text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colegio de Enfermeras distingue a docentes de la Universidad de Antofagasta

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>En el día en que se conmemora el nacimiento de Florence Nightingale, considerada la madre de la enfermería, el Colegio de Enfermeras de Antofagasta celebró su día y distinguió con la “Lámpara de oro” a dos destacadas académicas de la <a target=_blank href=https://www.uantof.cl>Universidad de Antofagasta</a>, por sus 40 y 35 años de ejercicio profesional, respectivamente. <br/><br/>Rosa Apablaza comenta que desde pequeña sintió vocación por la carrera de enfermería, es así que al finalizar sus estudios de enseñanza media, ingresa el año 1965 a estudiar enfermería a la Universidad de Chile, sede Antofagasta. Su vida profesional la inicia en el hospital de Mejillones, siendo la primera enfermera universitaria que tuvo ese establecimiento de salud. <br/><br/>Desde 1970 hasta 1976 se desempeñó como enfermera jefe de los consultorios de la Cruz Roja y General Borgoño, comenta que ese mismo año ingresa como docente a la carrera de enfermería, donde dictó la cátedra de salud pública y administración, donde años más tarde asume el cargo de jefa de carrera. <br/><br/>La vida profesional de Rosa Apablaza ha estado llena de logros y desafíos que la enorgullecen día a día. “Me siento muy realizada con mi vida profesional, estoy muy contenta y quiero mucho mi profesión”, expresó Rosa. <br/><br/><strong>Un sueño</strong><br/><br/>Carmen Collao, en cambio, una vez casada decide estudiar y cumplir su sueño, es así que en 1976 ingresa a la Universidad de Chile, sede Antofagasta, a estudiar enfermería. Explica que las fuentes laborales en esa época eran demasiado escasas, sin embargo, en junio de 1980 ingresó a la Escuela Hogar Grecia, hoy D-76, convirtiéndose en pionera de la Enfermería en Salud Escolar en Chile, luego es trasladada al Centro de Diagnóstico Nº 8, donde se desempeña como integrante del equipo multiprofesional de ese organismo hasta 1990, fecha en que llega a trabajar a la Universidad de Antofagasta. <br/><br/>“Soy una agradecida de esta Casa de Estudios, pues me ha dado la posibilidad de crecer mucho personal y profesionalmente. Siempre he tenido presente el gran desafío que significa formar profesionales en un área tan importante como esta”, comentó. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Antofagasta</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

En el día en que se conmemora el nacimiento de Florence Nightingale, considerada la madre de la enfermería, el Colegio de Enfermeras de Antofagasta celebró su día y distinguió con la “Lámpara de oro” a dos destacadas académicas de la Universidad de Antofagasta, por sus 40 y 35 años de ejercicio profesional, respectivamente.

Rosa Apablaza comenta que desde pequeña sintió vocación por la carrera de enfermería, es así que al finalizar sus estudios de enseñanza media, ingresa el año 1965 a estudiar enfermería a la Universidad de Chile, sede Antofagasta. Su vida profesional la inicia en el hospital de Mejillones, siendo la primera enfermera universitaria que tuvo ese establecimiento de salud.

Desde 1970 hasta 1976 se desempeñó como enfermera jefe de los consultorios de la Cruz Roja y General Borgoño, comenta que ese mismo año ingresa como docente a la carrera de enfermería, donde dictó la cátedra de salud pública y administración, donde años más tarde asume el cargo de jefa de carrera.

La vida profesional de Rosa Apablaza ha estado llena de logros y desafíos que la enorgullecen día a día. “Me siento muy realizada con mi vida profesional, estoy muy contenta y quiero mucho mi profesión”, expresó Rosa.

Un sueño

Carmen Collao, en cambio, una vez casada decide estudiar y cumplir su sueño, es así que en 1976 ingresa a la Universidad de Chile, sede Antofagasta, a estudiar enfermería. Explica que las fuentes laborales en esa época eran demasiado escasas, sin embargo, en junio de 1980 ingresó a la Escuela Hogar Grecia, hoy D-76, convirtiéndose en pionera de la Enfermería en Salud Escolar en Chile, luego es trasladada al Centro de Diagnóstico Nº 8, donde se desempeña como integrante del equipo multiprofesional de ese organismo hasta 1990, fecha en que llega a trabajar a la Universidad de Antofagasta.

“Soy una agradecida de esta Casa de Estudios, pues me ha dado la posibilidad de crecer mucho personal y profesionalmente. Siempre he tenido presente el gran desafío que significa formar profesionales en un área tan importante como esta”, comentó.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Antofagasta

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.