislación aplicable y sea consistente con normas internacionales de comportamiento; y esté integrada en toda la organización y practicada en sus relaciones. <br/><br/>El historiador añadió que esta norma, cuyo proceso de desarrollo convocó a 99 países, es válida para cualquier organización pública o privada, con o sin fines de lucro, es decir, aplica a una universidad, sindicato, municipio, empresa, entre otras organizaciones. “La norma va a ser publicada en diciembre y se vota el 1 de octubre, pero el contenido ya está consensuado”, afirmó. <br/><br/>En este marco también se logró consensuar la transversalidad de la RS en torno a siete ejes fundamentales: gobierno organizacional, derechos humanos, prácticas laborales, prácticas operacionales justas, asuntos de consumidores, medio ambiente y contribución a la comunidad y la sociedad. <br/><br/>“Ha habido una migración de asociar la RS a la filantropía sin conexión al negocio, sin expectativas de generar retornos sobre la inversión y más bien en el campo de los gastos empresariales, hacia una gestión de Responsabilidad Social inserta en la gestión del negocio, relacionado derechamente con éste y buscando agregar valor desde el punto de vista de aceptación en la comunidad, productividad de los trabajadores, eficiencia energética, productividad de los proveedores, etc.”, aseguró el conferencista en cuanto al cambio de paradigma o de mirada, pasando de la forma tradicional de poner énfasis en la dimensión económica a la propuesta de RS que contempla no perder esa dimensión, sino que ampliarla a otras ambientales y sociales. <br/><br/>Sobre la ruta de instalación de la RS en las empresas, expresó que se requiere el compromiso de la alta gerencia (liderazgo visionario), contar con incentivos de mercado o un “caso de negocio” que demuestre que la Responsabilidad Social es una inversión rentable/razonable, contar con herramientas de gestión de RS y capacidades instaladas que permitan integrar la RSE a la empresa, y por último, la integración a la gestión regular de la empresa y su mejoramiento continuo. <br/><br/>Además, puntualizó en que la gran empresa socialmente responsable (“tractora”) transfiere RS a su cadena de valor, la que incluye Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que el gremio empresarial cuenta con visión y estrategia de RSE, incentivando/transfiriendo competencias a empresas asociadas y que el mundo ideal es una combinación de ambos, con respaldo del Estado como socio. <br/><br/><strong>El compromiso de las Pymes con la RS</strong><br/><br/>Sobre la experiencia del Centro “Vincular” en el desarrollo de diversos proyectos de investigación, el expositor destacó que las Pymes lo hacen muy bien en materia de integración de RS. “La Pyme se la puede y lo hace mejor que las grandes (empresas) y más rápido. Por lo tanto, el típico prejuicio que uno podría tener es que éste es un tema para empresas grandes y ricas. Nuestra experiencia práctica es que las Pymes lo hacen mejor”, sostuvo. <br/><br/>También señaló que en la actualidad existe un “gran movimiento detrás del tema de RS, más de lo que se ve”, indicando que en algunos casos pareciera que algunas empresas hacen alarde del tema, pero que existe mucha actividad poco difundida quizás y que está ocurriendo en la realidad práctica a gran escala, ejemplificando esto último con el proyecto común que lleva a cabo la industria del vino nacional y que dice relación con temáticas como transparencia, rendición de cuentas, medición de huella de carbono, perfeccionamiento de prácticas laborales, certificación de buenas prácticas agrícolas, entre otras. <br/><br/>A su vez, mencionó que a nivel internacional, los últimos años han estado marcados por la proliferación de iniciativas funcionales en materia laboral, trasparencia, ética, gobierno corporativo, y algunas otras trasversales, a lo que se suma la aparición de las primeras normas de gestión asociadas a estos temas. “Hubo una explosión en cierto momento de iniciativas que están generando un contexto favorable y presiones de mercado para la Responsabilidad Social, en este caso empresarial”, expresó el Magíster en Gestión Pública de la Universidad de Harvard (EE.UU.), añadiendo que es en este marco que la Organización ISO decide desarrollar una norma de RS. <br/><br/>Esta explosión de iniciativas ha ido acompañada con presiones de mercado -explicó el conferencista-, que han hecho que ciertos sectores productivos en Chile y el extranjero tengan presiones más tangibles para integrar la RS a su gestión, siendo algunas de las más importantes los consumidores exigentes y sofisticados (que a su juicio no existen en nuestro país y sí en las naciones de destino de los productos de exportación nacionales), los inversionistas éticos y el activismo de las Organizaciones No Gubernamentales. <br/><br/>De igual forma, indicó que se está produciendo una transferencia de prácticas responsables hacia las mismas cadenas o esferas de influencias de las empresas. “El conjunto de incentivos hace que hayan ciertas industrias en Chile que están fuertemente incorporando Responsabilidad Social. Unos de manera más consciente y deliberada, como por ejemplo: el vino y la minería, y otros de manera más inconsciente, pero que de toda formas no quita, porque finalmente lo que está pasando es que estamos nivelando hacia arriba”, dijo el historiador, quien también resaltó que los acuerdos de libre comercio han sido un gran impulsor de esta adopción de prácticas socialmente responsables, “porque han sido hechos principalmente con países más desarrollados”, lo que significa que se está pactando utilizar aquellos estándares más altos. <br/><br/><strong>Panel de expertos</strong><br/><br/>Cabe mencionar, que la próxima actividad de la Cátedra Raúl Bitrán 2010 será el Panel “Responsabilidad Social: ¿Moda o Posibilidad? ISO 26000: Una Visión desde los Stakeholders” a efectuarse el miércoles 7 de julio en el salón Gabriel González Videla de la Intendencia Regional, en el que participarán destacados expertos en la materia. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de La Serena</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Con la conferencia ''Estado del arte de la responsabilidad social en Chile y en el mundo'', dictada por el director ejecutivo del Centro de Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible ''Vincular'' de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dante Pesce González, se dio inicio a la Cátedra Raúl Bitrán Nachary 2010, organizada por la Dirección de Extensión de la Universidad de La Serena, dedicada este año a un tema tan en boga en el ámbito nacional e internacional como lo es la Responsabilidad Social (RS).

