text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Académico de la Universidad de Santiago: "En las escuelas de negocios hay una insatisfacción en las metodologías"

      
En la nota se destaca que el académico de la <a href=https://www.usach.cl>Universidad de Santiago de Chile</a> es un ingeniero poco convencional y, si bien su idioma nativo es el español, se comunica a través de lo que llama “metalenguaje”. Su labor se parece más a la de un filósofo que a la de un amante de los números y ha sido su experiencia como docente, consultor e investigador la que lo ha llevado a plantear el CLEHES, una herramienta de autoobservación que le ha valido reconocimiento internacional y su aplicación en las más prestigiosas escuelas de negocios del mundo, como la London School of Economics. <br/><br/>La entrevista, realizada por Karin Hernández Streit (AméricaEconomía.com), destaca que el profesor García de La Cerda lleva cerca de 25 años en las áreas de sistemas complejos de actividad humana, diagnóstico y rediseño de organizaciones. Ha sido consultor del Gobierno de Chile y de otros países latinoamericanos, además de diversos organismos internacionales como el Banco Mundial y el PNUD. <br/><br/>Es el creador y fundador de CIGAR, boutique metasistémica dedicada al diagnóstico, diseño organizacional y educación gerencial y del LHEA (Laboratorio Hermenéutico para la Emoción y la Acción), de RIHPLA (Reingeniería Humana para la Acción), Diseño Metasistémico y Enacción y Comunicación Efectiva en la Alta Gestión. <br/><br/>La siguiente es parte de la entrevista difundida por América Economía: <br/><br/><strong>-¿Qué es en síntesis y en palabras simples el CLEHES? <br/>-</strong>Los negocios, la economía y las empresas son sistemas de actividad humana. Entonces, dentro de ese espacio, el CLEHES es un recurso que está en nosotros, que sirve para generar aprendizaje, autoaprendizaje y acción en el individuo, a nivel personal o laboral, ya que permite hacer un diagnóstico y analizar en qué espacio se está y en cuál desearía estar. Las dimensiones que constituyen el CLEHES son (como parte de la sigla): Cuerpo, Lenguaje, Emoción, Historia, Eros y Silencio. <br/><br/>El CLEHES es una herramienta encarnada. Hoy, gran parte de los currículos, temas y tópicos de los programas educacionales están en un proceso analítico, muy abstracto, desapegados de la realidad física. Con este sistema, existe una posibilidad concreta de mirarse y encarnar sus distinciones en el cuerpo, de acuerdo con cada situación. <br/><br/><strong>-¿Cómo surge esta herramienta? <br/>-</strong>Nace de la experiencia de ser profesor universitario por casi treinta años, de escuchar a los alumnos y profesionales que están en esta área de toma de decisiones y de resolución de sistemas complejos de negocios. También, de mi experiencia de observar, ayudar y acompañar en sus procesos a pequeños y medianos empresarios y grandes multinacionales, ya sea como consultor o como empresario. <br/><br/>Surge de observar que, tanto en las escuelas de negocios, como en las de ingeniería para la gestión y alta gestión, hay una insatisfacción en los métodos, las técnicas, las metodologías y en los casos que se construyen en ellas. <br/><br/><strong>-A modo de ejemplo concreto, ¿cómo se pueden ver las diversas distinciones del CLEHES en un líder? <br/>-</strong>La gente que ha participado en nuestros laboratorios son personas con un profundo desarrollo profesional y experiencia, que han liderado países o situaciones de conflicto. Aquí es donde se ven las distinciones que puede o no tener un líder frente a determinada situación, lo que significa colocar su cuerpo frente a determinada situación y por qué aparece como líder frente a los demás. En el ámbito del lenguaje, es cómo se presenta y cómo configura las conversaciones, las declaraciones o las construcciones políticas a las cuales invita, las que pueden generar o no atracción hacia otros. La emoción se observa en el cómo genera acción, desde dónde se mueve y mueve a los demás. <br/><br/><strong>-¿De qué manera los académicos de una escuela de negocios podrían utilizar esta herramienta? -</strong>Permite hacerse cargo de una de las mayores críticas que se le hacen a los programas de MBA, esto es, que son reduccionistas. Yo creo que el espacio humano está todavía muy oculto, sobre todo, lo que se refiere a la autoobservación. <br/><br/><strong>-¿Cómo se pueden medir los avances utilizando esta herramienta? <br/>-</strong>Alrededor de tres mil personas ya han participado del programa “Reingeniería humana para la acción”, entre ellos ejecutivos, políticos y microempresarios. Los resultados son diversos, hay algunos que comenzaron a hacer negocios con la China y otros que te dicen llevo estudiando 20 años, pero resulta que en dos días desataron acciones que no habían llevado a cabo nunca. Hay, también, gente a la que hemos sacado de la quiebra, recuperando las confianzas. <br/><br/><strong>-Para una persona que tiene en sus planes cursar un MBA, ¿de qué manera se le puede explicar la relevancia de que un programa incluya este tipo de actividades de autoobservación? <br/>-</strong>La experiencia ha demostrado que las prácticas tradicionales dominantes son insuficientes y no satisfacen los dilemas humanos que estamos teniendo. Está lleno de gente inteligente en el viejo paradigma, pero la pura abstracción no basta para resolver los problemas que se presentan en los negocios. Por otra parte, la información está presente en muchas partes, en Internet o en los libros. Entonces, lo que se necesita son herramientas “blandas”, donde se explore nuestra dimensión como personas y nuestras relaciones interpersonales. En este sentido, el CLEHES es emergente y representa una oportunidad rica en distinciones que el paradigma tradicional no tiene. Desde la perspectiva de los alumnos, es necesario que los programas tradicionales escuchen y se abran a un enfoque como este, que hace que las personas tengan herramientas para trabajar con personas, que no es otra cosa que manejar y emprender negocios. <br/><br/>Edición: <em>Universia</em> / RR
Osvaldo García de La Cerda
En la nota se destaca que el académico de la Universidad de Santiago de Chile es un ingeniero poco convencional y, si bien su idioma nativo es el español, se comunica a través de lo que llama “metalenguaje”. Su labor se parece más a la de un filósofo que a la de un amante de los números y ha sido su experiencia como docente, consultor e investigador la que lo ha llevado a plantear el CLEHES, una herramienta de autoobservación que le ha valido reconocimiento internacional y su aplicación en las más prestigiosas escuelas de negocios del mundo, como la London School of Economics.

