text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso firma convenio de cooperación con la PUC y la UNAB

      
Asociación universitaria apunta a la transformación y modernización de los currículums de pregrado de las carreras de Química y Farmacia.

En las dependencias del nuevo edificio de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso, se realizó el lanzamiento del Proyecto Mecesup "Innovación y armonización de los currículos de pregrado de la carrera de Química y Farmacia en una red de cooperación académica", alianza que integran la institución porteña, la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) y la Universidad Andrés Bello (UNAB).

La ceremonia contó con la presencia de las máximas autoridades de las respectivas casas de estudios, como el prorrector de la UV, Siegfried Muñoz; el rector de la UNAB, Manuel Krauskopf, además de académicos y representantes de otras carreras y facultades de Química y Farmacia que adhirieron a este convenio como la Universidad Arturo Prat de Iquique, la Universidad Católica del Norte de Antofagasta y la Universidad Austral de Chile.

El objetivo de esta alianza es potenciar y desarrollar la educación farmacéutica integral, mediante la transformación y adecuación de los currículum de pregrado, en que no sólo prime la entrega de conocimientos, sino el compromiso de los académicos con las nuevas tendencias de aprendizaje, proceso en que la UV actúa como eje articulador de esta red de cooperación pluriuniversitaria.

"Se constató la necesidad de generar un cambio curricular que no fuere solamente cosmético, sino que apuntara a reformas fundamentales relacionadas con el profesional de forma competitiva, o sea, sabe mucho de conocimientos específicos pero le cuesta demasiado insertarse en el plano laboral ejecutando su oficio; digamos la necesidad de un profesional integral", señaló Patricia Acuña, decano de la Facultad de Farmacia de la UV y directora del proyecto.

La académica aseveró además que "el estudiante será el centro de nuestro proceso de aprendizaje. Si antes sólo nos preocupábamos de qué es lo esencial para ser un buen profesional, hoy es imprescindible preguntarnos qué debemos entregar a nuestros alumnos para que sean profesionales capacitados".

Giro Curricular

Una mentalidad cohesionada de cambio surgida por las debilidades de esta carrera, como son la duración real de la misma, con un tiempo promedio de 16 semestres (ocho años); la excesiva carga horaria de los estudiantes por más de ocho horas diarias; la alta tasa de repitencia sobre todo en los primeros años y la deserción académica que significa una fuerte pérdida tanto económica como social para el país.

Además, los alumnos de este oficio médico no tienen salidas intermedias a los años de estudios realizados, ya que la falta de flexibilidad curricular impide la movilidad estudiantil entre las carreras de Química y Farmacia de otras universidades del país.

Antecedentes fundamentales que originaron la concreción de este acuerdo de cooperación al impulsar estas nuevas tendencias educativas que son métodos de aprendizaje centradas en el alumno más que en el docente, "una realidad nacional, donde los alumnos no son sólo individuos receptores de técnicas de enseñanza obsoletas. Necesitamos mejorar y modernizar los planes de estudio, aplicando nuevas tecnologías y metodologías docentes", dijo el secretario académico de la Facultad de Química de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) y director alterno del proyecto, Guillermo González.

Modernización que es vista como eje estructurante por la UNAB, donde "tenemos una leve desventaja por nuestra breve historia, pero un gran plus por haber nacido en una época de cambios, que posibilitan un giro radical en la percepción global que tiene la ciudadanía sobre las universidades privadas, y que en este caso son un logro determinante, debido al reconocimiento recibido por dos instituciones tradicionales de educación en la formación de profesionales farmaceúticos", aseguró Carmen Sandoval, directora de la carrera de Química de la UNAB.

Proyectos Mecesup

Estas tres universidades fueron las gestoras de esta tarea de innovación curricular, las cuales postularon al proyecto Mecesup para poder cofinanciar el convenio de cooperación y replanteamiento estructural de las carreras correspondientes.

Este proyecto será auspiciado por la nueva vertiente de los proyectos Mecesup II que se originan en el período 2004-2005, con la acreditación de programas a través de la Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado (CNAP), y que tiene en la modernización de bibliotecas, los nuevos laboratorios de apoyo a pregrado, el reforzamiento académico, la cooperación universitaria internacional, la modernización curricular y las redes de doctorado y las bases estructurantes de interés actual.

Una nueva red curricular troncal donde los estudiantes químico-farmacéuticos del país van a tener las competencias genéricas y específicas mínimas para el crecimiento profesional, esto aunado al sello distintivo de cada universidad.

Existen nueve programas de Química y Farmacia dispersos a lo largo del país, desde la Universidad Arturo Prat en Iquique hasta la Universidad Austral en Valdivia.

Fuente: Universidad de Valparaíso
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.