text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Jefe del Foro Económico Mundial en la Universidad Santa María: "El rol de la mujer es vital en la globalización"

      
Con el objetivo de analizar el fenómeno de la globalización y su influencia en la prosperidad de los países, el economista Jefe del Foro Económico Mundial y director del Programa de Competitividad Global con sede en Ginebra, Augusto López-Claros, realizó en la Universidad Santa María una conferencia invitado por el Programa de MBA Internacional del plantel.

El experto señaló que "para manejar la globalización eficientemente se necesita una reorientación de las prioridades de los gastos de los gobiernos; en particular es necesario que el gasto se reoriente a la protección de los sectores más afectados por la globalización. Sólo a modo de ejemplo, el mayor gasto en general, se realiza en Defensa y Seguridad, pero se podría reorientar a gastos más productivos, como la agricultura, la educación y el mundo laboral".

"Esto implica el diseño de programas para los trabajadores afectados, especialmente a aquellos de las industrias y áreas económicas que van en declinación. Y es muy importante el rol del gobierno para suavizar costos asociados a la declinación de las industrias. Por esto, hay que invertir en nuevas áreas y diversificarse".

López-Claros hizo un énfasis especial en el rol de la mujer para enfrentar los desafíos que impone la globalización: "potenciar la educación de la mujer es algo imperativo en nuestras sociedades. No sólo porque representa un excelente recurso humano, sino porque también se disminuyen las tasas de fertilidad, disminuye la mortalidad infantil, y disminuyen los niveles de pobreza. Este es un tema que está muy atrasado en el Tercer Mundo, y un claro ejemplo de ello es que no hay presencia de mujeres en la participación política de los países. La mujer no tiene el espacio necesario y no se están ocupando sus talentos de ellas, desaprovechando la inversión más rentable de un país".

Añadió que "un mejor manejo de la globalización exige un mejor comportamiento de las transnacionales en sus relaciones con sus propios trabajadores y con los Gobiernos de los países que las acogen.

Asignación de recursos

Augusto López-Claros explicó que en los países en desarrollo "hay una pésima asignación de los recursos. Y no sólo eso. Además de lidiar con las desigualdades sociales, se debe enfrentar la corrupción y el robo, y la ineficiencia por malas políticas. Los países en desarrollo tienen mucho que ver con la pobreza de los pueblos, puesto que es fruto de nuestra propia deshonestidad".

"Por otra parte, existe hoy en día un compromiso de parte de las naciones más desarrolladas con las más pobres. En este sentido, la Organisation for Economic Co-operation and Development, DAC, integrada por las naciones más ricas del planeta, entrega 60 mil millones de dólares al año a los países más desprotegidos. Además, se entregan más 360 mil millones al año para la agricultura. Sin embargo, toda esta ayuda es mal gastada, pues muchas veces se sustenta en promesas o en causas políticas".

"Ello porque este subsidio llega a las personas más ricas, dueñas de las tierras depositarias de estos beneficios, quienes muchas veces arriendan tierras a los agricultores. Los subsidios por lo demás, causan sobreproducción, lo que va subiendo los precios. Por ello, los países africanos no prefieren dinero, sino apertura de los mercados más ricos", agregó.

"El tema de la globalización, que es irrenunciable y permanente, impone un sistema institucional adecuado para manejarla, pero lamentablemente estas instituciones son débiles o bien, no existen. Del mismo modo, tampoco hay una organización común para el cuidado del medio ambiente y no hay una oficialidad, sólo hay voluntariados. Tampoco hay un sistema confiable y despolitizado para prevenir crisis financieras, ello porque la forma de manejar la economía internacional es ineficiente. No hay agencias con jurisdicción en el área de los Derechos Humanos y tampoco existe la fuerza internacional que permita actuar con energía cuando viene una crisis. Razones de sobra para pensar que la globalización ha sido un proceso desordenado", apuntó el experto.

Fuente: Universidad Santa María
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.