text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Rector de la Universidad de Tarapacá: "Mi vida pasó a ser más pública que privada"

      
<strong><a target=_blank href=https://agenda.universia.cl/>Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia</a><br/></strong><br/>El rector de la <a target=_blank href=https://www.uta.cl>Universidad de Tarapacá</a> se refiere a los distintos hitos que marcaron su gestión como máxima autoridad de la Casa de Estudios. Señala que al termino de sus mandato tiene ansias de “retomar mi lugar de académico, de tener tiempo para mí, para mi familia, mis lecturas y mis conversaciones con los amigos y alumnos, es decir, ser un académico, un padre y esposo, que tenga mucho tiempo para dedicarlo a la sicología, la enseñanza y los seres queridos”. <br/><br/><strong>-¿Cómo evalúa el capital humano existente en la universidad en el ámbito académico? <br/>-</strong>El año 2006 teníamos un 66% de profesores postgraduados y este año tenemos un 8 % de académicos con grado de Doctor o Magíster. Esto se traduce en una alta capacitación de nuestro capital humano, altas credenciales destinadas a la enseñanza, docencia, investigación y vinculación con el medio. Además, en este ámbito nos ubicamos entre las tres mejores universidades del país. <br/><br/><strong>-¿Qué experiencia ha tenido como académico y cuál es su desafío? <br/>-</strong>A mí me encanta hacer clases. Llevo más de 10 años en labores directivas como director de departamento, decano de facultad, secretario de la Universidad y rector, pero siempre me he mantenido haciendo mis cursos. <br/><br/>El académico no es un ser aislado, sino que se va haciendo en la medida que interactúa con el otro. Hoy soy un académico distinto al que era antes, porque los alumnos son distintos. La interacción con ellos nos cambia. El académico que está aislado de sus estudiantes muy pronto se queda atrás, pero el que está en constante vinculación con ellos se va actualizando conjuntamente con ellos. <br/><br/><strong>Investigación <br/><br/>-¿Dónde está puesto el énfasis en materia de investigación en la UTA? <br/>-</strong>El énfasis debe estar puesto en la producción y difusión del conocimiento para avanzar en la búsqueda de solución a los problemas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas de la Región de Arica y Parinacota. <br/><br/>Para favorecer esta orientación perfeccionamos nuestra política de investigación e incrementamos los recursos totales asignados por proyectos de investigación. Es así como en el año 2006 fueron 241 millones de pesos y en el año 2009 se asignaron 2.300 millones de pesos. Esto no es una cuestión aislada, no es un mero aumento de recursos, sino que es una parte dentro de un todo más amplio. Porque otros elementos adicionales fueron cambiar la forma en que desarrollábamos el concurso de investigación; la creación del concurso de iniciación para investigadores jóvenes, el diseñar otro concurso de preparación para la postulación de proyectos Fondef; el crear un fondo para investigación educacional y otro para la iniciación en investigación de nuestros estudiantes. <br/><br/><strong>-¿Cómo se genera esta retroalimentación, las propuestas vienen desde la comunidad organizada o parten desde la universidad? <br/>-</strong>Por un lado están las fuentes de recursos donde se postula para los proyectos de innovación para la competitividad, hay que hacerlo dentro de las líneas que ha priorizado la Agencia de Desarrollo Regional. Para postular a los proyectos Fondecyt se hace de acuerdo a sus propios lineamientos, donde se mezclan los requerimientos y la experticia de cada uno de los investigadores. Como universidad nos interesa que nuestros académicos además estén ocupados en tratar de solucionar los problemas que mejoren la calidad de vida de la región. Debiéramos ser una voz autorizada en todo lo que tiene que ver con energía, agricultura del desierto, acuicultura, recursos hídricos, recursos patrimoniales, el problema de la drogadicción, la educación, etc. En todos estos temas tenemos una masa crítica de académicos y debiéramos profundizar nuestra vinculación con el medio, produciendo las investigaciones que ayuden a mejorar la calidad de vida en esos ámbitos. <br/><br/><strong>Vinculación con el medio <br/><br/>-¿Qué falta en materia de vinculación con el medio para que la universidad cumpla un rol más activo en la comunidad? <br/>-</strong>Como lo expresé anteriormente, debiera activarse una mayor masa crítica de académicos, que realicen una interacción más profunda con la sociedad. Si como ciudadanos comunes y corrientes nos pasan cosas con el entorno de la ciudad, entonces tenemos que pensar, qué puede hacer la universidad para mejorarlo, cómo puedo desde mi condición de académico ayudar al desarrollo de la región, dónde puedo colaborar y qué tengo que investigar. <br/><br/><strong>Gestión <br/><br/>-¿Qué fue lo más importante que realizó en su gestión? <br/>-</strong>Sin duda alguna, el logro más importante es el resultado que hemos obtenido en la acreditación institucional. Pasar de tres a cinco años de acreditación institucional es un gran salto y mejor aún cuando hemos incorporado dos nuevas áreas optativas, como son investigación y vinculación con el medio. <br/><br/>Otro logro importante es el incremento de la participación en la universidad. Pensar que no nos sobra nadie y que todos tienen ideas importantes que aportar. En la medida que a esas ideas le demos un espacio vamos a ir recuperando la capacidad de participación del académico, funcionario y alumno. Eso es así, y lo hemos plasmado en algunos hitos específicos como el proceso realizado para el ajuste al plan de desarrollo de la universidad, la construcción final y definitiva de la carrera académica y los planes operativos anuales de cada facultad. <br/><br/>Otra