text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Fondos de Capital de Riesgo Corporativo: una buena herramienta para conectarse con el mercado

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>La Potenciadora de Negocios de la <a target=_blank href=https://www.uai.cl>Universidad Adolfo Ibáñez</a>, <a target=_blank href=https://www.octantis.cl>Octantis</a>, en el marco del Programa de Emprendimiento Corporativo que está desarrollando trae a Chile a Diego May, especialista en Fondos de Capital de Riesgo Corporativo (CVC). May sostendrá diversos encuentros con ejecutivos de primera línea de importantes compañías con el objeto de fomentar los Fondos de CVC como una excelente herramienta para potenciar el empresarialismo corporativo. <br/><br/>“Queremos mostrar la enorme oportunidad que representa trabajar con emprendedores -tanto internos como externos-; buscamos que los dueños y los ejecutivos corporativos comprendan cómo hacer negocios con emprendedores, y cómo liberar y aprovechar esa energía emprendedora para rejuvenecer a la corporación. Es un juego ganar-ganar. Los emprendedores ganan, las empresas ganan”, señala Aldo Aspilcueta, director del Programa de EC en Octantis. <br/><br/>Corporate Venture Capital (CVC) se denomina a la inversión minoritaria que realiza una compañía grande en una empresa joven o nueva, que no cotice en bolsa por razones estratégicas o financieras. <br/><br/>Se trata de dinero inteligente, al igual que los Venture Capital. Ello, pues las inversiones suelen acompañarse de diversos tipos de apoyo no financieros. En ocasiones la compañía integra el consejo administrativo de la nueva empresa, colabora en la mejora de sus procedimientos y en la gestión interna. <br/><br/>“Aunque dependiendo de la industria puede ser que el Capital Corporativo te aporte más en este ámbito”, asevera Diego May. <br/><br/>Respecto a las motivaciones que pueden tener las grandes empresas para establecer un fondo CVC, May destaca como primer factor y el más importante “la capacidad de hacer mucho dinero”. En segundo término ubica los conocimientos de mercados que aún no han explorado los inversionistas, los que después pueden llegar a convertirse en oportunidades para estos. <br/><br/>Uno de los elementos diferenciadores entre un CV y CVC, explica, es que éstos últimos poseen una gran capacidad para realizar due diligence a la hora de analizar una empresa, su estrategia y su negocio. <br/><br/>“Tienes un equipo de personas mucho más capacitada que la que tendrías en un Fondo de Capital de Riesgo donde sólo tienes analistas generalistas que no son especialistas en una industria. En definitiva se trata de dinero con un conocimiento excesivo de la industria”. <br/><br/>Los fondos de Capital de Riesgo Corporativo, se convierten así en una herramienta valiosa a la hora de fomentar el emprendimiento corporativo. Según relata May las empresas más exitosas del mundo lo desarrollan, porque de ese modo pueden atraer a personas valiosas que trabajan al interior de la compañía, quienes dejan de ser empleados para convertirse en emprendedores internos y aliados de la compañía. Pero también es fundamental conectarse con lo que sucede en la industria. <br/><br/>“Conectarse con jugadores de alto valor que están fuera de la empresa es clave, pues ayuda a crecer mucho. El CVC es un mecanismo para poder atraerlos y que haya una colaboración”, asevera May. <br/><br/><strong>Caso Intel Capital</strong><br/><br/>Diego May se desempeñó como gerente regional de Inversiones Estratégicas de Intel Capital, compañía norteamericana líder en la industria de microprocesadores. Desde ese cargo es que pudo ver las oportunidades que se abrieron para la compañía. <br/><br/>Este fondo se creó, según explica May, para potenciar ideas de personas que se desempeñaban dentro de la empresa, estas ideas de negocios tenían, por cierto, que estar cien por ciento alineadas con la compañía y con las estrategias de crecimiento que estaba teniendo en el corto plazo Intel. <br/><br/>“El CVC de Intel le permitió a esta gente muy valiosa crear empresas muy exitosas y que Intel fuera parte de eso. Ese fue uno de los temas. Pero el segundo aprendizaje fue que a través de este fondo de capital de riesgo pudieron tener -como decían ellos- ojos y oídos y estar así mucho más conectados a sus mercados. <br/><br/>Reflexiona y agrega: “Al tener constantemente personas que te brindaban ideas fuera de Intel que tuvieran relación con la industria, Intel se podía conectar muy tempranamente con esos jugadores y entender desde adentro que es lo que estaba pasando”. <br/><br/>Así Intel pudo ingresar a industrias que no necesariamente se involucraban con el mundo de los microprocesadores inicialmente, pero que después si lo estuvieron en gran medida. Y ello fue posible gracias al apoyo que realizó cinco o seis años antes a empresas creadas por emprendedores a través del CVC. <br/><br/>“En Latinoamérica Intel Capital realizó inversiones que le permitieron entender mucho mejor aspectos de utilización de computadoras por parte de consumidores. Se evaluaron cantidades de empresas que vincularon mejor a Intel con las industrias de telecomunicaciones y de internet, invirtiendo en empresas con tecnologías que hacen alto uso de procesamiento computacional Intel pudo entender mejor cómo optimizar sus soluciones para esas industrias. Invirtiendo, además, en empresas de ´devices´ Intel pudo comprender más acerca de tendencias y crecimiento potencial de mercados”, relata. <br/><br/>May destaca como conclusión de esta experiencia los beneficios de los CVC hacia el mercado: “te permiten estar alerta a oportunidades que puedan surgir y estar muy conectados al mercado para entenderlo mejor”. <br/><br/>Según cuenta su intención al venir a Chile es entregar un mensaje claro a las compañías, a quienes verdaderamente quiere desafiar. “Es hora de que las empresas exitosas en Latinoamérica empiecen a conectarse con sus mercados y con la innovación que hay en sus mercados tal cual lo están haciendo muchas empresas exitosas en EE.UU. y en Europa y una muy buena forma de hacerlo es a través de los CVC que les darán un montón de tentáculos hacia los mercados en los cuales quieren seguir creciendo e incluso les dará ideas respecto a mercados que pueden llegar a ser muy relevantes en el futuro. Si queremos que las empresas latinoamericanas o las que están en otras regiones sigan creciendo, tienen que apalancarse de la innovación que hay fuera de las empresas y tienen que meter ese motor de energía empresarial que traen los fondos de capital y los emprendedores”, concluye. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Octantis-Potenciadora de Negocios UAI</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

