text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Margot Loyola invita a los chilenos a celebrar el Bicentenario bailando cueca

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>“Los chilenos deberíamos celebrar el Bicentenario con cueca. Nuestra danza nacional siempre ha estado presente en los grandes actos que se han realizado en nuestro país y quiero que eso regrese”, dijo entusiasta la destacada folclorista y Premio Nacional durante el lanzamiento oficial en Valparaíso de su último disco. <br/><br/>La presentación se realizó el 7 de mayo en la Sala Obra Gruesa la <a target=_blank href=https://www.pucv.cl>Pontificia Universidad Católica de Valparaíso</a>, donde estuvo acompañada por su marido, compañero de trabajo y académico del Instituto de Música de la PUCV, Osvaldo Cádiz, el rector Alfonso Muga y el musicólogo del <a target=_blank href=https://www.consejodelacultura.cl>Consejo Nacional de la Cultura y las Artes</a> (CNCA), Agustín Ruiz. <br/><br/>“Éste es el gran trabajo”, dijo “La Maestra” al explicar lo que para ella significa su nuevo registro musical y explicó que nunca queda contenta con lo que hace pero que en esta oportunidad quedó “plena”. <br/><br/>La obra incluye, entre otras piezas, cantos de las culturas indígenas de Chile (Picunches, Huilliches, Likan Antai, Kawesqar y Rapa Nui), diez ejemplos de tonadas de los valles de Colchagua, Maule y Ñuble y composiciones pueblerinos del 1900, como habaneras, mazurcas, valses. <br/><br/>Se trata de una producción que recoge sonidos de todo el país y que el 90% de su contenido es totalmente inédito. <br/><br/>“Otras voces en mi voz” se gestó cuando la investigadora e intérprete junto a su marido descubrieron que contaban con una serie de material sin registrar, lo grabaron y lo dejaron guardado. El año pasado decidieron realizar una producción discográfica y la Academia Nacional de Cultura Tradicional Margot Loyola Palacios presentó un proyecto al Fondart (Fondo Nacional de las Artes), adjudicándose los recursos. <br/><br/>El representante de la CNCA, organismo que financió el disco a través del Fondo de la Música, destacó la función de Loyola en lo que llamó la reconstrucción del imaginario colectivo folklórico nacional. “En este trabajo logró la interpretación más convincente y acabada de la diversidad cultural del país”, sostuvo Ruiz. <br/><br/><strong>Continúa trabajando <br/></strong><br/>La folclorista y también ex profesora titular de la PUCV entregó copias de su trabajo al rector de la Universidad, Alfonso Muga, y a académicos del Instituto de Música a quienes agradeció el apoyo durante su carrera artística. <br/><br/>El disco será comercializado por el sello Oveja Negra, que lo editó, pero una parte se distribuirá en centros de educación universitarios y casas de cultura municipales a nivel nacional, por intermedio del Fondo Margot Loyola de la PUCV. <br/><br/>Pero Loyola no para. Tras la presentación de “Otras voces en mi voz”, Osvaldo Cádiz anunció el pronto lanzamiento de una publicación sobre el balie nacional que se llamará “La Cueca, danza de la vida y de la muerte”, que incluirá dos disco compacto, un dvd y el texto escrito. <br/><br/>Además, participa en “Conversando Chile con Margot Loyola”, programa radial de 1 hora de duración que conduce con su marido, Osvaldo Cádiz. <br/><br/>“Seguimos trabajando. Ella está constantemente haciendo clases y estamos entregando todo lo que Chile nos ha dado especialmente a Margot”, dijo Cádiz. <br/><br/>La folclorista e investigadora de 91 años cuenta con un patrimonio de más de tres mil registros fonográficos de música tradicional chilena y 13 discos de larga duración. <br/><br/>A lo largo de más de 70 años de trayectoria se ha presentado en escenarios chilenos y extranjeros y ha recorrido el país en numerosas oportunidades recogiendo el saber musical desde sus fuentes. <br/><br/>Sus publicaciones incluyen los libros Bailes de tierra (1980), El cachimbo (1994) y La tonada. Testimonios para el futuro (2006); además de los videos Danzas tradicionales de Chile (1994), La zamacueca (1999) y Los del Estribo, cantos y danzas populares de Chile (2001). <br/><br/>“Éste es un momento de alegría pero también de mucha pena. Auque esto es para llorar a gritos, voy a reír, quiero que me recuerden siempre riendo, siempre joven aunque la ha ganado el tiempo”, fueron las palabras de una Margot Loyola tremendamente emocionada al finalizar el acto. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Pontificia Universidad Católica de Valparaíso</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

“Los chilenos deberíamos celebrar el Bicentenario con cueca. Nuestra danza nacional siempre ha estado presente en los grandes actos que se han realizado en nuestro país y quiero que eso regrese”, dijo entusiasta la destacada folclorista y Premio Nacional durante el lanzamiento oficial en Valparaíso de su último disco.