El magíster en Ciencias Políticas de la PUC, junto con dar a conocer las líneas de acción del Centro que dirige, describió el contexto en el que se desarrolla RS y se refirió al paso a paso de cómo implantarla en una empresa y a la ISO 26000, normativa que otorgará criterios comunes y consensuados sobre la Responsabilidad Social y que facilitará su implementación.

De acuerdo a lo señalado por Pesce, la definición de la RS según la ISO 26000 -fruto de una negociación internacional-, dice que es la responsabilidad de una organización respecto de los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medioambiente, a través de un comportamiento transparente y ético que sea: consistente con el desarrollo sostenible y el bienestar general de la sociedad; considere las expectativas de sus partes interesadas (stakeholders); esté en cumplimiento con legislación aplicable y sea consistente con normas internacionales de comportamiento; y esté integrada en toda la organización y practicada en sus relaciones.

El historiador añadió que esta norma, cuyo proceso de desarrollo convocó a 99 países, es válida para cualquier organización pública o privada, con o sin fines de lucro, es decir, aplica a una universidad, sindicato, municipio, empresa, entre otras organizaciones. “La norma va a ser publicada en diciembre y se vota el 1 de octubre, pero el contenido ya está consensuado”, afirmó.

En este marco también se logró consensuar la transversalidad de la RS en torno a siete ejes fundamentales: gobierno organizacional, derechos humanos, prácticas laborales, prácticas operacionales justas, asuntos de consumidores, medio ambiente y contribución a la comunidad y la sociedad.

“Ha habido una migración de asociar la RS a la filantropía sin conexión al negocio, sin expectativas de generar retornos sobre la inversión y más bien en el campo de los gastos empresariales, hacia una gestión de Responsabilidad Social inserta en la gestión del negocio, relacionado derechamente con éste y buscando agregar valor desde el punto de vista de aceptación en la comunidad, productividad de los trabajadores, eficiencia energética, productividad de los proveedores, etc.”, aseguró el conferencista en cuanto al cambio de paradigma o de mirada, pasando de la forma tradicional de poner énfasis en la dimensión económica a la propuesta de RS que contempla no perder esa dimensión, sino que ampliarla a otras ambientales y sociales.