medida que demuestra el incremento en la participación es la modificación a los requisitos para postular a las decanaturas, abriéndose para que pudieran acceder los profesores con jerarquía de asistentes, mientras que antes eran considerados sólo los profesores con jerarquía de asociados y titulares. <br/><br/>También ampliamos el Consejo Académico, invitando a los vicerrectores y a los miembros académicos de la Junta Directiva, de tal manera que sea esa instancia el cerebro pensante directivo de la universidad donde se traten los grandes temas. <br/><br/>Un sentimiento particular de satisfacción me embarga al mencionar como de gran importancia el proyecto de apoyo a la docencia, que lo habíamos planteado en nuestra campaña como una deuda histórica con la docencia, pues pensábamos que durante mucho tiempo se había invertido muy poco en infraestructura y equipamiento docente. Consultamos a todas las unidades académicas sobre lo que necesitaban y adquirimos, con recursos propios, el cien por ciento de lo que pidieron, con un costo total de 1.100 millones de pesos. Cumplimos más que por prometerlo, porque era necesario. <br/><br/><strong>-¿Cómo ha sido para usted dirigir la UTA? <br/>-</strong>El tema es complejo. Son distintas las aristas y variables y no debemos caer en la sobre simplificación de pensar que solamente es importante la variable económica, ya que tenemos que armonizarla con lo científico, lo cultural y lo social. Lo más difícil es tener la capacidad, el tiempo y la prudencia para recabar las informaciones desde los distintos ámbitos, valorarlas y tomar las decisiones aún cuando sean complejas, que mejor favorezcan el desarrollo de la universidad como un todo y no solo un área específica de ella. <br/><br/><strong>Ámbito humano <br/><br/>-¿Cuál fue su experiencia como rector? <br/>-</strong>Entendí que soy rector todos los días, a todas horas y en todos los lugares. Mi vida y mi familia pasó a ser más pública que privada. Entendí prontamente que represento a toda una comunidad y que no hablo ni actúo a título personal. Ratifiqué que la universidad se debe conducir con un equipo, no es posible hacerlo solo, eso va destinado al fracaso, además es contrario a todo lo que yo pienso respecto a la participación. También aprendí a conocer lealtades y deslealtades. Hay que controlar la tendencia al egocentrismo y a la adulación. Saber que detrás de muchas de estas adulaciones hay un interés mezquino del otro lado que quiere sacar ventaja. <br/><br/><strong>-Ud. como sicólogo está más preparado para darse cuenta con qué ser humano está interactuando… <br/>-</strong>Reconozco que mi formación profesional me facilita para realizar evaluaciones más certeras de las relaciones interpersonales y a la vez me otorga un mayor conocimiento y control de mi mismo. También reconozco cierta ingenuidad de mi parte porque tengo la tendencia a creer en el otro y a pensar que no me está mintiendo, que no tiene por qué mentirme si tiene la posibilidad de decirme la verdad. Creo firmemente en el ser humano. <br/><br/>También conocí las lealtades que van más allá de las lealtades personales y son las lealtades con la institución, la cual pasa por criticar, por decir que no estoy de acuerdo, por decir por ahí vas mal y no por ratificar todo lo que el rector dice. <br/><br/>Hay cosas que aprendí y otras que ratifiqué. Si bien soy rector las 24 horas, también es cierto que no dejo de ser Sergio Pulido, y no tengo por qué actuar un rol de Rector desde un alejamiento de mi yo real, aunque tengo conciencia de que éste se encuentra en permanente evolución. Sigo echándole talla al portero, conversando con el que se me pone por delante, jugando fútbol, haciendo mis caminatas, comprando en el supermercado, usando mi auto el fin de semana, en fin, haciendo las cosas que hacía siempre. <br/><br/><strong>-¿Siente que fue humilde en esta rectoría? <br/>-</strong>Soy humilde y a la vez prepotente. Es que los rasgos siempre se dan en un continuo de bipolaridad. Soy humilde en el sentido que sé que las cosas no pasan en el mundo por mí. Soy prepotente en que sé que lo que yo hago es efectivo, no ando vistiéndome con ropajes ajenos, cuando tengo mi propio ropaje también lo destaco. <br/><br/>Mi ejercicio de humildad tiene que ver con no pensar que la universidad está bien gracias a mí. Lo que yo he hecho por la universidad es poder sacar lo mejor de cada una de las personas para ponerlas al servicio del desarrollo de la institución, pero no soy yo el que se echó la universidad al hombro. Creo que logré de alguna forma activar a determinadas personas para que dieran lo mejor de sí. <br/><br/><strong>-¿Cuál fue el sueño que no alcanzó a cumplir en su periodo? <br/>-</strong>La terminación de los campos deportivos. Están construyéndose. Creo que es un proyecto impresionante para la ciudad, la universidad y el deporte ariqueño. <br/><br/><strong>Evaluación <br/><br/>-¿Cuáles son sus sentimientos en esta última etapa de su rectoría? <br/>-</strong>Tengo que rendir cuentas y decir en qué estado recibí la universidad cuando nos hicimos cargo en conjunto con el equipo y en qué estado dejamos la universidad para que la asuma otro rector. Acto seguido son las ansias de retomar mi lugar de académico, de tener tiempo para mí, para mi familia, mis lecturas y mis conversaciones con los amigos y alumnos, es decir, ser un académico, un padre y esposo, que tenga mucho tiempo para dedicarlo a la sicología, la enseñanza y los seres queridos. Quiero ser un ciudadano activo y participativo en una serie de organizaciones y grupos a los que he pertenecido, la idea es seguir en algunos y crear otros.<br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR<br/><br/>Fuente: <em>Universidad de Tarapacá</em>
Sergio Pulido Roccatagliata
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

