text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Clown y payasos: los beneficios de la risa para la salud

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>Entre miles de bromas, en la <a target=_blank href=https://www.uss.cl>Universidad San Sebastián</a> se abordaron los temas más serios para el hombre: enfermedad, rehabilitación y restablecimiento de la salud. Es el resumen del Primer Encuentro de Clown Terapéutico en Concepción, denominado “A unos se les movió el piso, a otros se le corrió la teja”, en alusión al 27/F, que el pasado viernes se tomó el Auditorio Marta Montory del Campus Las Tres Pascualas. <br/><br/>El seminario fue organizado por la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad San Sebastián y el equipo de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, convocando a importantes figuras del clown regional: el dúo Clown on the road, Microbia Teatro y Tetitetetute y también a médicos que desarrollan dicha herramienta de risoterapia: Mario Valdivia, con la exposición “Qué espera el psiquiatra tradicional en la risoterapia y de los clown terapéutico” y Carlos Haquin, con “Intervención Riso y Arteterapéutica itinerante desde la perspectiva comunitaria y transcultural”. El experto se refirió a la experiencia del Equipo de Clown terapéutico de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, Talcahuano. <br/><br/>A las presentaciones de los grupos mencionados se suma la del dúo “Clown on the road”, integrado por los clow Kika (Betina Feldman, de Argentina) y Toto (Chistian Schilling, de Alemania), entidad que ha realizado itinerancias por Chile, post terremoto, llevando su risoterapia a los campamentos de damnificados. <br/><br/><strong>La risa es vida</strong><br/><br/>Según la opinión del doctor Mario Valdivia, “es importantísimo que estas temáticas se incluyan en los currículos de los estudiantes de las carreras de la salud. Muchos no conocen este enfoque; el trabajo de Patch Adam es lo más cercano que tienen, incluso como una ficción. Por ello hay que partir del trabajo local, en lo próximo, para fomentar el clow”, señaló. <br/><br/>Javier Moraga Yáñez, el “Doctor sonrisa” de la Universidad San Sebastián, le dio enorme valor al poder del clown. “Decir las cosas con nariz, o sin nariz, es completamente distinto. Y el poder del recurso es enorme”, manifestó según su experiencia, a la vez que instó a los estudiantes de Medicina presentes en el Auditorio Marta Montory a perder el miedo en el qué dirán. “Hay que trabajar en esto, entusiasmarse y luego orientarse a cómo explotar el recurso en risoterapia”, señaló. <br/><br/>Chistian Schilling, creador del personaje “Toto”, manifestó su adhesión completa a la risoterapia. “Cualquier persona que trabaje en salud va a tener mejores efectos de relación con los pacientes, y con sus equipos, si lo hace con buen humor. Está científicamente comprobado que con la risa los líquidos fluyen mejor en nuestro cuerpo, con todos los beneficios que ello conlleva. Y es un recurso al alcance de cualquier persona”, enfatizó. <br/><br/>Y Carlos Haquin, psiquiatra y miembro del Equipo de Clown terapéutico de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, sostuvo que “lentamente esta tendencia ha ido creciendo, hasta el punto de que los estudiantes y los profesionales de la salud se han ido especializando con pequeños talleres, de globoflexia, de dominio del cuerpo, impostación de la voz, para lograr los mejores resultados desde el área”. <br/><br/>En la tarde, las compañías Microbia y Tetitetatute hicieron reír a la concurrencia, con obras ya presentadas en campamentos de damnificados o en recintos de salud. Y profesionales y padres del grupo Aganat, de niños autistas de Talcahuano, condujeron al análisis con la presentación “Nosotros nos hacemos cargo”, una puesta en escena cuyo principal desafío es abordar un tema tan complejo como la integración social desde una perspectiva lúdica. El público siguió muy de cerca cada exhibición, las que robaron aplausos y muchas reflexiones. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR <br/><br/>Fuente: <em>Universidad San Sebastián</em>
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Entre miles de bromas, en la Universidad San Sebastián se abordaron los temas más serios para el hombre: enfermedad, rehabilitación y restablecimiento de la salud. Es el resumen del Primer Encuentro de Clown Terapéutico en Concepción, denominado “A unos se les movió el piso, a otros se le corrió la teja”, en alusión al 27/F, que el pasado viernes se tomó el Auditorio Marta Montory del Campus Las Tres Pascualas.

El seminario fue organizado por la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad San Sebastián y el equipo de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, convocando a importantes figuras del clown regional: el dúo Clown on the road, Microbia Teatro y Tetitetetute y también a médicos que desarrollan dicha herramienta de risoterapia: Mario Valdivia, con la exposición “Qué espera el psiquiatra tradicional en la risoterapia y de los clown terapéutico” y Carlos Haquin, con “Intervención Riso y Arteterapéutica itinerante desde la perspectiva comunitaria y transcultural”. El experto se refirió a la experiencia del Equipo de Clown terapéutico de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, Talcahuano.

A las presentaciones de los grupos mencionados se suma la del dúo “Clown on the road”, integrado por los clow Kika (Betina Feldman, de Argentina) y Toto (Chistian Schilling, de Alemania), entidad que ha realizado itinerancias por Chile, post terremoto, llevando su risoterapia a los campamentos de damnificados.

La risa es vida

Según la opinión del doctor Mario Valdivia, “es importantísimo que estas temáticas se incluyan en los currículos de los estudiantes de las carreras de la salud. Muchos no conocen este enfoque; el trabajo de Patch Adam es lo más cercano que tienen, incluso como una ficción. Por ello hay que partir del trabajo local, en lo próximo, para fomentar el clow”, señaló.

Javier Moraga Yáñez, el “Doctor sonrisa” de la Universidad San Sebastián, le dio enorme valor al poder del clown. “Decir las cosas con nariz, o sin nariz, es completamente distinto. Y el poder del recurso es enorme”, manifestó según su experiencia, a la vez que instó a los estudiantes de Medicina presentes en el Auditorio Marta Montory a perder el miedo en el qué dirán. “Hay que trabajar en esto, entusiasmarse y luego orientarse a cómo explotar el recurso en risoterapia”, señaló.

Chistian Schilling, creador del personaje “Toto”, manifestó su adhesión completa a la risoterapia. “Cualquier persona que trabaje en salud va a tener mejores efectos de relación con los pacientes, y con sus equipos, si lo hace con buen humor. Está científicamente comprobado que con la risa los líquidos fluyen mejor en nuestro cuerpo, con todos los beneficios que ello conlleva. Y es un recurso al alcance de cualquier persona”, enfatizó.

Y Carlos Haquin, psiquiatra y miembro del Equipo de Clown terapéutico de la Unidad de Psiquiatría Infantil del Hospital Las Higueras, sostuvo que “lentamente esta tendencia ha ido creciendo, hasta el punto de que los estudiantes y los profesionales de la salud se han ido especializando con pequeños talleres, de globoflexia, de dominio del cuerpo, impostación de la voz, para lograr los mejores resultados desde el área”.

En la tarde, las compañías Microbia y Tetitetatute hicieron reír a la concurrencia, con obras ya presentadas en campamentos de damnificados o en recintos de salud. Y profesionales y padres del grupo Aganat, de niños autistas de Talcahuano, condujeron al análisis con la presentación “Nosotros nos hacemos cargo”, una puesta en escena cuyo principal desafío es abordar un tema tan complejo como la integración social desde una perspectiva lúdica. El público siguió muy de cerca cada exhibición, las que robaron aplausos y muchas reflexiones.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad San Sebastián
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.