text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Centro FONDAP de Regulación Celular y Patología presenta un texto que analiza el problema de la obesidad

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>En los últimos 30 años, la obesidad se ha transformado en epidemia mundial. Chile no está lejos del problema. Más de 4 millones de chilenos sufren de esta enfermedad actualmente. Una realidad que va más allá de los kilos de más, porque el sobrepeso y la obesidad son la antesala y los principales factores de riesgo de la Diabetes Mellitus, de hipertensión arterial, dislipidemias y enfermedades cardiovasculares. <br/><br/>¿Cómo se desencadenó este fenómeno? ¿Qué factores influyeron en el proceso? La explicación estaría en una serie de respuestas adaptativas, biológicas y culturales originadas a lo largo de la historia de la evolución de la humanidad. Las glaciaciones, las sequías y la falta de alimentos, fueron factores determinantes para desarrollar un mecanismo biológico de adaptación para acumular y proteger los depósitos de energía como tejido graso. <br/><br/>El hombre de las cavernas desarrolló un genotipo ahorrador: fue capaz de sobrevivir al rigor encontrando nuevas fuentes de alimentos mientras generaba eficientes sistemas para procesarlos, evolucionando hacia un sistema metabólico óptimo que lo protegió de la inanición y que además le proporcionó la energía necesaria para el crecimiento del gran cerebro humano. Una rápida liberación de la insulina -hormona producida por el páncreas para regular los niveles de azúcar en la sangre- permitió una eficiente transformación de los carbohidratos de la dieta, almacenando el exceso de energía como grasa durante los períodos excepcionales de abundancia de alimentos. Estos depósitos de grasa sirvieron como fuente de energía durante los períodos de hambruna. <br/><br/>Sin embargo, en el mundo actual, donde el desarrollo y la abundancia de alimentos es permanente, lo que asociado a inactividad física, ha hecho que este genotipo ahorrador se transforme en factor nocivo para la salud, ya que promueve el permanente depósito de grasa, lo que ha elevado las tasas de obesidad y, por ende, ha aumentado el riesgo de desarrollar enfermedades asociadas a ella. <br/><br/>Ésta es una de las consideraciones que analiza el libro “El peso de la obesidad en el Siglo XXl”, de las doctoras María Paz Marzolo y Ada Cuevas. Ambas autoras intentan dar respuesta a las interrogantes sobre el origen, las bases biológicas, consecuencias y tratamientos y adelantos para ayudar a la comunidad a comprender el problema desde distintos ángulos. <br/><br/>El texto es el segundo aporte a la divulgación de la ciencia en formato de libro de los científicos del Centro FONDAP de Regulación Celular y Patología “Joaquín V. Luco” (CRCP) de la Facultad de Ciencias Biológicas de la <a target=_blank href=https://www.uc.cl>Pontificia Universidad Católica de Chile</a>. Continúa la labor que se inició en 2007 con la edición de “Las incomunicaciones del Alzheimer”, del profesor Nibaldo Inestrosa, director del Centro FONDAP, que buscaba familiarizar al público con los aspectos biológicos de esta enfermedad. <br/><br/>“La edición de “El peso de la Obesidad en el Siglo XXl” se sustenta en la profunda convicción de quienes conformamos este Centro de excelencia FONDAP, que el acceso al conocimiento es un elemento básico para el adecuado desarrollo de nuestro país”, apunta el profesor Inestrosa, Premio Nacional de Ciencias 2008, en el prólogo del libro. <br/><br/>El texto, de 80 páginas compiladas en siete capítulos, en los que también colaboran los Doctores Cristina Olivos y Alfredo Molina, entrega conocimiento en lenguaje fácil, de manera de lograr una comunicación fluida con el lector, y acercarlo a los problemas que la condición de obesidad acarrea. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Pontificia Universidad Católica de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

En los últimos 30 años, la obesidad se ha transformado en epidemia mundial. Chile no está lejos del problema. Más de 4 millones de chilenos sufren de esta enfermedad actualmente. Una realidad que va más allá de los kilos de más, porque el sobrepeso y la obesidad son la antesala y los principales factores de riesgo de la Diabetes Mellitus, de hipertensión arterial, dislipidemias y enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo se desencadenó este fenómeno? ¿Qué factores influyeron en el proceso? La explicación estaría en una serie de respuestas adaptativas, biológicas y culturales originadas a lo largo de la historia de la evolución de la humanidad. Las glaciaciones, las sequías y la falta de alimentos, fueron factores determinantes para desarrollar un mecanismo biológico de adaptación para acumular y proteger los depósitos de energía como tejido graso.

El hombre de las cavernas desarrolló un genotipo ahorrador: fue capaz de sobrevivir al rigor encontrando nuevas fuentes de alimentos mientras generaba eficientes sistemas para procesarlos, evolucionando hacia un sistema metabólico óptimo que lo protegió de la inanición y que además le proporcionó la energía necesaria para el crecimiento del gran cerebro humano. Una rápida liberación de la insulina -hormona producida por el páncreas para regular los niveles de azúcar en la sangre- permitió una eficiente transformación de los carbohidratos de la dieta, almacenando el exceso de energía como grasa durante los períodos excepcionales de abundancia de alimentos. Estos depósitos de grasa sirvieron como fuente de energía durante los períodos de hambruna.

Sin embargo, en el mundo actual, donde el desarrollo y la abundancia de alimentos es permanente, lo que asociado a inactividad física, ha hecho que este genotipo ahorrador se transforme en factor nocivo para la salud, ya que promueve el permanente depósito de grasa, lo que ha elevado las tasas de obesidad y, por ende, ha aumentado el riesgo de desarrollar enfermedades asociadas a ella.

Ésta es una de las consideraciones que analiza el libro “El peso de la obesidad en el Siglo XXl”, de las doctoras María Paz Marzolo y Ada Cuevas. Ambas autoras intentan dar respuesta a las interrogantes sobre el origen, las bases biológicas, consecuencias y tratamientos y adelantos para ayudar a la comunidad a comprender el problema desde distintos ángulos.

El texto es el segundo aporte a la divulgación de la ciencia en formato de libro de los científicos del Centro FONDAP de Regulación Celular y Patología “Joaquín V. Luco” (CRCP) de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Continúa la labor que se inició en 2007 con la edición de “Las incomunicaciones del Alzheimer”, del profesor Nibaldo Inestrosa, director del Centro FONDAP, que buscaba familiarizar al público con los aspectos biológicos de esta enfermedad.

“La edición de “El peso de la Obesidad en el Siglo XXl” se sustenta en la profunda convicción de quienes conformamos este Centro de excelencia FONDAP, que el acceso al conocimiento es un elemento básico para el adecuado desarrollo de nuestro país”, apunta el profesor Inestrosa, Premio Nacional de Ciencias 2008, en el prólogo del libro.

El texto, de 80 páginas compiladas en siete capítulos, en los que también colaboran los Doctores Cristina Olivos y Alfredo Molina, entrega conocimiento en lenguaje fácil, de manera de lograr una comunicación fluida con el lector, y acercarlo a los problemas que la condición de obesidad acarrea.

Edición: Universia / RR

Fuente: Pontificia Universidad Católica de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.