text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Diego Portales tituló a 143 subalféreces del Ejército como Bachilleres en Ciencias Sociales

      
Además de la entrega de diplomas, se anunció que la Escuela Militar y la UDP renovarán el convenio académico por cuatro años más, a lo que se suma también la participación del Instituto de Humanidades en éste, así como beneficios para alumnos y docentes de la rama castrense para su desarrollo en áreas de investigación de la universidad.

En el Aula Magna de la Escuela Militar se desarrolló la ceremonia de graduación de 143 subalféreces del Ejército, quienes recibieron sus títulos como Bachilleres en Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales. Esta generación, la tercera en recibir un título académico gracias al convenio inscrito entre la UDP y la Escuela Militar, no será la última, pues durante la ceremonia se señaló que en diciembre próximo se firmará un nuevo acuerdo que renovará el convenio por cuatro años más, y que se hará extensivo en el área de investigación, capacitación y perfeccionamiento docente.

El convenio está inserto en la Licenciatura en Ciencias Militares que los jóvenes reciben luego de cuatro años, en la que además cursan 15 asignaturas con las cuales obtienen el grado de Bachiller en Ciencias Sociales.

Esta iniciativa se inscribe también dentro del programa de modernización que el Ejército instauró para sus tropas hace cinco años, el que permite ampliar el campo de conocimiento integrando ramos de la profesión militar con aquellos del ámbito académico universitario.

Para el director del programa académico, Alfonso Rivas, esta experiencia da a los subalféreces una "visión del mundo mucho más acorde a las necesidades que tiene hoy en día la institución. Aquí se forman líderes y comandantes, y ellos como tal tienen que ser capaces de integrar en la toma de decisiones muchos conocimientos", acotó.

Ahora bien, la entrega de los cartones estuvo a cargo de directores de carrera y decanos de las facultades incluidas en el convenio. La entrega del premio a la excelencia académica recayó en el subalférez Juan Alfredo Oquetó Milla. Además, se entregó un premio de reconocimiento al profesor destacado, que entregan los mismos alumnos, el cual recayó en Guillermo Castro, docente de la Facultad de Ciencias Sociales e Historia.

A nombre de la Escuela Militar, su director, Coronel José Manuel Cichero, aseguró que lo esencial del programa radica en la posibilidad de crecimiento personal al que cada oficial puede optar gracias a los cursos tomados. En esa misma línea, destacó que el Ejército de Chile se basa en los mismos principios que la UDP, vale decir, en realzar el perfil humanista de sus internos.

"Este proyecto genera un desarrollo educativo que entrega una formación general en Ciencias Sociales, lo que incentiva el aprendizaje permanente de los bachilleres", sostuvo al respecto.

En ese sentido, los recién titulados coincidieron en las palabras de su director, y se mostraron contentos con las posibilidades que este grado académico les traerá para el desarrollo de sus carreras militares y la que quieran abarcar en el mundo civil también.

Opinión de los subalféreces

"Gracias a esto, el oficial de Ejército sale con una formación más completa y tenemos más armas para enfrentarnos a diversas situaciones", resaltó María Francisca Mendez Masdeu.

Para Gustavo Díaz Ossandón, este programa significó un acercamiento mayor al mundo civil y así lo expresó. "Nos abre las puertas a mayores grados académicos para así más adelante continuar nuestra formación", sostuvo.

Alejandro Aros, por su parte, destacó el hecho de que gracias al programa se enfrentan a la sociedad civil con un título que les permite continuar estudios una vez egresados de la Escuela Militar.

"Los tres años de carrera fueron bastante duros porque el régimen en la Escuela es agotador, y complementarlo con los horarios universitarios fue complicado, pero al final se pudo", señaló.

Finalmente, para los profesores la experiencia también fue compleja y nueva, dados los prejuicios que se tienen en cuanto a los oficiales de las ramas castrenses. Así lo señaló Guillermo Castro, académico que recibió el reconocimiento al mejor docente por parte de sus alumnos.

"Ha sido un verdadero aprendizaje, pues los conceptos mundo miliar y civil se han contrapuesto por mucho tiempo, por ello involucrarse en el proceso de los oficiales ha sido también conocer las condiciones en que se relacionan con el estudio, que son muy diferentes a las de un universitario cualquiera".

Fuente: Universidad Diego Portales

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.