text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Comunidad universitaria de la USS ya cuenta con un kiosco de alimentación saludable y para personas diabéticas

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Un espacio albergado por la <a target=_blank href=https://www.uss.cl>Universidad San Sebastián</a>, destinado a la alimentación sana y a acoger a todas las personas que padezcan diabetes y que formen parte de la comunidad universitaria, fue inaugurado en el Campus Las Tres Pascualas. El denominado “kiosco saludable” irá en directo beneficio de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, pues es la fuente a través de cual esta entidad capta la mitad de sus ingresos. <br/><br/>Para dar la bienvenida a este espacio se realizó una ceremonia en el Auditorio Los Robles, en presencia de las máximas autoridades de la USS Sede Concepción y de la Corporación, invitados que luego se trasladaron al kiosco, en el acceso del Edificio Los Peumos, donde disfrutaron de un exquisito cóctel saludable, carente de azúcares y de grasas saturadas, con tortas, kuchenes, jugos naturales, frutas y dátiles, entre otras varias delicias. <br/><br/>La Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético perdió el anterior kiosco que administraba, ubicado al interior del Hospital Regional, como consecuencia del terremoto del 27 de febrero. <br/><br/>La doctora Andrea Gleissner, relacionada por muchos años con la Corporación, se contactó con Fernando Quiroga, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, para ver la posibilidad de establecer el inmueble en la USS. Dicha petición fue de inmediato acogida por las autoridades sebastianas. <br/><br/><strong>La ceremonia</strong><br/><br/>Entre los asistentes a la bienvenida del kiosco en la USS se contó a Luis Alfonso Rivas, vicerrector académico de la USS; Sergio Castro, Fernando Quiroga y Jaime Sepúlveda, decanos de las Facultades de Odontología, Ciencias de la Salud y Medicina y Enfermería, respectivamente, directores de carrera y otros invitados. Especial bienvenida se dio a José Luis Riquelme, Presidente de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, y por supuesto a la doctora Gleissner. <br/><br/>En su saludo, el vicerrector Rivas señaló que “estamos cumpliendo con nuestro compromiso con la responsabilidad social, en dos dimensiones. La primera de ellas es satisfacer la demanda principal, ayudar a la Corporación a continuar con su kiosco, e ir en ayuda de quienes se favorecen con esta iniciativa, niños y jóvenes que lo necesitan. Y el segundo propósito es apoyar a la comunidad interna de la USS, jóvenes, docentes, funcionarios y sebastianos que padecen de diabetes, para que puedan nutrirse de manera sana y mejorar su calidad de vida a través de la alimentación”. El Vicerrector agradeció también el compromiso del Laboratorio Roche, presente en este esfuerzo. <br/><br/>José Luis Riquelme, presidente de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, agradeció profundamente a la USS por su apoyo, a la vez que confirmó que la mitad de los ingresos que la institución que preside provienen de la venta de productos. Fernando Quiroga, en cambio, agradeció a la Corporación. “Somos nosotros, la USS, los que tenemos un sentimiento de gratitud, por permitirnos ayudar a tantas personas que de verdad lo necesitan”.<br/><br/>Especial intervención tuvo Fabiola Fernández, alumna de Medicina de la institución sebastiana, paciente diabética por más de 20 años. La joven dio a conocer a los presentes su testimonio sobre el mal que le acompaña desde la niñez, y con el que ha sabido convivir no sólo en cuanto a lo estrictamente médico (es insulinodependiente), sino también en su forma de ver la vida. Se hizo miembro de la Corporación, ha liderado charlas, ha orientado a muchos otros jóvenes y hoy se siente totalmente optimista. En lo personal, confidenció que “si antes quería a la Universidad (San Sebastián), hoy la quiero mucho más, después de saber que es una institución solidaria y que se interesa en lo más importante: la salud de las personas”. <br/><br/>La diabetes en Chile, según datos de la Fundación de Diabetes Juvenil de Chile, afecta al 7 por ciento de la población, y ha aumentado en un 40 por ciento en los últimos años. Por eso es tan importante para la sociedad en su conjunto disponer de puntos de venta para personas que ostentan tan compleja condición, y que también van en apoyo de la salud de quienes no presentan esta enfermedad crónica. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad San Sebastián</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Un espacio albergado por la Universidad San Sebastián, destinado a la alimentación sana y a acoger a todas las personas que padezcan diabetes y que formen parte de la comunidad universitaria, fue inaugurado en el Campus Las Tres Pascualas. El denominado “kiosco saludable” irá en directo beneficio de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, pues es la fuente a través de cual esta entidad capta la mitad de sus ingresos.

