text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Niños de Villa Prat proponen soluciones para la reconstrucción a través de la tecnología

      
<b><a href=https://agenda.universia.cl/ target=_blank>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></b><br/>El sábado 27 de febrero será un día difícil de olvidar para los habitantes de la Región del Maule. Esa madrugada, gran parte de las construcciones colapsaron ante la fuerza del terremoto, destruyendo también la infraestructura educativa de la zona. <br/><br/>Para enfrentar esta realidad, Intel® Tecnologías de Chile, con el apoyo del Centro Costadigital de la <a href=https://www.pucv.cl target=_blank>Pontificia Universidad Católica de Valparaíso</a> y la Unidad Ejecutora del Sur de la <a href=https://www.ucm.cl target=_blank>Universidad Católica del Maule</a>, ha desarrollado el proyecto “Apoyando a las comunidades educativas afectadas por el terremoto en la Región del Maule”. <br/><br/>El proyecto –que se extenderá hasta el mes de diciembre- consideró la realización de acciones en la comuna de Sagrada Familia, para que los estudiantes retomaran sus actividades escolares lo antes posible, y por otro lado acciones de acompañamiento a través de diversos recursos didácticos digitales y estrategias metodológicas en establecimientos de otras comunas afectadas, procurando ambientes de aprendizaje que favorezcan un desarrollo académico y emocional adecuado para los estudiantes. <br/><br/>Una de las primeras comunidades beneficiadas fue Villa Prat, ubicada en la comuna de Sagrada Familia. Aquí se impartieron cursos del Programa Intel® Aprender destinado a los estudiantes, quienes pudieron desarrollar su creatividad, capacidad de trabajo en equipo y habilidad de procesar información utilizando programas computacionales, procesadores de texto, software de video, entre otros. <br/><br/>Tras casi un mes de trabajo, los estudiantes presentaron sus proyectos a las autoridades locales, evidenciando el enorme impacto que tuvo en los pequeños el terremoto y también el deseo de aportar a la reconstrucción de su localidad. <br/><br/>En la ocasión, el asesor pedagógico de Intel® Educación, Mario López, se mostró satisfecho con la labor realizada por los estudiantes y sus profesores. “Estos cursos tienen un significado especial para nosotros, pues vemos cómo la comunidad se ha apropiado de las herramientas tecnológicas para resolver una situación muy dramática que los afecta directamente”, señaló. <br/><br/>Uno de los proyectos presentados fue “Recuperando la memoria histórica de Villa Prat”, que busca recolectar entre sus habitantes fotografías de la ciudad antes del terremoto. “Las pequeñas ideas se pueden convertir en grandes proyectos que van en beneficio de toda la comunidad”, expresó Rosa Cuadra, coordinadora del Área Pedagógica de Enlaces UCM, alentando a los alumnos a continuar con sus planes. <br/><br/><b>Reconstruir desde el aula <br/></b><br/>Los dibujos, cuentos, canciones y fotonovelas creadas por los niños de Villa Prat reflejan lo difíciles momentos que han debido atravesar desde el terremoto del 27 de febrero, considerado dentro de los de mayor magnitud registrados en el mundo. “Los niños estaban muy complicados emocionalmente, por lo que fue un desafío generar un curso que además de entretenerlos, pudiera crear competencias a largo plazo”, explica la profesora Patricia Pedrero, una de las profesionales de Enlaces UCM que impartió los cursos en la Escuela Villa Prat. <br/><br/>El establecimiento, además, cuenta con Laboratorios Móviles Computacionales (LMC), iniciativa del Ministerio de Educación que permite a la escuela contar con un computador para cada alumno. “Ahora los niños saben cómo manejar las herramientas para trabajar en LMC, y también han desarrollado habilidades de trabajo colaborativo, que son esenciales para el aprendizaje del siglo XXI”, comenta Pedrero. <br/><br/>Si bien la Escuela Villa Prat sufrió daños estructurales en el internado del establecimiento y otras dependencias, los alumnos ven con optimismo el futuro de su comunidad. “Queremos levantar a Villa Prat y que no vuelva a pasar lo mismo otra vez”, explicaba el pequeño Nicolás a sus compañeros durante la presentación de los proyectos. <br/><br/>Así como en Villa Prat, son cientos los recintos educativos de la Región del Maule que se derrumbaron o sufrieron severos daños con el terremoto, por lo que un porcentaje importante de los estudiantes de la zona ha visto disminuidas sus horas de jornada escolar completa al tener que concurrir a escuelas de emergencia o compartir recintos con otros establecimientos. <br/><br/>Los cursos del Programa Intel® Aprender que se están implementando gracias a este proyecto, buscan complementar los contenidos del currículo escolar, considerando también aquellos que no serán posibles de abordar en este año escolar en la Región del Maule. <br/><br/>Edición:<i> Universia</i> / RR <br/><br/>Fuente: <i>Centro Costadigital PUCV</i>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

El sábado 27 de febrero será un día difícil de olvidar para los habitantes de la Región del Maule. Esa madrugada, gran parte de las construcciones colapsaron ante la fuerza del terremoto, destruyendo también la infraestructura educativa de la zona.

