text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Eclipse: el porqué del fanatismo

      
El entusiasmo que despertó <b>Eclipse</b> fue tal que llevó a sus seguidores a acampar durante dos días en las afueras del cine Nokia de Los Ángeles, EE.UU, esperando su estreno. De ahí que muchos se preguntan qué tiene la saga <a href=https://www.lasagacrepusculo.es/ target=_blank>Crepúsculo</a> que la hace tan especial entre sus fanáticos. <br/><br/>La historia no es muy distinta al resto de otras cintas románticas: un amor imposible entre dos adolescentes, el que lleva por condimento extra la identidad de vampiro y hombre lobo que distingue a dos de sus principales protagonistas. <br/><br/>Para <b>Ignacio Duarte</b>, estudiante de Comunicación Audiovisual mención Cine de la Universidad <a target=_blank href=https://www.uniacc.cl/index.asp>UNIACC</a>, la explicación es bastante sencilla: todo radica en un fenómeno del marketing. “La cinta apunta y está pensada para un público adolescente”, indica. Y es cierto. Los personajes de Crepúsculo presentan las mismas inquietudes de los más jóvenes: no pueden estar con la persona que desean y sienten que todo está en su contra. A esto se le suma otro factor fundamental: todos destacan por su belleza física, por lo que la cinta cumple a cabalidad con los parámetros del romanticismo puro. <br/><br/>“Las películas de amor son muchas, pero la mayoría de ellas apunta a relaciones más adultas, donde los personajes toman decisiones y se hacen responsables de ellas”, agrega Duarte.<br/><br/>Muy similar es el planteamiento del psicólogo <b>Marcelo Castillo</b>. “La película es aparentemente sencilla, pero si se analiza muestra personajes con conductas problemáticas típicas a la de los adolescentes”, puntualiza. <br/><br/>A esto se le suma el interés que han despertado desde siempre los vampiros. “Para el mundo de las letras y del cine, estos seres son muy atractivos principalmente por su condición de inmortales, sueño intrínseco de todo hombre”, analiza Castillo. De ahí el gran éxito de grandes novelas como Drácula (1897), de Bram Stoker, un clásico dentro de la literatura. Sin embargo, en la saga Crepúsculo los chupasangre carecen de sus principales características: son vegetarianos, hacen deporte y comparten con el resto de los mortales. Lo que claramente acerca la cinta al público juvenil y la aleja de ser una producción valorada entre los estudiosos del tema. <br/><b><br/>Personalidades problemáticas</b><br/><br/>Para Marcelo Castillo todos los personajes se pueden analizar desde la perspectiva de la psicología, pero este tipo son los más atractivos ya que muestran rasgos bastante obsesivos que rayan en comportamientos patológicos. <br/><br/>El más llamativo de ellos es la protagonista Bella, quien presenta una personalidad autodestructiva consigo misma y completamente altruista con quienes la rodean. “A este tipo de caracteres, las relaciones llenas de sufrimiento, como la que ella vive con Edward, son una de las cosas que más daños pueden provocarles porque destruyen poco a poco su individualidad”, advierte. <br/><br/><b>Mass medias</b><br/><br/>El jueves 24 de junio se estrenó en Estados Unidos la tercera producción y la prensa internacional cubrió cómo los fanáticos esperaron durante más de dos días fuera del cine revisando una y otra vez el tráiler acompañados de todo el merchandising de la cinta. A pesar de estos datos, para Ignacio Duarte el fanatismo no es tanto: “Años atrás cuando se estrenó Star Wars no existían las redes sociales y causó la misma o mayor expectación”, manifiesta. <br/><br/>La gran diferencia es que ahora están presenten los medios de comunicación web 2.0 que globalizan en tiempo record la información. “Facebook y fotolog son elementos de alto impacto en todos estos procesos y la mayoría de sus usuarios son personas que caen dentro del nicho al que apunta esta película”, asegura. <br/><br/>Para Castillo el éxito del filme, al igual que en Harry Potter, se debe a sus fanáticos, no a la calidad del largometraje. “Ellos van a alabar el resultado independiente si es de buena o mala calidad y los nuevos medios entregan la posibilidad de comunicarse abiertamente dando como resultado este fenómeno”, sintetiza. <br/><br/><b>Alta producción<br/></b><br/>Un correcto montaje, buenas fotografías, efectos especiales de primera calidad y un excelente sonido destacan en toda la saga Crepúsculo y se debe al alto desarrollo que tiene la industria norteamericana. “El nivel de recursos que maneja Hollywood no es comparable al de ningún otro país y esto se logra percibir. La calidad se aprecia sólo en lo que es producción”, remata Ignacio Duarte. <br/><br/><b>Revisa el tráiler de la película</b><br/><br/><embed width=425 height=344 src=https://www.youtube.com/v/c8DlK58mKVM&hl=es_ES&fs=1& type=application/x-shockwave-flash allowscriptaccess=always allowfullscreen=true></embed>
El entusiasmo que despertó Eclipse fue tal que llevó a sus seguidores a acampar durante dos días en las afueras del cine Nokia de Los Ángeles, EE.UU, esperando su estreno. De ahí que muchos se preguntan qué tiene la saga Crepúsculo que la hace tan especial entre sus fanáticos.

