text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Experto formula diagnóstico de la red asistencial pública tras el terremoto y tsunami

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Durante los días posteriores al terremoto y tsunami del 27 de febrero en nuestro país, hemos asistido a una serie de relatos, comentarios y declaraciones que han puesto en evidencia el desastre provocado en la red asistencial pública, predominantemente hospitalaria, de las regiones afectadas por los efectos devastadores de este sismo. <br/><br/>El doctor Jorge Lastra, académico de la <a target=_blank href=https://www.unab.cl>Universidad Andrés Bello</a> y experto en Salud Pública, afirma que en el actual escenario, la disponibilidad de camas se han reducido en una cifra variable, que en algunos casos hasta se ha hablado de menos siete mil en el sector público, debido a que una decena de hospitales requieren de una completa reposición de ellas y otros esperan importantes reparaciones para recuperar su funcionalidad. <br/><br/>Las soluciones que hasta el momento se han empleado, han comprometidos alrededor US$ 2.700 millones: “El despliegue de las soluciones han sido a través de los hospitales de campaña nacionales y extranjeros, la compra de servicios al sector privado y la adquisición de numerosos dispositivos modulares que permiten una vida útil de diez años aproximados”, comenta el profesional. Además, agrega, se ha anunciado la construcción vía concesión a privados de cerca de una veintena de hospitales definitivos. <br/><br/><strong>Salud ambiental <br/></strong><br/>Si bien la preocupación por la reposición de las camas hospitalarias resulta ineludible, advierte el doctor Lastra, existen otras necesidades de salud que deberían ser prioridad como poner mayor énfasis en la salud ambiental y considerar factores como el suministro de agua, la disposición de excretas y desechos sólidos, el control de vectores y la vigilancia en salud pública. <br/><br/>Por último, complementa el experto, también se necesita contar con intervenciones en salud mental especialmente para el manejo del estrés postraumático y eventualmente, también, de planes de rehabilitación para quienes queden con daños permanentes en su salud después del terremoto. <br/><br/>“La búsqueda de soluciones para la red de asistencia pública debe ser lo más amplia posible. Porque en salud se debe pensar en una perspectiva integral, recogiendo las orientaciones de modelos como el de la salud familiar y comunitaria, que enfatiza las tareas de atención primaria, el trabajo multidisciplinario e intersectorial, la participación de la comunidad y la promoción y prevención en salud”, dice el doctor Jorge Lastra. Sólo de esta forma, concluye el especialista, la demanda asistencial tendrá otro curso, es decir, no enfatizada en la hospitalización sino en la prevención. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad Andrés Bello</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Durante los días posteriores al terremoto y tsunami del 27 de febrero en nuestro país, hemos asistido a una serie de relatos, comentarios y declaraciones que han puesto en evidencia el desastre provocado en la red asistencial pública, predominantemente hospitalaria, de las regiones afectadas por los efectos devastadores de este sismo.

El doctor Jorge Lastra, académico de la Universidad Andrés Bello y experto en Salud Pública, afirma que en el actual escenario, la disponibilidad de camas se han reducido en una cifra variable, que en algunos casos hasta se ha hablado de menos siete mil en el sector público, debido a que una decena de hospitales requieren de una completa reposición de ellas y otros esperan importantes reparaciones para recuperar su funcionalidad.

Las soluciones que hasta el momento se han empleado, han comprometidos alrededor US$ 2.700 millones: “El despliegue de las soluciones han sido a través de los hospitales de campaña nacionales y extranjeros, la compra de servicios al sector privado y la adquisición de numerosos dispositivos modulares que permiten una vida útil de diez años aproximados”, comenta el profesional. Además, agrega, se ha anunciado la construcción vía concesión a privados de cerca de una veintena de hospitales definitivos.

Salud ambiental

Si bien la preocupación por la reposición de las camas hospitalarias resulta ineludible, advierte el doctor Lastra, existen otras necesidades de salud que deberían ser prioridad como poner mayor énfasis en la salud ambiental y considerar factores como el suministro de agua, la disposición de excretas y desechos sólidos, el control de vectores y la vigilancia en salud pública.

Por último, complementa el experto, también se necesita contar con intervenciones en salud mental especialmente para el manejo del estrés postraumático y eventualmente, también, de planes de rehabilitación para quienes queden con daños permanentes en su salud después del terremoto.

“La búsqueda de soluciones para la red de asistencia pública debe ser lo más amplia posible. Porque en salud se debe pensar en una perspectiva integral, recogiendo las orientaciones de modelos como el de la salud familiar y comunitaria, que enfatiza las tareas de atención primaria, el trabajo multidisciplinario e intersectorial, la participación de la comunidad y la promoción y prevención en salud”, dice el doctor Jorge Lastra. Sólo de esta forma, concluye el especialista, la demanda asistencial tendrá otro curso, es decir, no enfatizada en la hospitalización sino en la prevención.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad Andrés Bello
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.