text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

María Cristina Depassier es la nueva decana de la Facultad de Física de la Pontificia Universidad Católica de Chile

      
Durante 23 años fue la única mujer en la Facultad de Física de la <b><a href=https://www.puc.cl class=blacklinks target=_blank>Pontificia Universidad Católica de Chile</a></b>. Ahora, como decano, a la profesora María Cristina Depassier le corresponderá continuar la labor que por más de 30 años desempeñó el profesor Ricardo Ramírez. <br><br>Magíster en Ciencias Exactas, y doctora por la Universidad de Columbia, Depassier trabaja en el área de la física no lineal en hidrodinámica. El interés por su trabajo lo ha compartido con múltiples actividades desde que llegó a la facultad en 1981. Fue directora de investigación y postgrado y ha sido coordinadora de biblioteca por años.<br><br>El desafío de su nuevo cargo no es menor. En los próximos tres años deberá conducir a una unidad académica que, con un pequeño grupo de profesores (32 en total, 22 del departamento de física y 10 del departamento de Astronomía), es muy activo en investigación y en formación de alumnos de pregrado y posgrado. Ese grupo de académicos produce casi tres <i>papers</i> por profesor al año en revistas internacionales ISI. <br><br>Física es la facultad con los puntajes de corte más altos del área de ciencias, y las licenciaturas en Física y en Astronomía tienen los mayores puntajes de ingreso. "Somos una unidad pequeña donde está aproximadamente un 11% de la proporción de físicos y 30% de astrónomos que hay en nuestro país, atendemos al mayor número y a los mejores alumnos", sostuvo la nueva decana.<br><br>Depassier siente su reciente nombramiento como una labor de organización y apoyo de los académicos en sus tareas de investigación y de docencia, más que de jefe responsable de la unidad. "Aquí, los verdaderos motores de la facultad son los profesores, y su interés por lo que hacen es el mejor incentivo", señala.<br><br>El entusiasmo de la decana se refleja también al referirse a las metas que se ha propuesto para los próximos años, que buscan entregar mayor énfasis de la física básica y aplicada, y potenciar un desarrollo más cercano con las empresas y la industria. Ello, sin desmedro de otras áreas como astronomía y astrofísica, que tienen numerosos programas en marcha y grandes proyecciones a futuro.<br><br>Otro aspecto que se busca potenciar es un mayor acercamiento con Ingeniería, señala. Esto, porque a pesar de que a la física en general se la relaciona cosas abstractas, tiene conexión con todo lo aplicado. De ahí la necesidad de desarrollar otras áreas relacionadas con física del láser, física médica, física biológica y ciencia de materiales, entre otras.<br><br>Así también, la urgente necesidad de formar profesores de física y de matemáticas para la enseñanza media, impulsa a la facultad a buscar influencia en la formación de profesores, y a diseñar cursos específicos para ellos. Aunque toman los cursos propios de la licenciatura, hay otros aspectos que también son importantes, como la formación experimental enfocada a experiencias demostrativas que podrán replicar luego en sus clases. <br><br>Entre las metas se incluye posesionar a la física como una carrera que permite que sus profesionales trabajen en otras áreas, como sucede en diversos países del mundo, donde se considera que una persona que estudió física tiene la preparación para desempeñarse en muchos otros ámbitos.<br><br>Fuente: <i>Pontificia Universidad Católica de Chile</i> / RB / FOM.
María Cristina Depassier. Gentileza UC.
Durante 23 años fue la única mujer en la Facultad de Física de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ahora, como decano, a la profesora María Cristina Depassier le corresponderá continuar la labor que por más de 30 años desempeñó el profesor Ricardo Ramírez.

Magíster en Ciencias Exactas, y doctora por la Universidad de Columbia, Depassier trabaja en el área de la física no lineal en hidrodinámica. El interés por su trabajo lo ha compartido con múltiples actividades desde que llegó a la facultad en 1981. Fue directora de investigación y postgrado y ha sido coordinadora de biblioteca por años.

El desafío de su nuevo cargo no es menor. En los próximos tres años deberá conducir a una unidad académica que, con un pequeño grupo de profesores (32 en total, 22 del departamento de física y 10 del departamento de Astronomía), es muy activo en investigación y en formación de alumnos de pregrado y posgrado. Ese grupo de académicos produce casi tres papers por profesor al año en revistas internacionales ISI.

Física es la facultad con los puntajes de corte más altos del área de ciencias, y las licenciaturas en Física y en Astronomía tienen los mayores puntajes de ingreso. "Somos una unidad pequeña donde está aproximadamente un 11% de la proporción de físicos y 30% de astrónomos que hay en nuestro país, atendemos al mayor número y a los mejores alumnos", sostuvo la nueva decana.

Depassier siente su reciente nombramiento como una labor de organización y apoyo de los académicos en sus tareas de investigación y de docencia, más que de jefe responsable de la unidad. "Aquí, los verdaderos motores de la facultad son los profesores, y su interés por lo que hacen es el mejor incentivo", señala.

El entusiasmo de la decana se refleja también al referirse a las metas que se ha propuesto para los próximos años, que buscan entregar mayor énfasis de la física básica y aplicada, y potenciar un desarrollo más cercano con las empresas y la industria. Ello, sin desmedro de otras áreas como astronomía y astrofísica, que tienen numerosos programas en marcha y grandes proyecciones a futuro.

Otro aspecto que se busca potenciar es un mayor acercamiento con Ingeniería, señala. Esto, porque a pesar de que a la física en general se la relaciona cosas abstractas, tiene conexión con todo lo aplicado. De ahí la necesidad de desarrollar otras áreas relacionadas con física del láser, física médica, física biológica y ciencia de materiales, entre otras.

Así también, la urgente necesidad de formar profesores de física y de matemáticas para la enseñanza media, impulsa a la facultad a buscar influencia en la formación de profesores, y a diseñar cursos específicos para ellos. Aunque toman los cursos propios de la licenciatura, hay otros aspectos que también son importantes, como la formación experimental enfocada a experiencias demostrativas que podrán replicar luego en sus clases.

Entre las metas se incluye posesionar a la física como una carrera que permite que sus profesionales trabajen en otras áreas, como sucede en diversos países del mundo, donde se considera que una persona que estudió física tiene la preparación para desempeñarse en muchos otros ámbitos.

Fuente: Pontificia Universidad Católica de Chile / RB / FOM.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.