La historia no es muy distinta al resto de otras cintas románticas: un amor imposible entre dos adolescentes, el que lleva por condimento extra la identidad de vampiro y hombre lobo que distingue a dos de sus principales protagonistas.

Para Ignacio Duarte, estudiante de Comunicación Audiovisual mención Cine de la Universidad UNIACC, la explicación es bastante sencilla: todo radica en un fenómeno del marketing. “La cinta apunta y está pensada para un público adolescente”, indica. Y es cierto. Los personajes de Crepúsculo presentan las mismas inquietudes de los más jóvenes: no pueden estar con la persona que desean y sienten que todo está en su contra. A esto se le suma otro factor fundamental: todos destacan por su belleza física, por lo que la cinta cumple a cabalidad con los parámetros del romanticismo puro.

“Las películas de amor son muchas, pero la mayoría de ellas apunta a relaciones más adultas, donde los personajes toman decisiones y se hacen responsables de ellas”, agrega Duarte.

Muy similar es el planteamiento del psicólogo Marcelo Castillo. “La película es aparentemente sencilla, pero si se analiza muestra personajes con conductas problemáticas típicas a la de los adolescentes”, puntualiza.

A esto se le suma el interés que han despertado desde siempre los vampiros. “Para el mundo de las letras y del cine, estos seres son muy atractivos principalmente por su condición de inmortales, sueño intrínseco de todo hombre”, analiza Castillo. De ahí el gran éxito de grandes novelas como Drácula (1897), de Bram Stoker, un clásico dentro de la literatura. Sin embargo, en la saga Crepúsculo los chupasangre carecen de sus principales características: son vegetarianos, hacen deporte y comparten con el resto de los mortales. Lo que claramente acerca la cinta al público juvenil y la aleja de ser una producción valorada entre los estudiosos del tema.

Personalidades problemáticas


Para Marcelo Castillo todos los personajes se pueden analizar desde la perspectiva de la psicología, pero este tipo son los más atractivos ya que muestran rasgos bastante obsesivos que rayan en comportamientos patológicos.

El más llamativo de ellos es la protagonista Bella, quien presenta una personalidad autodestructiva consigo misma y completamente altruista con quienes la rodean. “A este tipo de caracteres, las relaciones llenas de sufrimiento, como la que ella vive con Edward, son una de las cosas que más daños pueden provocarles porque destruyen poco a poco su individualidad”, advierte.

Mass medias

El jueves 24 de junio se estrenó en Estados Unidos la tercera producción y la prensa internacional cubrió cómo los fanáticos esperaron durante más de dos días fuera del cine revisando una y otra vez el tráiler acompañados de todo el merchandising de la cinta. A pesar de estos datos, para Ignacio Duarte el fanatismo no es tanto: “Años atrás cuando se estrenó Star Wars no existían las redes sociales y causó la misma o mayor expectación”, manifiesta.

La gran diferencia es que ahora están presenten los medios de comunicación web 2.0 que globalizan en tiempo record la información. “Facebook y fotolog son elementos de alto impacto en todos estos procesos y la mayoría de sus usuarios son personas que caen dentro del nicho al que apunta esta película”, asegura.

Para Castillo el éxito del filme, al igual que en Harry Potter, se debe a sus fanáticos, no a la calidad del largometraje. “Ellos van a alabar el resultado independiente si es de buena o mala calidad y los nuevos medios entregan la posibilidad de comunicarse abiertamente dando como resultado este fenómeno”, sintetiza.

Alta producción

Un correcto montaje, buenas fotografías, efectos especiales de primera calidad y un excelente sonido destacan en toda la saga Crepúsculo y se debe al alto desarrollo que tiene la industria norteamericana. “El nivel de recursos que maneja Hollywood no es comparable al de ningún otro país y esto se logra percibir. La calidad se aprecia sólo en lo que es producción”, remata Ignacio Duarte.

Revisa el tráiler de la película

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.