La entrevista, realizada por Karin Hernández Streit (AméricaEconomía.com), destaca que el profesor García de La Cerda lleva cerca de 25 años en las áreas de sistemas complejos de actividad humana, diagnóstico y rediseño de organizaciones. Ha sido consultor del Gobierno de Chile y de otros países latinoamericanos, además de diversos organismos internacionales como el Banco Mundial y el PNUD.

Es el creador y fundador de CIGAR, boutique metasistémica dedicada al diagnóstico, diseño organizacional y educación gerencial y del LHEA (Laboratorio Hermenéutico para la Emoción y la Acción), de RIHPLA (Reingeniería Humana para la Acción), Diseño Metasistémico y Enacción y Comunicación Efectiva en la Alta Gestión.

La siguiente es parte de la entrevista difundida por América Economía:

-¿Qué es en síntesis y en palabras simples el CLEHES?
-
Los negocios, la economía y las empresas son sistemas de actividad humana. Entonces, dentro de ese espacio, el CLEHES es un recurso que está en nosotros, que sirve para generar aprendizaje, autoaprendizaje y acción en el individuo, a nivel personal o laboral, ya que permite hacer un diagnóstico y analizar en qué espacio se está y en cuál desearía estar. Las dimensiones que constituyen el CLEHES son (como parte de la sigla): Cuerpo, Lenguaje, Emoción, Historia, Eros y Silencio.

El CLEHES es una herramienta encarnada. Hoy, gran parte de los currículos, temas y tópicos de los programas educacionales están en un proceso analítico, muy abstracto, desapegados de la realidad física. Con este sistema, existe una posibilidad concreta de mirarse y encarnar sus distinciones en el cuerpo, de acuerdo con cada situación.

-¿Cómo surge esta herramienta?
-
Nace de la experiencia de ser profesor universitario por casi treinta años, de escuchar a los alumnos y profesionales que están en esta área de toma de decisiones y de resolución de sistemas complejos de negocios. También, de mi experiencia de observar, ayudar y acompañar en sus procesos a pequeños y medianos empresarios y grandes multinacionales, ya sea como consultor o como empresario.

Surge de observar que, tanto en las escuelas de negocios, como en las de ingeniería para la gestión y alta gestión, hay una insatisfacción en los métodos, las técnicas, las metodologías y en los casos que se construyen en ellas.

-A modo de ejemplo concreto, ¿cómo se pueden ver las diversas distinciones del CLEHES en un líder?
-
La gente que ha participado en nuestros laboratorios son personas con un profundo desarrollo profesional y experiencia, que han liderado países o situaciones de conflicto. Aquí es donde se ven las distinciones que puede o no tener un líder frente a determinada situación, lo que significa colocar su cuerpo frente a determinada situación y por qué aparece como líder frente a los demás. En el ámbito del lenguaje, es cómo se presenta y cómo configura las conversaciones, las declaraciones o las construcciones políticas a las cuales invita, las que pueden generar o no atracción hacia otros. La emoción se observa en el cómo genera acción, desde dónde se mueve y mueve a los demás.

-¿De qué manera los académicos de una escuela de negocios podrían utilizar esta herramienta? -Permite hacerse cargo de una de las mayores críticas que se le hacen a los programas de MBA, esto es, que son reduccionistas. Yo creo que el espacio humano está todavía muy oculto, sobre todo, lo que se refiere a la autoobservación.

-¿Cómo se pueden medir los avances utilizando esta herramienta?
-
Alrededor de tres mil personas ya han participado del programa “Reingeniería humana para la acción”, entre ellos ejecutivos, políticos y microempresarios. Los resultados son diversos, hay algunos que comenzaron a hacer negocios con la China y otros que te dicen llevo estudiando 20 años, pero resulta que en dos días desataron acciones que no habían llevado a cabo nunca. Hay, también, gente a la que hemos sacado de la quiebra, recuperando las confianzas.

-Para una persona que tiene en sus planes cursar un MBA, ¿de qué manera se le puede explicar la relevancia de que un programa incluya este tipo de actividades de autoobservación?
-
La experiencia ha demostrado que las prácticas tradicionales dominantes son insuficientes y no satisfacen los dilemas humanos que estamos teniendo. Está lleno de gente inteligente en el viejo paradigma, pero la pura abstracción no basta para resolver los problemas que se presentan en los negocios. Por otra parte, la información está presente en muchas partes, en Internet o en los libros. Entonces, lo que se necesita son herramientas “blandas”, donde se explore nuestra dimensión como personas y nuestras relaciones interpersonales. En este sentido, el CLEHES es emergente y representa una oportunidad rica en distinciones que el paradigma tradicional no tiene. Desde la perspectiva de los alumnos, es necesario que los programas tradicionales escuchen y se abran a un enfoque como este, que hace que las personas tengan herramientas para trabajar con personas, que no es otra cosa que manejar y emprender negocios.

Edición: Universia / RR

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.