La presentación se realizó el 7 de mayo en la Sala Obra Gruesa la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde estuvo acompañada por su marido, compañero de trabajo y académico del Instituto de Música de la PUCV, Osvaldo Cádiz, el rector Alfonso Muga y el musicólogo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), Agustín Ruiz.

“Éste es el gran trabajo”, dijo “La Maestra” al explicar lo que para ella significa su nuevo registro musical y explicó que nunca queda contenta con lo que hace pero que en esta oportunidad quedó “plena”.

La obra incluye, entre otras piezas, cantos de las culturas indígenas de Chile (Picunches, Huilliches, Likan Antai, Kawesqar y Rapa Nui), diez ejemplos de tonadas de los valles de Colchagua, Maule y Ñuble y composiciones pueblerinos del 1900, como habaneras, mazurcas, valses.

Se trata de una producción que recoge sonidos de todo el país y que el 90% de su contenido es totalmente inédito.

“Otras voces en mi voz” se gestó cuando la investigadora e intérprete junto a su marido descubrieron que contaban con una serie de material sin registrar, lo grabaron y lo dejaron guardado. El año pasado decidieron realizar una producción discográfica y la Academia Nacional de Cultura Tradicional Margot Loyola Palacios presentó un proyecto al Fondart (Fondo Nacional de las Artes), adjudicándose los recursos.

El representante de la CNCA, organismo que financió el disco a través del Fondo de la Música, destacó la función de Loyola en lo que llamó la reconstrucción del imaginario colectivo folklórico nacional. “En este trabajo logró la interpretación más convincente y acabada de la diversidad cultural del país”, sostuvo Ruiz.

Continúa trabajando

La folclorista y también ex profesora titular de la PUCV entregó copias de su trabajo al rector de la Universidad, Alfonso Muga, y a académicos del Instituto de Música a quienes agradeció el apoyo durante su carrera artística.

El disco será comercializado por el sello Oveja Negra, que lo editó, pero una parte se distribuirá en centros de educación universitarios y casas de cultura municipales a nivel nacional, por intermedio del Fondo Margot Loyola de la PUCV.

Pero Loyola no para. Tras la presentación de “Otras voces en mi voz”, Osvaldo Cádiz anunció el pronto lanzamiento de una publicación sobre el balie nacional que se llamará “La Cueca, danza de la vida y de la muerte”, que incluirá dos disco compacto, un dvd y el texto escrito.

Además, participa en “Conversando Chile con Margot Loyola”, programa radial de 1 hora de duración que conduce con su marido, Osvaldo Cádiz.

“Seguimos trabajando. Ella está constantemente haciendo clases y estamos entregando todo lo que Chile nos ha dado especialmente a Margot”, dijo Cádiz.

La folclorista e investigadora de 91 años cuenta con un patrimonio de más de tres mil registros fonográficos de música tradicional chilena y 13 discos de larga duración.

A lo largo de más de 70 años de trayectoria se ha presentado en escenarios chilenos y extranjeros y ha recorrido el país en numerosas oportunidades recogiendo el saber musical desde sus fuentes.

Sus publicaciones incluyen los libros Bailes de tierra (1980), El cachimbo (1994) y La tonada. Testimonios para el futuro (2006); además de los videos Danzas tradicionales de Chile (1994), La zamacueca (1999) y Los del Estribo, cantos y danzas populares de Chile (2001).

“Éste es un momento de alegría pero también de mucha pena. Auque esto es para llorar a gritos, voy a reír, quiero que me recuerden siempre riendo, siempre joven aunque la ha ganado el tiempo”, fueron las palabras de una Margot Loyola tremendamente emocionada al finalizar el acto.

Edición: Universia / RR

Fuente: Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.