text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

No se están tomando las medidas necesarias para evitar que se concentre el material particulado

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Con sorpresa reaccionaron muchos automovilistas al enterarse el domingo 9 de mayo que la autoridad había decretado, a las 13 horas, la primera preemergencia ambiental del año, debido a los niveles críticos que alcanzó la calidad del aire en la comuna de Pudahuel. Esta medida, aplicada por la Intendencia Metropolitana, se extendió durante este lunes. <br/><br/>A juicio del coordinador del Centro Meteorológico Ambiental de la <a target=_blank href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a>, Patricio Pérez, sólo hay que considerar la preemergencia de este domingo, pues según el modelo predictivo de la Usach, denominado Neuronal, bajaron las concentraciones durante el lunes. “Se registraron niveles regulares en la comuna de Pudahuel y el resto de las estaciones tuvieron buenas condiciones, pero este efecto no se puede atribuir a las medidas adoptadas el domingo, pues efectivamente hubo un poco más de viento y mejoró la calidad del aire”, afirmó. <br/><br/>Con respecto a la forma inesperada de cómo se anunció la preemergencia del domingo, Pérez sostuvo que el hecho de no haberla previsto antes significa que “no se están tomando las medidas necesarias para evitar que las concentraciones de material particulado suban sustantivamente en el periodo otoño-invierno, ya que estas disposiciones deberían ser permanentes, no solamente aplicadas en los días de alerta y preemergencia”. <br/><br/><strong>Contaminación sorpresiva <br/></strong><br/>El experto de la Usach añadió que este episodio crítico de contaminación ambiental no fue fácil de pronosticar, porque según los análisis del modelo Neuronal la preemergencia se provocó por emisiones que surgieron de la comuna de Pudahuel, que fueron inusualmente altas con respecto a un día promedio. <br/><br/>Patricio Pérez, atribuye esta inusual alza en Pudahuel a que “ciertas fábricas de ladrillos y amasanderías de la zona, estarían trabajando clandestinamente, lo que habría hecho que dicha estación de monitoreo subiera sus niveles drásticamente”. <br/><br/>“Se pudo haber visualizado antes, pero no a las 20 horas del sábado 8, en donde normalmente se emiten los reportes, porque durante ese horario nadie esperaba que se produjera una preemergencia al otro día, sólo se visualizaba una alerta. Sin embargo, a partir de las 21 horas empezaron a subir dramáticamente las concentraciones especialmente en Pudahuel y finalmente, a las 3 de la mañana ya estábamos en niveles de preemergencia”, explicó. <br/><br/>En relación a las condiciones del aire durante los próximos días, considerando que no existen pronósticos de precipitaciones para la zona central, Pérez añadió que se debe monitorear la situación diariamente, pues aunque no se espera que la calidad ambiental esté en óptimas condiciones, tampoco se puede asegurar otra preemergencia. “Por lo tanto, hay que estar atentos, ya que la meteorología es muy variable, y basta con que las condiciones de ventilación estén mejores, para que la situación varíe”, concluye. <br/><br/>Edición: <em>Universia </em>/ RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Santiago de Chile</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Con sorpresa reaccionaron muchos automovilistas al enterarse el domingo 9 de mayo que la autoridad había decretado, a las 13 horas, la primera preemergencia ambiental del año, debido a los niveles críticos que alcanzó la calidad del aire en la comuna de Pudahuel. Esta medida, aplicada por la Intendencia Metropolitana, se extendió durante este lunes.

A juicio del coordinador del Centro Meteorológico Ambiental de la Universidad de Santiago de Chile, Patricio Pérez, sólo hay que considerar la preemergencia de este domingo, pues según el modelo predictivo de la Usach, denominado Neuronal, bajaron las concentraciones durante el lunes. “Se registraron niveles regulares en la comuna de Pudahuel y el resto de las estaciones tuvieron buenas condiciones, pero este efecto no se puede atribuir a las medidas adoptadas el domingo, pues efectivamente hubo un poco más de viento y mejoró la calidad del aire”, afirmó.

Con respecto a la forma inesperada de cómo se anunció la preemergencia del domingo, Pérez sostuvo que el hecho de no haberla previsto antes significa que “no se están tomando las medidas necesarias para evitar que las concentraciones de material particulado suban sustantivamente en el periodo otoño-invierno, ya que estas disposiciones deberían ser permanentes, no solamente aplicadas en los días de alerta y preemergencia”.

Contaminación sorpresiva

El experto de la Usach añadió que este episodio crítico de contaminación ambiental no fue fácil de pronosticar, porque según los análisis del modelo Neuronal la preemergencia se provocó por emisiones que surgieron de la comuna de Pudahuel, que fueron inusualmente altas con respecto a un día promedio.

Patricio Pérez, atribuye esta inusual alza en Pudahuel a que “ciertas fábricas de ladrillos y amasanderías de la zona, estarían trabajando clandestinamente, lo que habría hecho que dicha estación de monitoreo subiera sus niveles drásticamente”.

“Se pudo haber visualizado antes, pero no a las 20 horas del sábado 8, en donde normalmente se emiten los reportes, porque durante ese horario nadie esperaba que se produjera una preemergencia al otro día, sólo se visualizaba una alerta. Sin embargo, a partir de las 21 horas empezaron a subir dramáticamente las concentraciones especialmente en Pudahuel y finalmente, a las 3 de la mañana ya estábamos en niveles de preemergencia”, explicó.

En relación a las condiciones del aire durante los próximos días, considerando que no existen pronósticos de precipitaciones para la zona central, Pérez añadió que se debe monitorear la situación diariamente, pues aunque no se espera que la calidad ambiental esté en óptimas condiciones, tampoco se puede asegurar otra preemergencia. “Por lo tanto, hay que estar atentos, ya que la meteorología es muy variable, y basta con que las condiciones de ventilación estén mejores, para que la situación varíe”, concluye.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Santiago de Chile
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.