text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"Es necesario irse a estudiar fuera de Chile"

      
Para esta profesional de 29 años, titulada en Lenguaje y Literatura Hispánica en la <b><a href=https://www.uchile.cl class=blacklinks target=_blank>Universidad de Chile</a></b>, la oportunidad de estudiar en el extranjero gracias a una beca llegó a través de Internet. Buscando información de beneficios para realizar un postgrado dio con la página de la <b><a href=https://www.fundacioncarolina.es/fundacioncarolina/ class=blacklinks target=_blank>Fundación Carolina</a></b>, hecho que coincidió con que una amiga se había ido a España con una beca de dicha institución.<br><br>El proceso que empezó el 2003 fue largo y tuvieron que pasar muchos meses de espera para saber la respuesta a su postulación. Todo lo hizo vía Internet y, una vez que le confirmaron la recepción de sus antecedentes, pasó un buen tiempo hasta que le informaron que había sido preseleccionada. De ahí vino una entrevista personal con un personero de la Fundación, que viajó especialmente, y la tensa espera para recibir el aviso si quedaba o no. Una vez aceptada, según propias palabras de ella vino el tedioso trámite de los papeleos.<br><br>Una vez instalada en Madrid realizó durante el 2004 un Máster en Filología Hispánica en el Consejo Superior de Investigación Científica de España. Experiencia enriquecedora desde todo punto de vista, según señala. "La oportunidad de estudiar en el extranjero, conocer gente nueva, otras visiones, profesores de los cuales habías leído libros o artículos en la universidad y ahora te estaban haciendo clases. En resumen, una experiencia espectacular", agregó.<br><br>A la hora del balance cree que "es necesario irse a estudiar fuera de Chile. Es cambiar un poco la visión que uno tiene acá, generalmente uno es un espejo de la escuela en que estudió. Y a la vez se hace muy crítico o de alguna manera te aburre esa visión. Y cambiar hacia otro lugar, sea el lugar que sea, te abre un poco nuevas perspectivas, valoras lo que viste y te re-enfocas quizás en tu área".<br><br>A modo de anécdota confiesa que el hecho ser chilena en España no le causó problemas de racismo. Agrega que "me pasó algo muy curioso, si bien estábamos todos los becados en el mismo paquete de sudamericanos, cuando decía que era de Chile hacían excepciones conmigo para bien. Cuando hacían una pregunta teórica, decían 'usted no porque es de Chile'. Daban por sentado que por ser chilena una manejaba más información y que estábamos en un nivel bastante igualitario a los españoles.<br><br>Actualmente, Isidora se desempeña como docente de la <b><a href=https://www.unab.cl class=blacklinks target=_blank>Universidad Andrés Bello</a></b>, en los Bachillerato en Ciencias y Humanidades.<br>
Para esta profesional de 29 años, titulada en Lenguaje y Literatura Hispánica en la Universidad de Chile, la oportunidad de estudiar en el extranjero gracias a una beca llegó a través de Internet. Buscando información de beneficios para realizar un postgrado dio con la página de la Fundación Carolina, hecho que coincidió con que una amiga se había ido a España con una beca de dicha institución.

El proceso que empezó el 2003 fue largo y tuvieron que pasar muchos meses de espera para saber la respuesta a su postulación. Todo lo hizo vía Internet y, una vez que le confirmaron la recepción de sus antecedentes, pasó un buen tiempo hasta que le informaron que había sido preseleccionada. De ahí vino una entrevista personal con un personero de la Fundación, que viajó especialmente, y la tensa espera para recibir el aviso si quedaba o no. Una vez aceptada, según propias palabras de ella vino el tedioso trámite de los papeleos.

Una vez instalada en Madrid realizó durante el 2004 un Máster en Filología Hispánica en el Consejo Superior de Investigación Científica de España. Experiencia enriquecedora desde todo punto de vista, según señala. "La oportunidad de estudiar en el extranjero, conocer gente nueva, otras visiones, profesores de los cuales habías leído libros o artículos en la universidad y ahora te estaban haciendo clases. En resumen, una experiencia espectacular", agregó.

A la hora del balance cree que "es necesario irse a estudiar fuera de Chile. Es cambiar un poco la visión que uno tiene acá, generalmente uno es un espejo de la escuela en que estudió. Y a la vez se hace muy crítico o de alguna manera te aburre esa visión. Y cambiar hacia otro lugar, sea el lugar que sea, te abre un poco nuevas perspectivas, valoras lo que viste y te re-enfocas quizás en tu área".

A modo de anécdota confiesa que el hecho ser chilena en España no le causó problemas de racismo. Agrega que "me pasó algo muy curioso, si bien estábamos todos los becados en el mismo paquete de sudamericanos, cuando decía que era de Chile hacían excepciones conmigo para bien. Cuando hacían una pregunta teórica, decían 'usted no porque es de Chile'. Daban por sentado que por ser chilena una manejaba más información y que estábamos en un nivel bastante igualitario a los españoles.

Actualmente, Isidora se desempeña como docente de la Universidad Andrés Bello, en los Bachillerato en Ciencias y Humanidades.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.