El rector de la Universidad de Tarapacá se refiere a los distintos hitos que marcaron su gestión como máxima autoridad de la Casa de Estudios. Señala que al termino de sus mandato tiene ansias de “retomar mi lugar de académico, de tener tiempo para mí, para mi familia, mis lecturas y mis conversaciones con los amigos y alumnos, es decir, ser un académico, un padre y esposo, que tenga mucho tiempo para dedicarlo a la sicología, la enseñanza y los seres queridos”.

-¿Cómo evalúa el capital humano existente en la universidad en el ámbito académico?
-
El año 2006 teníamos un 66% de profesores postgraduados y este año tenemos un 8 % de académicos con grado de Doctor o Magíster. Esto se traduce en una alta capacitación de nuestro capital humano, altas credenciales destinadas a la enseñanza, docencia, investigación y vinculación con el medio. Además, en este ámbito nos ubicamos entre las tres mejores universidades del país.

-¿Qué experiencia ha tenido como académico y cuál es su desafío?
-
A mí me encanta hacer clases. Llevo más de 10 años en labores directivas como director de departamento, decano de facultad, secretario de la Universidad y rector, pero siempre me he mantenido haciendo mis cursos.

El académico no es un ser aislado, sino que se va haciendo en la medida que interactúa con el otro. Hoy soy un académico distinto al que era antes, porque los alumnos son distintos. La interacción con ellos nos cambia. El académico que está aislado de sus estudiantes muy pronto se queda atrás, pero el que está en constante vinculación con ellos se va actualizando conjuntamente con ellos.