Para dar la bienvenida a este espacio se realizó una ceremonia en el Auditorio Los Robles, en presencia de las máximas autoridades de la USS Sede Concepción y de la Corporación, invitados que luego se trasladaron al kiosco, en el acceso del Edificio Los Peumos, donde disfrutaron de un exquisito cóctel saludable, carente de azúcares y de grasas saturadas, con tortas, kuchenes, jugos naturales, frutas y dátiles, entre otras varias delicias.

La Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético perdió el anterior kiosco que administraba, ubicado al interior del Hospital Regional, como consecuencia del terremoto del 27 de febrero.

La doctora Andrea Gleissner, relacionada por muchos años con la Corporación, se contactó con Fernando Quiroga, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, para ver la posibilidad de establecer el inmueble en la USS. Dicha petición fue de inmediato acogida por las autoridades sebastianas.

La ceremonia

Entre los asistentes a la bienvenida del kiosco en la USS se contó a Luis Alfonso Rivas, vicerrector académico de la USS; Sergio Castro, Fernando Quiroga y Jaime Sepúlveda, decanos de las Facultades de Odontología, Ciencias de la Salud y Medicina y Enfermería, respectivamente, directores de carrera y otros invitados. Especial bienvenida se dio a José Luis Riquelme, Presidente de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, y por supuesto a la doctora Gleissner.

En su saludo, el vicerrector Rivas señaló que “estamos cumpliendo con nuestro compromiso con la responsabilidad social, en dos dimensiones. La primera de ellas es satisfacer la demanda principal, ayudar a la Corporación a continuar con su kiosco, e ir en ayuda de quienes se favorecen con esta iniciativa, niños y jóvenes que lo necesitan. Y el segundo propósito es apoyar a la comunidad interna de la USS, jóvenes, docentes, funcionarios y sebastianos que padecen de diabetes, para que puedan nutrirse de manera sana y mejorar su calidad de vida a través de la alimentación”. El Vicerrector agradeció también el compromiso del Laboratorio Roche, presente en este esfuerzo.

José Luis Riquelme, presidente de la Corporación de Ayuda al Niño y Adolescente Diabético, agradeció profundamente a la USS por su apoyo, a la vez que confirmó que la mitad de los ingresos que la institución que preside provienen de la venta de productos. Fernando Quiroga, en cambio, agradeció a la Corporación. “Somos nosotros, la USS, los que tenemos un sentimiento de gratitud, por permitirnos ayudar a tantas personas que de verdad lo necesitan”.

Especial intervención tuvo Fabiola Fernández, alumna de Medicina de la institución sebastiana, paciente diabética por más de 20 años. La joven dio a conocer a los presentes su testimonio sobre el mal que le acompaña desde la niñez, y con el que ha sabido convivir no sólo en cuanto a lo estrictamente médico (es insulinodependiente), sino también en su forma de ver la vida. Se hizo miembro de la Corporación, ha liderado charlas, ha orientado a muchos otros jóvenes y hoy se siente totalmente optimista. En lo personal, confidenció que “si antes quería a la Universidad (San Sebastián), hoy la quiero mucho más, después de saber que es una institución solidaria y que se interesa en lo más importante: la salud de las personas”.

La diabetes en Chile, según datos de la Fundación de Diabetes Juvenil de Chile, afecta al 7 por ciento de la población, y ha aumentado en un 40 por ciento en los últimos años. Por eso es tan importante para la sociedad en su conjunto disponer de puntos de venta para personas que ostentan tan compleja condición, y que también van en apoyo de la salud de quienes no presentan esta enfermedad crónica.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad San Sebastián

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.