Para enfrentar esta realidad, Intel® Tecnologías de Chile, con el apoyo del Centro Costadigital de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Unidad Ejecutora del Sur de la Universidad Católica del Maule, ha desarrollado el proyecto “Apoyando a las comunidades educativas afectadas por el terremoto en la Región del Maule”.

El proyecto –que se extenderá hasta el mes de diciembre- consideró la realización de acciones en la comuna de Sagrada Familia, para que los estudiantes retomaran sus actividades escolares lo antes posible, y por otro lado acciones de acompañamiento a través de diversos recursos didácticos digitales y estrategias metodológicas en establecimientos de otras comunas afectadas, procurando ambientes de aprendizaje que favorezcan un desarrollo académico y emocional adecuado para los estudiantes.

Una de las primeras comunidades beneficiadas fue Villa Prat, ubicada en la comuna de Sagrada Familia. Aquí se impartieron cursos del Programa Intel® Aprender destinado a los estudiantes, quienes pudieron desarrollar su creatividad, capacidad de trabajo en equipo y habilidad de procesar información utilizando programas computacionales, procesadores de texto, software de video, entre otros.

Tras casi un mes de trabajo, los estudiantes presentaron sus proyectos a las autoridades locales, evidenciando el enorme impacto que tuvo en los pequeños el terremoto y también el deseo de aportar a la reconstrucción de su localidad.

En la ocasión, el asesor pedagógico de Intel® Educación, Mario López, se mostró satisfecho con la labor realizada por los estudiantes y sus profesores. “Estos cursos tienen un significado especial para nosotros, pues vemos cómo la comunidad se ha apropiado de las herramientas tecnológicas para resolver una situación muy dramática que los afecta directamente”, señaló.

Uno de los proyectos presentados fue “Recuperando la memoria histórica de Villa Prat”, que busca recolectar entre sus habitantes fotografías de la ciudad antes del terremoto. “Las pequeñas ideas se pueden convertir en grandes proyectos que van en beneficio de toda la comunidad”, expresó Rosa Cuadra, coordinadora del Área Pedagógica de Enlaces UCM, alentando a los alumnos a continuar con sus planes.

Reconstruir desde el aula

Los dibujos, cuentos, canciones y fotonovelas creadas por los niños de Villa Prat reflejan lo difíciles momentos que han debido atravesar desde el terremoto del 27 de febrero, considerado dentro de los de mayor magnitud registrados en el mundo. “Los niños estaban muy complicados emocionalmente, por lo que fue un desafío generar un curso que además de entretenerlos, pudiera crear competencias a largo plazo”, explica la profesora Patricia Pedrero, una de las profesionales de Enlaces UCM que impartió los cursos en la Escuela Villa Prat.

El establecimiento, además, cuenta con Laboratorios Móviles Computacionales (LMC), iniciativa del Ministerio de Educación que permite a la escuela contar con un computador para cada alumno. “Ahora los niños saben cómo manejar las herramientas para trabajar en LMC, y también han desarrollado habilidades de trabajo colaborativo, que son esenciales para el aprendizaje del siglo XXI”, comenta Pedrero.

Si bien la Escuela Villa Prat sufrió daños estructurales en el internado del establecimiento y otras dependencias, los alumnos ven con optimismo el futuro de su comunidad. “Queremos levantar a Villa Prat y que no vuelva a pasar lo mismo otra vez”, explicaba el pequeño Nicolás a sus compañeros durante la presentación de los proyectos.

Así como en Villa Prat, son cientos los recintos educativos de la Región del Maule que se derrumbaron o sufrieron severos daños con el terremoto, por lo que un porcentaje importante de los estudiantes de la zona ha visto disminuidas sus horas de jornada escolar completa al tener que concurrir a escuelas de emergencia o compartir recintos con otros establecimientos.

Los cursos del Programa Intel® Aprender que se están implementando gracias a este proyecto, buscan complementar los contenidos del currículo escolar, considerando también aquellos que no serán posibles de abordar en este año escolar en la Región del Maule.

Edición: Universia / RR

Fuente: Centro Costadigital PUCV
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.