Sobre la ruta de instalación de la RS en las empresas, expresó que se requiere el compromiso de la alta gerencia (liderazgo visionario), contar con incentivos de mercado o un “caso de negocio” que demuestre que la Responsabilidad Social es una inversión rentable/razonable, contar con herramientas de gestión de RS y capacidades instaladas que permitan integrar la RSE a la empresa, y por último, la integración a la gestión regular de la empresa y su mejoramiento continuo.

Además, puntualizó en que la gran empresa socialmente responsable (“tractora”) transfiere RS a su cadena de valor, la que incluye Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que el gremio empresarial cuenta con visión y estrategia de RSE, incentivando/transfiriendo competencias a empresas asociadas y que el mundo ideal es una combinación de ambos, con respaldo del Estado como socio.

El compromiso de las Pymes con la RS

Sobre la experiencia del Centro “Vincular” en el desarrollo de diversos proyectos de investigación, el expositor destacó que las Pymes lo hacen muy bien en materia de integración de RS. “La Pyme se la puede y lo hace mejor que las grandes (empresas) y más rápido. Por lo tanto, el típico prejuicio que uno podría tener es que éste es un tema para empresas grandes y ricas. Nuestra experiencia práctica es que las Pymes lo hacen mejor”, sostuvo.

También señaló que en la actualidad existe un “gran movimiento detrás del tema de RS, más de lo que se ve”, indicando que en algunos casos pareciera que algunas empresas hacen alarde del tema, pero que existe mucha actividad poco difundida quizás y que está ocurriendo en la realidad práctica a gran escala, ejemplificando esto último con el proyecto común que lleva a cabo la industria del vino nacional y que dice relación con temáticas como transparencia, rendición de cuentas, medición de huella de carbono, perfeccionamiento de prácticas laborales, certificación de buenas prácticas agrícolas, entre otras.

A su vez, mencionó que a nivel internacional, los últimos años han estado marcados por la proliferación de iniciativas funcionales en materia laboral, trasparencia, ética, gobierno corporativo, y algunas otras trasversales, a lo que se suma la aparición de las primeras normas de gestión asociadas a estos temas. “Hubo una explosión en cierto momento de iniciativas que están generando un contexto favorable y presiones de mercado para la Responsabilidad Social, en este caso empresarial”, expresó el Magíster en Gestión Pública de la Universidad de Harvard (EE.UU.), añadiendo que es en este marco que la Organización ISO decide desarrollar una norma de RS.

Esta explosión de iniciativas ha ido acompañada con presiones de mercado -explicó el conferencista-, que han hecho que ciertos sectores productivos en Chile y el extranjero tengan presiones más tangibles para integrar la RS a su gestión, siendo algunas de las más importantes los consumidores exigentes y sofisticados (que a su juicio no existen en nuestro país y sí en las naciones de destino de los productos de exportación nacionales), los inversionistas éticos y el activismo de las Organizaciones No Gubernamentales.

De igual forma, indicó que se está produciendo una transferencia de prácticas responsables hacia las mismas cadenas o esferas de influencias de las empresas. “El conjunto de incentivos hace que hayan ciertas industrias en Chile que están fuertemente incorporando Responsabilidad Social. Unos de manera más consciente y deliberada, como por ejemplo: el vino y la minería, y otros de manera más inconsciente, pero que de toda formas no quita, porque finalmente lo que está pasando es que estamos nivelando hacia arriba”, dijo el historiador, quien también resaltó que los acuerdos de libre comercio han sido un gran impulsor de esta adopción de prácticas socialmente responsables, “porque han sido hechos principalmente con países más desarrollados”, lo que significa que se está pactando utilizar aquellos estándares más altos.

Panel de expertos

Cabe mencionar, que la próxima actividad de la Cátedra Raúl Bitrán 2010 será el Panel “Responsabilidad Social: ¿Moda o Posibilidad? ISO 26000: Una Visión desde los Stakeholders” a efectuarse el miércoles 7 de julio en el salón Gabriel González Videla de la Intendencia Regional, en el que participarán destacados expertos en la materia.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de La Serena

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.