Investigación

-¿Dónde está puesto el énfasis en materia de investigación en la UTA?
-
El énfasis debe estar puesto en la producción y difusión del conocimiento para avanzar en la búsqueda de solución a los problemas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas de la Región de Arica y Parinacota.

Para favorecer esta orientación perfeccionamos nuestra política de investigación e incrementamos los recursos totales asignados por proyectos de investigación. Es así como en el año 2006 fueron 241 millones de pesos y en el año 2009 se asignaron 2.300 millones de pesos. Esto no es una cuestión aislada, no es un mero aumento de recursos, sino que es una parte dentro de un todo más amplio. Porque otros elementos adicionales fueron cambiar la forma en que desarrollábamos el concurso de investigación; la creación del concurso de iniciación para investigadores jóvenes, el diseñar otro concurso de preparación para la postulación de proyectos Fondef; el crear un fondo para investigación educacional y otro para la iniciación en investigación de nuestros estudiantes.

-¿Cómo se genera esta retroalimentación, las propuestas vienen desde la comunidad organizada o parten desde la universidad?
-
Por un lado están las fuentes de recursos donde se postula para los proyectos de innovación para la competitividad, hay que hacerlo dentro de las líneas que ha priorizado la Agencia de Desarrollo Regional. Para postular a los proyectos Fondecyt se hace de acuerdo a sus propios lineamientos, donde se mezclan los requerimientos y la experticia de cada uno de los investigadores. Como universidad nos interesa que nuestros académicos además estén ocupados en tratar de solucionar los problemas que mejoren la calidad de vida de la región. Debiéramos ser una voz autorizada en todo lo que tiene que ver con energía, agricultura del desierto, acuicultura, recursos hídricos, recursos patrimoniales, el problema de la drogadicción, la educación, etc. En todos estos temas tenemos una masa crítica de académicos y debiéramos profundizar nuestra vinculación con el medio, produciendo las investigaciones que ayuden a mejorar la calidad de vida en esos ámbitos.

Vinculación con el medio

-¿Qué falta en materia de vinculación con el medio para que la universidad cumpla un rol más activo en la comunidad?
-
Como lo expresé anteriormente, debiera activarse una mayor masa crítica de académicos, que realicen una interacción más profunda con la sociedad. Si como ciudadanos comunes y corrientes nos pasan cosas con el entorno de la ciudad, entonces tenemos que pensar, qué puede hacer la universidad para mejorarlo, cómo puedo desde mi condición de académico ayudar al desarrollo de la región, dónde puedo colaborar y qué tengo que investigar.

Gestión

-¿Qué fue lo más importante que realizó en su gestión?
-
Sin duda alguna, el logro más importante es el resultado que hemos obtenido en la acreditación institucional. Pasar de tres a cinco años de acreditación institucional es un gran salto y mejor aún cuando hemos incorporado dos nuevas áreas optativas, como son investigación y vinculación con el medio.

Otro logro importante es el incremento de la participación en la universidad. Pensar que no nos sobra nadie y que todos tienen ideas importantes que aportar. En la medida que a esas ideas le demos un espacio vamos a ir recuperando la capacidad de participación del académico, funcionario y alumno. Eso es así, y lo hemos plasmado en algunos hitos específicos como el proceso realizado para el ajuste al plan de desarrollo de la universidad, la construcción final y definitiva de la carrera académica y los planes operativos anuales de cada facultad.

Otra medida que demuestra el incremento en la participación es la modificación a los requisitos para postular a las decanaturas, abriéndose para que pudieran acceder los profesores con jerarquía de asistentes, mientras que antes eran considerados sólo los profesores con jerarquía de asociados y titulares.

También ampliamos el Consejo Académico, invitando a los vicerrectores y a los miembros académicos de la Junta Directiva, de tal manera que sea esa instancia el cerebro pensante directivo de la universidad donde se traten los grandes temas.

Un sentimiento particular de satisfacción me embarga al mencionar como de gran importancia el proyecto de apoyo a la docencia, que lo habíamos planteado en nuestra campaña como una deuda histórica con la docencia, pues pensábamos que durante mucho tiempo se había invertido muy poco en infraestructura y equipamiento docente. Consultamos a todas las unidades académicas sobre lo que necesitaban y adquirimos, con recursos propios, el cien por ciento de lo que pidieron, con un costo total de 1.100 millones de pesos. Cumplimos más que por prometerlo, porque era necesario.