La Potenciadora de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Octantis, en el marco del Programa de Emprendimiento Corporativo que está desarrollando trae a Chile a Diego May, especialista en Fondos de Capital de Riesgo Corporativo (CVC). May sostendrá diversos encuentros con ejecutivos de primera línea de importantes compañías con el objeto de fomentar los Fondos de CVC como una excelente herramienta para potenciar el empresarialismo corporativo.

“Queremos mostrar la enorme oportunidad que representa trabajar con emprendedores -tanto internos como externos-; buscamos que los dueños y los ejecutivos corporativos comprendan cómo hacer negocios con emprendedores, y cómo liberar y aprovechar esa energía emprendedora para rejuvenecer a la corporación. Es un juego ganar-ganar. Los emprendedores ganan, las empresas ganan”, señala Aldo Aspilcueta, director del Programa de EC en Octantis.

Corporate Venture Capital (CVC) se denomina a la inversión minoritaria que realiza una compañía grande en una empresa joven o nueva, que no cotice en bolsa por razones estratégicas o financieras.

Se trata de dinero inteligente, al igual que los Venture Capital. Ello, pues las inversiones suelen acompañarse de diversos tipos de apoyo no financieros. En ocasiones la compañía integra el consejo administrativo de la nueva empresa, colabora en la mejora de sus procedimientos y en la gestión interna.

“Aunque dependiendo de la industria puede ser que el Capital Corporativo te aporte más en este ámbito”, asevera Diego May.

Respecto a las motivaciones que pueden tener las grandes empresas para establecer un fondo CVC, May destaca como primer factor y el más importante “la capacidad de hacer mucho dinero”. En segundo término ubica los conocimientos de mercados que aún no han explorado los inversionistas, los que después pueden llegar a convertirse en oportunidades para estos.

