text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Director de Escuela de Kinesiología de Universidad Andrés Bello entrega consejos para ejercitarse sin mayor esfuerzo

      
Según el director de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, Fernando Sánchez, existen diversas maneras de realizar actividad física sin hacer un esfuerzo muy grande.

"La marcha es un ejercicio excelente cuando se hace a un paso más rápido. Si se va a un lugar cercano, trate de no usar la locomoción colectiva o automóvil. Suba tramos de escalas sin utilizar el ascensor o la escalera mecánica. Cuando camine, hágalo con una buena postura, con el tronco y la cabeza erguida".

El especialista recomienda algunos ejercicios seleccionados para ser practicados en la oficina o puesto de trabajo: "La pausa gimnástica" tiene por objeto, además de ejercitar ciertas zonas del organismo, prevenir contracturas musculares en el cuello y dorso, producto de posiciones prolongadas en la estación de trabajo, frente a un computador.

De pie: Tomarse las manos detrás de la espalda: juntar los omóplatos activamente, hundir el mentón manteniendo la cabeza erguida y balancear la cabeza hacia izquierda y derecha mirándose el hombro correspondiente.

Con las piernas separadas: Elevar los brazos al máximo e insistir 2 tiempos arriba; enseguida, descenderlos golpeando 2 tiempos los muslos con las palmas de las manos, al mismo tiempo que dobla las rodillas. Nuevamente eleva los brazos al tiempo que extiende las rodillas, y así sucesivamente.

Levantar los brazos: Empinándose en la punta de los pies como si se quisiera alcanzar un objeto muy alto.

Poner la punta de los dedos de las manos en cada hombro, levantar los codos hacia delante y dibujar un círculo con éstos, desde adelante hacia atrás.

Con los dedos de las manos cruzados detrás de la cabeza, respirar profundo y al mismo tiempo llevar los codos hacia atrás, manteniéndolos firmemente en la posición final tres tiempos y relajar hacia adelante, soplando.

Con la espalda contra la pared, los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos mirando hacia adelante, las rodillas semiflexionadas: Respirar hondo y al mismo tiempo hundir el mentón, juntar los omóplatos, hundir el abdomen, contraer las nalgas (glúteos), de tal modo que la columna se aplane contra la pared, mantener tres tiempos y enseguida relajar soplando.

Con las piernas separadas, los brazos colocados en elevación: Agacharse a tocar la punta de los pies con la punta de los dedos de las manos, mantener tres tiempos y volver a la posición inicial.

Todos estos ejercicios se repiten 10 veces cada uno, a lo menos dos veces durante la jornada y no debieran demandar más de 15 minutos cada vez.

Fuente: Universidad Andrés Bello / CCP / FOM.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.