text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Equipamiento y conocimiento de datos internacionales necesitaría la ONEMI

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Tras el caos y desorden que operó en la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) la madrugada del pasado 27 de febrero, día del terremoto y maremoto que devastaron la zona centro sur del país, las críticas no se hicieron esperar. Mucho se habló de cambios y reestructuraciones, pero sólo el pasado lunes 17 de mayo el presidente Piñera anunció, desde Madrid, la creación de una nueva agencia nacional de emergencia. <br/><br/>La académica y experta en análisis sísmico de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Paulina González, valoró la iniciativa y recalcó la necesidad de suplir las falencias evidenciadas en la ONEMI. <br/><br/>Según la especialista, las prioridades que deberán considerarse para establecer la nueva oficina de emergencias son: implementar un sistema de comunicaciones que no dependa del suministro de energía eléctrica, contar con un cuerpo técnico adecuado, suscribirse a organismos internacionales para conocer experiencias de otros países y aumentar la cantidad de sismógrafos y acelerógrafos por región. <br/><br/>Al respecto, González afirmó que es fundamental contar con un cuerpo técnico adecuado para asumir las labores de esta nueva agencia nacional de emergencia, propuesta por el mandatario. “Se deberá contar con asesores y científicos especializados en el tema”, explicó. <br/><br/>Por otra parte, la académica sostuvo que es primordial tener un sistema de comunicaciones que no dependa del suministro de energía eléctrica. “La red de registro de la actividad sísmica existente en todo el país, debe funcionar aunque se corte la luz”, sentenció. <br/><br/>En este sentido, afirmó que se debe tomar el ejemplo de países desarrollados como, por ejemplo, Japón. “Éste cuenta con una organización internacional (JICA, Agencia de cooperación Internacional de Japón) sobre desastres y mitigación de los efectos de los desastres. Creo que es fundamental tener información sobre las experiencias de otros países y adaptar lo bueno a la realidad nacional”. <br/><br/><strong>Instrumental adecuado</strong><br/><br/>En el ámbito más técnico, la especialista agregó que es imperioso contar con los instrumentos adecuados para ejecutar tareas tan complejas como las vividas el 27 de febrero. “Tiene que existir una red nacional de sismógrafos y la densidad en cada lugar debe ser más de uno. Hay que tener sismógrafos y acelerógrafos”, enfatizó. <br/><br/>Finalmente, Paulina González, recalcó que el número de instrumentos de medición a nivel nacional deberá aumentar. “En el terremoto del año 85’ existían más de 25 instrumentos en la zona central, y por eso se pudo registrar la magnitud del sismo en 30 estaciones, siendo esa una densidad razonable. Sin embargo, en la actualidad habría que tener como mínimo 30 instrumentos por región”, concluyó la especialista. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Tras el caos y desorden que operó en la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) la madrugada del pasado 27 de febrero, día del terremoto y maremoto que devastaron la zona centro sur del país, las críticas no se hicieron esperar. Mucho se habló de cambios y reestructuraciones, pero sólo el pasado lunes 17 de mayo el presidente Piñera anunció, desde Madrid, la creación de una nueva agencia nacional de emergencia.

La académica y experta en análisis sísmico de la Universidad de Santiago de Chile, Paulina González, valoró la iniciativa y recalcó la necesidad de suplir las falencias evidenciadas en la ONEMI.

Según la especialista, las prioridades que deberán considerarse para establecer la nueva oficina de emergencias son: implementar un sistema de comunicaciones que no dependa del suministro de energía eléctrica, contar con un cuerpo técnico adecuado, suscribirse a organismos internacionales para conocer experiencias de otros países y aumentar la cantidad de sismógrafos y acelerógrafos por región.

Al respecto, González afirmó que es fundamental contar con un cuerpo técnico adecuado para asumir las labores de esta nueva agencia nacional de emergencia, propuesta por el mandatario. “Se deberá contar con asesores y científicos especializados en el tema”, explicó.

Por otra parte, la académica sostuvo que es primordial tener un sistema de comunicaciones que no dependa del suministro de energía eléctrica. “La red de registro de la actividad sísmica existente en todo el país, debe funcionar aunque se corte la luz”, sentenció.

En este sentido, afirmó que se debe tomar el ejemplo de países desarrollados como, por ejemplo, Japón. “Éste cuenta con una organización internacional (JICA, Agencia de cooperación Internacional de Japón) sobre desastres y mitigación de los efectos de los desastres. Creo que es fundamental tener información sobre las experiencias de otros países y adaptar lo bueno a la realidad nacional”.

Instrumental adecuado

En el ámbito más técnico, la especialista agregó que es imperioso contar con los instrumentos adecuados para ejecutar tareas tan complejas como las vividas el 27 de febrero. “Tiene que existir una red nacional de sismógrafos y la densidad en cada lugar debe ser más de uno. Hay que tener sismógrafos y acelerógrafos”, enfatizó.

Finalmente, Paulina González, recalcó que el número de instrumentos de medición a nivel nacional deberá aumentar. “En el terremoto del año 85’ existían más de 25 instrumentos en la zona central, y por eso se pudo registrar la magnitud del sismo en 30 estaciones, siendo esa una densidad razonable. Sin embargo, en la actualidad habría que tener como mínimo 30 instrumentos por región”, concluyó la especialista.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.