-¿Cómo ha sido para usted dirigir la UTA?
-
El tema es complejo. Son distintas las aristas y variables y no debemos caer en la sobre simplificación de pensar que solamente es importante la variable económica, ya que tenemos que armonizarla con lo científico, lo cultural y lo social. Lo más difícil es tener la capacidad, el tiempo y la prudencia para recabar las informaciones desde los distintos ámbitos, valorarlas y tomar las decisiones aún cuando sean complejas, que mejor favorezcan el desarrollo de la universidad como un todo y no solo un área específica de ella.

Ámbito humano

-¿Cuál fue su experiencia como rector?
-
Entendí que soy rector todos los días, a todas horas y en todos los lugares. Mi vida y mi familia pasó a ser más pública que privada. Entendí prontamente que represento a toda una comunidad y que no hablo ni actúo a título personal. Ratifiqué que la universidad se debe conducir con un equipo, no es posible hacerlo solo, eso va destinado al fracaso, además es contrario a todo lo que yo pienso respecto a la participación. También aprendí a conocer lealtades y deslealtades. Hay que controlar la tendencia al egocentrismo y a la adulación. Saber que detrás de muchas de estas adulaciones hay un interés mezquino del otro lado que quiere sacar ventaja.

-Ud. como sicólogo está más preparado para darse cuenta con qué ser humano está interactuando…
-
Reconozco que mi formación profesional me facilita para realizar evaluaciones más certeras de las relaciones interpersonales y a la vez me otorga un mayor conocimiento y control de mi mismo. También reconozco cierta ingenuidad de mi parte porque tengo la tendencia a creer en el otro y a pensar que no me está mintiendo, que no tiene por qué mentirme si tiene la posibilidad de decirme la verdad. Creo firmemente en el ser humano.

También conocí las lealtades que van más allá de las lealtades personales y son las lealtades con la institución, la cual pasa por criticar, por decir que no estoy de acuerdo, por decir por ahí vas mal y no por ratificar todo lo que el rector dice.

Hay cosas que aprendí y otras que ratifiqué. Si bien soy rector las 24 horas, también es cierto que no dejo de ser Sergio Pulido, y no tengo por qué actuar un rol de Rector desde un alejamiento de mi yo real, aunque tengo conciencia de que éste se encuentra en permanente evolución. Sigo echándole talla al portero, conversando con el que se me pone por delante, jugando fútbol, haciendo mis caminatas, comprando en el supermercado, usando mi auto el fin de semana, en fin, haciendo las cosas que hacía siempre. 

-¿Siente que fue humilde en esta rectoría?
-
Soy humilde y a la vez prepotente. Es que los rasgos siempre se dan en un continuo de bipolaridad. Soy humilde en el sentido que sé que las cosas no pasan en el mundo por mí. Soy prepotente en que sé que lo que yo hago es efectivo, no ando vistiéndome con ropajes ajenos, cuando tengo mi propio ropaje también lo destaco.

Mi ejercicio de humildad tiene que ver con no pensar que la universidad está bien gracias a mí. Lo que yo he hecho por la universidad es poder sacar lo mejor de cada una de las personas para ponerlas al servicio del desarrollo de la institución, pero no soy yo el que se echó la universidad al hombro. Creo que logré de alguna forma activar a determinadas personas para que dieran lo mejor de sí.

-¿Cuál fue el sueño que no alcanzó a cumplir en su periodo?
-
La terminación de los campos deportivos. Están construyéndose. Creo que es un proyecto impresionante para la ciudad, la universidad y el deporte ariqueño.

Evaluación

-¿Cuáles son sus sentimientos en esta última etapa de su rectoría?
-
Tengo que rendir cuentas y decir en qué estado recibí la universidad cuando nos hicimos cargo en conjunto con el equipo y en qué estado dejamos la universidad para que la asuma otro rector. Acto seguido son las ansias de retomar mi lugar de académico, de tener tiempo para mí, para mi familia, mis lecturas y mis conversaciones con los amigos y alumnos, es decir, ser un académico, un padre y esposo, que tenga mucho tiempo para dedicarlo a la sicología, la enseñanza y los seres queridos. Quiero ser un ciudadano activo y participativo en una serie de organizaciones y grupos a los que he pertenecido, la idea es seguir en algunos y crear otros.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Tarapacá
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.