text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Diego Portales presenta archivo de Colectivo Acciones de Arte

      
Hace 25 años ver en el cielo a seis aviones formados en posición militar lanzando panfletos con una leyenda que decía "cada hombre que trabaja por la ampliación, aunque sea mental, de sus espacios de vida, es un artista", sin duda conllevaba una situación amenazante y esperanzadora a la vez. La escena corresponde a "Ay Sudamérica", una de las tantas intervenciones realizadas por el Colectivo Acciones de Arte (C.A.D.A) y cuyos registros audiovisuales, captados por la cámara de Eugenio Téllez, fueron digitalizados por el Instituto Hemisférico de Performance y Política, y presentados por primera vez en la Facultad de Comunicación y Letras de la Universidad Diego Portales.

La iniciativa a cargo de Diana Taylor, representante del instituto y académica de la Universidad de Nueva York, tiene por objetivo preservar y archivar el trabajo audiovisual de diferentes acciones de arte, para que más tarde el público las pueda ver en Internet.

C.A.D.A es la primera recopilación histórica de este tipo, hecha por el instituto. "Comenzamos a pensar en cómo conseguir materiales originales, y también preservarlos, puesto que son muy importantes para la memoria del país y del continente", explicó Taylor. El archivo está compuesto por videos, que van desde las intervenciones en espacios públicos hasta las fotografías que muestran al grupo compuesto por los escritores Diamela Eltit, Raúl Zurita y los artistas visuales, Juan Castillo y Lotty Rosenfeld, reunidos en la calle Lincoyan 509 o en el Centro Imagen, lugar de operaciones del colectivo, en donde desde sus inicios en 1979, se tenían las más exacerbadas discusiones artísticas.

"Cuando se habla del apagón cultural en Chile, no sé realmente de qué se habla", argumentó Raúl Zurita durante la presentación de los videos, rememorando las intervenciones artísticas del C.A.D.A. durante la dictadura.

"Para no morir de hambre en el arte" es una de las primeras acciones realizadas por el colectivo, que consistió, primero, en la distribución de ½ litro de leche a los pobladores de la Granja, rememorando la famosa campaña de la Unidad Popular. Las bolsas fueron devueltas e intervenidas por un artista. Como parte de esta acción, se publicó un poema en la revista Hoy y ocho camiones de Soprole fueron estacionados en el frontis del Museo Nacional de Bellas Artes, cuyo acceso fue clausurado por un lienzo blanco. Toda una odisea que vivía en el recuerdo de aquellos que fueron testigos y que ahora, gracias al archivo del Instituto Hemisférico de Performance y Política pueden rememorar.

Fuente: Universidad Diego Portales / SF / JM /

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.