Uno de los elementos diferenciadores entre un CV y CVC, explica, es que éstos últimos poseen una gran capacidad para realizar due diligence a la hora de analizar una empresa, su estrategia y su negocio.

“Tienes un equipo de personas mucho más capacitada que la que tendrías en un Fondo de Capital de Riesgo donde sólo tienes analistas generalistas que no son especialistas en una industria. En definitiva se trata de dinero con un conocimiento excesivo de la industria”.

Los fondos de Capital de Riesgo Corporativo, se convierten así en una herramienta valiosa a la hora de fomentar el emprendimiento corporativo. Según relata May las empresas más exitosas del mundo lo desarrollan, porque de ese modo pueden atraer a personas valiosas que trabajan al interior de la compañía, quienes dejan de ser empleados para convertirse en emprendedores internos y aliados de la compañía. Pero también es fundamental conectarse con lo que sucede en la industria.

“Conectarse con jugadores de alto valor que están fuera de la empresa es clave, pues ayuda a crecer mucho. El CVC es un mecanismo para poder atraerlos y que haya una colaboración”, asevera May.

Caso Intel Capital

Diego May se desempeñó como gerente regional de Inversiones Estratégicas de Intel Capital, compañía norteamericana líder en la industria de microprocesadores. Desde ese cargo es que pudo ver las oportunidades que se abrieron para la compañía.

Este fondo se creó, según explica May, para potenciar ideas de personas que se desempeñaban dentro de la empresa, estas ideas de negocios tenían, por cierto, que estar cien por ciento alineadas con la compañía y con las estrategias de crecimiento que estaba teniendo en el corto plazo Intel.

“El CVC de Intel le permitió a esta gente muy valiosa crear empresas muy exitosas y que Intel fuera parte de eso. Ese fue uno de los temas. Pero el segundo aprendizaje fue que a través de este fondo de capital de riesgo pudieron tener -como decían ellos- ojos y oídos y estar así mucho más conectados a sus mercados.

Reflexiona y agrega: “Al tener constantemente personas que te brindaban ideas fuera de Intel que tuvieran relación con la industria, Intel se podía conectar muy tempranamente con esos jugadores y entender desde adentro que es lo que estaba pasando”.

Así Intel pudo ingresar a industrias que no necesariamente se involucraban con el mundo de los microprocesadores inicialmente, pero que después si lo estuvieron en gran medida. Y ello fue posible gracias al apoyo que realizó cinco o seis años antes a empresas creadas por emprendedores a través del CVC.

“En Latinoamérica Intel Capital realizó inversiones que le permitieron entender mucho mejor aspectos de utilización de computadoras por parte de consumidores. Se evaluaron cantidades de empresas que vincularon mejor a Intel con las industrias de telecomunicaciones y de internet, invirtiendo en empresas con tecnologías que hacen alto uso de procesamiento computacional Intel pudo entender mejor cómo optimizar sus soluciones para esas industrias. Invirtiendo, además, en empresas de ´devices´ Intel pudo comprender más acerca de tendencias y crecimiento potencial de mercados”, relata.

May destaca como conclusión de esta experiencia los beneficios de los CVC hacia el mercado: “te permiten estar alerta a oportunidades que puedan surgir y estar muy conectados al mercado para entenderlo mejor”.

Según cuenta su intención al venir a Chile es entregar un mensaje claro a las compañías, a quienes verdaderamente quiere desafiar. “Es hora de que las empresas exitosas en Latinoamérica empiecen a conectarse con sus mercados y con la innovación que hay en sus mercados tal cual lo están haciendo muchas empresas exitosas en EE.UU. y en Europa y una muy buena forma de hacerlo es a través de los CVC que les darán un montón de tentáculos hacia los mercados en los cuales quieren seguir creciendo e incluso les dará ideas respecto a mercados que pueden llegar a ser muy relevantes en el futuro. Si queremos que las empresas latinoamericanas o las que están en otras regiones sigan creciendo, tienen que apalancarse de la innovación que hay fuera de las empresas y tienen que meter ese motor de energía empresarial que traen los fondos de capital y los emprendedores”, concluye.

Edición: Universia / RR

Fuente: Octantis-Potenciadora de Negocios UAI
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.