text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"En el mediano plazo la diplomacia descomprimirá tensión entre Turquía e Israel"

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Para la experta en temas internacionales y académica de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Olga Ulianova, lo sucedido el lunes con el asalto perpetrado por Israel contra la flotilla solidaria que se dirigía a la franja de Gaza con diez mil toneladas de ayuda humanitaria y unas 700 personas, operativo en el que murieron, según algunas fuentes, 19 activistas y decenas resultaron heridos, abrió un episodio de clara y aguda tensión en el ya frágil equilibrio político-estratégico del Medio Oriente. <br/><br/>Ulianova, en todo caso, cree que en un mediano plazo las declaraciones altisonantes que pueden aparecer como vientos de guerra, irán lentamente dando paso a una descompresión de la situación por la vía del trabajo de la diplomacia, especialmente de Estados Unidos. <br/><br/>Según la académica Usach, lo sucedido con la flotilla, la reacción violenta de Israel y cómo han enfrentado Turquía y Estados Unidos la situación, debe leerse con mucho cuidado, entendiendo que siempre hay segundas intenciones. <br/><br/>En este sentido, la académica del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Usach, Olga Ulianova, cree que la reacción enérgica del gobierno de Turquía, que incluso ha amenazado con el envío de una nueva flotilla para romper el bloqueo a la Franja de Gaza, constituye un mensaje más de “consumo interno” en la política turca, que amenazas reales. <br/><br/>Para Ulianova el avance de los partidos musulmanes en Turquía condicionan un tipo de respuesta al asalto Israelí, que obviamente tensionaría la relación preferente entre ese país del sur este europeo e Israel. “No se trata de aliados históricos, sino de dos países que se han entendido gracias a un amigo en común: Estados Unidos”. <br/><br/><strong>Obama, el gran afectado</strong><br/><br/>Así, para la especialista de IDEA el principal afectado en este ataque es el presidente Barak Obama y su política hacia al Medio Oriente que se sustenta en mantener en pie las vías de negociación entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) e Israel, obviando a Hamas. “Es muy probable que la ANP cierre ese diálogo por un tiempo mediano o largo después de los sucedido, y Estados Unidos tratará de que se retome lo antes posible”, puntualiza Ulianova. <br/><br/>La experta en política internacional estima que, justamente, las razones de fondo que explican el incidente, están en los extremos tanto de Israel como de los palestinos de Hamas que controlan Gaza y que no quieren que se lleven adelante esas conversaciones de paz. Este grupo de ayuda turco es “muy político”, plantea Ulianova, “muy ligado a movimientos islámicos y a Hamas”, quienes no querrían que la ANP converse con Israel; de otra parte están aquellos que en el mismo Israel no quieren hacer ningún tipo de concesión. <br/><br/>Pese a todo, Ulianova insiste que el papel que jugará Estados Unidos por la vía diplomática debiese tener resultados, quizás no en el corto, pero si en el mediano plazo. Lo que no significará - a su juicio- que todo vuelva a ser como antes entre Turquía e Israel, “y ese es un dato que Obama debe asumir como una nueva realidad”, concluye. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Para la experta en temas internacionales y académica de la Universidad de Santiago de Chile, Olga Ulianova, lo sucedido el lunes con el asalto perpetrado por Israel contra la flotilla solidaria que se dirigía a la franja de Gaza con diez mil toneladas de ayuda humanitaria y unas 700 personas, operativo en el que murieron, según algunas fuentes, 19 activistas y decenas resultaron heridos, abrió un episodio de clara y aguda tensión en el ya frágil equilibrio político-estratégico del Medio Oriente.

Ulianova, en todo caso, cree que en un mediano plazo las declaraciones altisonantes que pueden aparecer como vientos de guerra, irán lentamente dando paso a una descompresión de la situación por la vía del trabajo de la diplomacia, especialmente de Estados Unidos.

Según la académica Usach, lo sucedido con la flotilla, la reacción violenta de Israel y cómo han enfrentado Turquía y Estados Unidos la situación, debe leerse con mucho cuidado, entendiendo que siempre hay segundas intenciones.

En este sentido, la académica del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Usach, Olga Ulianova, cree que la reacción enérgica del gobierno de Turquía, que incluso ha amenazado con el envío de una nueva flotilla para romper el bloqueo a la Franja de Gaza, constituye un mensaje más de “consumo interno” en la política turca, que amenazas reales.

Para Ulianova el avance de los partidos musulmanes en Turquía condicionan un tipo de respuesta al asalto Israelí, que obviamente tensionaría la relación preferente entre ese país del sur este europeo e Israel. “No se trata de aliados históricos, sino de dos países que se han entendido gracias a un amigo en común: Estados Unidos”.

Obama, el gran afectado

Así, para la especialista de IDEA el principal afectado en este ataque es el presidente Barak Obama y su política hacia al Medio Oriente que se sustenta en mantener en pie las vías de negociación entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) e Israel, obviando a Hamas. “Es muy probable que la ANP cierre ese diálogo por un tiempo mediano o largo después de los sucedido, y Estados Unidos tratará de que se retome lo antes posible”, puntualiza Ulianova.

La experta en política internacional estima que, justamente, las razones de fondo que explican el incidente, están en los extremos tanto de Israel como de los palestinos de Hamas que controlan Gaza y que no quieren que se lleven adelante esas conversaciones de paz. Este grupo de ayuda turco es “muy político”, plantea Ulianova, “muy ligado a movimientos islámicos y a Hamas”, quienes no querrían que la ANP converse con Israel; de otra parte están aquellos que en el mismo Israel no quieren hacer ningún tipo de concesión.

Pese a todo, Ulianova insiste que el papel que jugará Estados Unidos por la vía diplomática debiese tener resultados, quizás no en el corto, pero si en el mediano plazo. Lo que no significará - a su juicio- que todo vuelva a ser como antes entre Turquía e Israel, “y ese es un dato que Obama debe asumir como una nueva realidad”, concluye.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.