text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Doctorado de la Universidad de La Frontera tiene primera egresada

      
Dra. Pamela Leal Rojas marcó historia en el Doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada que imparte la UFRO, siendo la primera egresada de ese Programa que nació el año 2001.

Con trabajo de tesis y examen de grado excepcionales se graduó la primera Doctora en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada de la Universidad de La Frontera. Se trata de Pamela Leal Rojas, quien obtuvo calificación máxima por parte de su comisión examinadora, integrada por investigadores de la UFRO y Pontificia Universidad Católica de Chile.

La nueva doctora es una joven talentosa y perseverante. Estudió Agronomía en la UFRO y se tituló el año 2001, inmediatamente decidió continuar estudios de postgrado en esta misma Institución, integrándose al Doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada que recién comenzaba a nacer.

"El último año de Agronomía hice un electivo de biotecnología que me encantó, desde ese momento tuve la inquietud de seguir estudiando el tema y cuando supe que se iniciaba este Doctorado no dudé en entrar", cuenta Pamela, quien califica el Programa como excelente. "Aún siendo nuevo, el nivel de exigencia es muy alto porque cuenta con profesores de la UFRO, de Santiago y del extranjero muy reconocidos en esta materia", agrega.

Y esa exigencia se vio muy bien reflejada en el examen de grado de la nueva Doctora, donde luego de presentar su trabajo de tesis debió enfrentar una fuerte ronda de preguntas. Fueron cuatro años de intenso trabajo y al final el reconocimiento de sus pares, docentes, directivos de la UFRO y su propia comisión evaluadora, por su desempeño. "Pamela tiene el carácter y sobre todo la pasión que se debe tener para hacer esto, porque un doctorado es parecido a hacer un sacerdocio, entonces en cuatro años no sólo tienes un profesional que aprende técnicas, sino una persona integral", comentó su profesor guía, Dr. Manuel Gidekel.

La investigación

Identificar genes en tejido específico en plantas de Calas fue el objetivo de la investigación que durante cuatro años realizó la Dra. Pamela Leal en el Laboratorio de Fisiología y Biología Molecular de la UFRO.

Gracias a la gestión de sus tutores, además, pudo permanecer siete meses en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados de México, Cinvestav, y asistir a congresos internacionales en Uruguay, Colombia y España, con el propósito de obtener nuevos antecedentes y avanzar en su tema de estudio.

La investigadora explica que, si bien la zona sur de Chile presenta condiciones climáticas favorables para el cultivo de Cala, la alta humedad provoca un fuerte desarrollo de una bacteria patógena denominada Erwinia, que ocasiona grandes pérdidas para la producción y es muy difícil de erradicar.

"A nivel mundial las calas blancas son más tolerantes a la Erwinia que las de color, pero por incompatibilidad genética no se puede hacer cruza entre ellas, entonces hay que buscar otra alternativa y, en este caso, la ingeniería genética está ofreciendo herramientas para poder transferir una característica de tolerancia a dicha bacteria", explicó la Dra. Leal.

Y su trabajo concluyó con resultados positivos, pues se logró aislar y caracterizar un gen -expresado de manera específica en el tubérculo de la cala- al cual es aplicable la tecnología molecular que lo haga más tolerante a la bacteria. "Al utilizar la región promotora de este gen se pueden expresar genes con actividad antifúngida o antibacteriana, lo que a su vez se puede traducir en un aumento de la tolerancia de un cultivo al ataque de la Erwinia", aclaró.

Hay que recalcar que éste es un estudio básico con miras a lo aplicado, pero su importancia científica radica en que es el primero a nivel molecular de esta planta. Sus resultados ya fueron aceptados para ser publicados en una revista científica de corriente principal.

Por su parte, la Dra. Pamela Leal pretende continuar en esta línea, luego de un merecido descanso. Comentó que le gustaría desempeñarse en la UFRO y seguir un postdoctorado. Como sea, su futuro es promisorio, pues a los 28 años ya se perfila como una investigadora calificada, creativa y gestora.

Fuente: Universidad de La Frontera

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.