text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"El accidente cerebrovascular de Gustavo Cerati es sólo el anuncio de un problema mayor"

      
<b><a href=https://agenda.universia.cl/ target=_blank>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></b><br/>En Chile, cada hora ocurren tres ataques cerebrales y cada 67 minutos muere una persona por esta causa. La cifra es tan contundente que los accidentes vasculares son la segunda causa específica de muerte en el país. <br/><br/>El episodio vivido por el cantante argentino Gustavo Cerati abre una ventana de alerta que vale la pena considerar. La Dra. Violeta Díaz, jefe de neurología del <a href=https://www.redclinica.cl target=_blank>Hospital Clínico Universidad de Chile</a> comenta que: <b>“Un accidente cerebro-vascular sucede cuando el flujo sanguíneo de una parte del cerebro se interrumpe debido a que un vaso sanguíneo en dicho órgano se bloquea o se rompe</b>. Cuando se produce obstrucción de un vaso se habla de accidente de tipo isquémico y cuando se rompe un vaso es de tipo hemorrágico”. <br/><br/>“<b>Hay señales claras que indican que estamos en presencia de una sospecha de accidente cerebro-vascular.</b> Se llama Escala de Cincinnati y dice relación con la observación de una brusca asimetría de la cara; cuando un sector de la misma no se puede movilizar, si un brazo no puede ser mantenido extendido y se cae y si hay incapacidad para emitir o articular palabras. Si se cumplen estos tres indicadores, la probabilidad que se esté cursando un ataque cerebral es próxima al 100 por ciento”, señala la especialista. Por ello, agrega “de tener estos tres signos de alerta, el paciente debe ser derivado a un centro hospitalario para poder actuar rápidamente. Las cuatro primeras horas son vitales para detener un accidente mayor y con ello evitar secuela de mayor envergadura”, sostiene. <br/><br/><b>Los pacientes hipertensos son por lejos la población de mayor riesgo</b>, tienen cuatro veces más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular. Otros factores de riesgo son los antecedentes cardiovasculares, la obesidad, la diabetes, el colesterol elevado y el consumo de cigarrillos. Asimismo, hay factores genéticos y la edad que influyen. <br/><br/>En el caso del cantante, señala la Dra. Díaz, “lo primero que uno se pregunta es si hay factores de riesgo y cómo está su árbol arterial en particular el estado de sus arterias carótidas que son las que llevan la sangre al cerebro. De dónde podría venir lo que le sucedió: lo primero es del corazón, trastornos del ritmo producidos por múltiples causas desde el stress al uso de medicamentos, placas arterioescleróticas que obstruyan total o parcialmente una arteria”. <br/><br/>La crisis sufrida por el artista se reconoce como un accidente isquémico transitorio, pero tiene hasta un 20 % más de probabilidad de llegar a ser en el futuro un accidente mayor, este es sólo un anuncio. Por ello es fundamental que se realice estudios para determinar el origen: su accidente viene del corazón o de los vasos sanguíneos del cuello o cerebrales. <br/><br/>Respecto de las consecuencias que puede tener una persona que sufre un accidente cerebrovascular, éstas dependen del tamaño de la arteria o del vaso intracerebral comprometido y de la porción de cerebro afectado. Sin embargo, pueden ir desde la afasia que es la dificultad para hablar, parálisis completa de un lado del cuerpo, trastornos del campo visual hasta la hemiplejia. <br/><br/>Edición: <i>Universia</i> / RR <br/><br/>Fuente: <i>Hospital Clínico Universidad de Chile</i>
Dra. Violeta Díaz.
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

En Chile, cada hora ocurren tres ataques cerebrales y cada 67 minutos muere una persona por esta causa. La cifra es tan contundente que los accidentes vasculares son la segunda causa específica de muerte en el país.

El episodio vivido por el cantante argentino Gustavo Cerati abre una ventana de alerta que vale la pena considerar. La Dra. Violeta Díaz, jefe de neurología del Hospital Clínico Universidad de Chile comenta que: “Un accidente cerebro-vascular sucede cuando el flujo sanguíneo de una parte del cerebro se interrumpe debido a que un vaso sanguíneo en dicho órgano se bloquea o se rompe. Cuando se produce obstrucción de un vaso se habla de accidente de tipo isquémico y cuando se rompe un vaso es de tipo hemorrágico”.

Hay señales claras que indican que estamos en presencia de una sospecha de accidente cerebro-vascular. Se llama Escala de Cincinnati y dice relación con la observación de una brusca asimetría de la cara; cuando un sector de la misma no se puede movilizar, si un brazo no puede ser mantenido extendido y se cae y si hay incapacidad para emitir o articular palabras. Si se cumplen estos tres indicadores, la probabilidad que se esté cursando un ataque cerebral es próxima al 100 por ciento”, señala la especialista. Por ello, agrega “de tener estos tres signos de alerta, el paciente debe ser derivado a un centro hospitalario para poder actuar rápidamente. Las cuatro primeras horas son vitales para detener un accidente mayor y con ello evitar secuela de mayor envergadura”, sostiene.

Los pacientes hipertensos son por lejos la población de mayor riesgo, tienen cuatro veces más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular. Otros factores de riesgo son los antecedentes cardiovasculares, la obesidad, la diabetes, el colesterol elevado y el consumo de cigarrillos. Asimismo, hay factores genéticos y la edad que influyen.

En el caso del cantante, señala la Dra. Díaz, “lo primero que uno se pregunta es si hay factores de riesgo y cómo está su árbol arterial en particular el estado de sus arterias carótidas que son las que llevan la sangre al cerebro. De dónde podría venir lo que le sucedió: lo primero es del corazón, trastornos del ritmo producidos por múltiples causas desde el stress al uso de medicamentos, placas arterioescleróticas que obstruyan total o parcialmente una arteria”.

La crisis sufrida por el artista se reconoce como un accidente isquémico transitorio, pero tiene hasta un 20 % más de probabilidad de llegar a ser en el futuro un accidente mayor, este es sólo un anuncio. Por ello es fundamental que se realice estudios para determinar el origen: su accidente viene del corazón o de los vasos sanguíneos del cuello o cerebrales.

Respecto de las consecuencias que puede tener una persona que sufre un accidente cerebrovascular, éstas dependen del tamaño de la arteria o del vaso intracerebral comprometido y de la porción de cerebro afectado. Sin embargo, pueden ir desde la afasia que es la dificultad para hablar, parálisis completa de un lado del cuerpo, trastornos del campo visual hasta la hemiplejia.

Edición: Universia / RR

Fuente: Hospital Clínico Universidad de Chile
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.