text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Instan a evitar inicio del consumo de tabaco en edades tempranas

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>“El tabaco no le hace bien a nadie”. Así de categórico es el académico de la Escuela de Medicina de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Dr. Miguel Reyes, respecto de los efectos específicos que tendría el tabaco sobre las mujeres en particular. <br/><br/>Al conmemorar el Día Mundial del Tabaquismo, el experto de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach sostuvo que más importante que las consecuencias del tabaco en las mujeres, es el estrecho contacto que ellas mantienen con los niños, lo que a su juicio es perjudicial por el efecto de ejemplo/imitación. <br/><br/>“Las mujeres están muy en contacto con niños, probablemente más que los hombres. Y el hecho de ver a una mujer fumadora, en relación al ejemplo, que es uno de los aspectos principales para el inicio del hábito de fumar, es un aspecto que debemos resaltar y tratar de evitar. Si bien las mujeres no pueden presentar demasiadas susceptibilidades distintas a los hombres, hay un aspecto social que es muy importante”, aseveró el Dr. Reyes. <br/><br/>El académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach afirmó que la información científica disponible indica que en el caso de la adicción a la nicotina, la exposición más temprana produce una dependencia más fuerte y permanente. <br/><br/>A los niños y preadolescentes que se inician en el consumo del tabaco les cuesta más recuperarse de esa adicción. Es una de las razones por la que los detractores de la promoción de los cigarrillos en escolares, se oponen a la publicidad dirigida a este segmento de la población. <br/><br/>“En modelos experimentales los datos indican que esas personas consumen mayor número de cigarrillos y, además, la adicción se presenta a edades más tempranas y con mayor dificultad para dejarlo. Esos datos son muy claros”, señaló el especialista. <br/><br/>Sobre las medidas que podría revertir esta situación, el académico es concluyente. “Si me preguntaran a mi qué es lo que habría que hacer para disminuir el tabaquismo, creo que entre otras, la labor de los profesores y los padres es básicamente intentar que se cumpla la ley, no vender cigarrillos a menores de 18 años de edad. Los datos así lo demuestran: mientras más tarde es el inicio en el consumo de tabaco, más difícil es que se instale la adicción”. <br/><br/>Velar por que el inicio del consumo de tabaco sea lo más tarde posible es el desafío para los padres, educadores y las autoridades. Sanciones más duras a las empresas que promueven el consumo del tabaco en niños y adolescentes y una mejor fiscalización parecen ser buenas soluciones. Pero sin el control de los padres no es mucho lo que se puede lograr. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

“El tabaco no le hace bien a nadie”. Así de categórico es el académico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Miguel Reyes, respecto de los efectos específicos que tendría el tabaco sobre las mujeres en particular.

Al conmemorar el Día Mundial del Tabaquismo, el experto de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach sostuvo que más importante que las consecuencias del tabaco en las mujeres, es el estrecho contacto que ellas mantienen con los niños, lo que a su juicio es perjudicial por el efecto de ejemplo/imitación.

“Las mujeres están muy en contacto con niños, probablemente más que los hombres. Y el hecho de ver a una mujer fumadora, en relación al ejemplo, que es uno de los aspectos principales para el inicio del hábito de fumar, es un aspecto que debemos resaltar y tratar de evitar. Si bien las mujeres no pueden presentar demasiadas susceptibilidades distintas a los hombres, hay un aspecto social que es muy importante”, aseveró el Dr. Reyes.

El académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach afirmó que la información científica disponible indica que en el caso de la adicción a la nicotina, la exposición más temprana produce una dependencia más fuerte y permanente.

A los niños y preadolescentes que se inician en el consumo del tabaco les cuesta más recuperarse de esa adicción. Es una de las razones por la que los detractores de la promoción de los cigarrillos en escolares, se oponen a la publicidad dirigida a este segmento de la población.

“En modelos experimentales los datos indican que esas personas consumen mayor número de cigarrillos y, además, la adicción se presenta a edades más tempranas y con mayor dificultad para dejarlo. Esos datos son muy claros”, señaló el especialista.

Sobre las medidas que podría revertir esta situación, el académico es concluyente. “Si me preguntaran a mi qué es lo que habría que hacer para disminuir el tabaquismo, creo que entre otras, la labor de los profesores y los padres es básicamente intentar que se cumpla la ley, no vender cigarrillos a menores de 18 años de edad. Los datos así lo demuestran: mientras más tarde es el inicio en el consumo de tabaco, más difícil es que se instale la adicción”.

Velar por que el inicio del consumo de tabaco sea lo más tarde posible es el desafío para los padres, educadores y las autoridades. Sanciones más duras a las empresas que promueven el consumo del tabaco en niños y adolescentes y una mejor fiscalización parecen ser buenas soluciones. Pero sin el control de los padres no es mucho lo que se puede lograr.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.