text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Sinfónica de Chile evocará famosas películas en concierto dedicado a la música de cine

      
A esto se agrega la interpretación del famoso Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, con el virtuoso guitarrista Romilio Orellana y el estreno del Concierto para timbales y orquesta de Werner Thärichen con la actuación del percusionista Gerardo Salazar como solista.

Un cierre espectacular tendrá el Festival de Primavera 2005 de la Orquesta Sinfónica de Chile con el programa "Cine XX", que se ofrecerá bajo la dirección del maestro David del Pino Klinge y contará con la participación de la Camerata Vocal de la Universidad de Chile y dos talentosos solistas, hoy viernes 11 y mañana sábado 12 de noviembre, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile (Providencia 043).

Abrirá el concierto el estreno del Concierto para timbales y orquesta de Werner Thärichen, con la actuación del percusionista Gerardo Salazar como solista para continuar nada menos con el popular Concierto de Aranjuez del compositor español Joaquín Rodrigo, en la interpretación del virtuoso concertista chileno en guitarra clásica, Romilio Orellana. La segunda parte estará dedicada a la música de cine, con una selección de las bandas sonoras de películas como "Harry Potter" y "Superman", cuya música será interpretada por primera vez por la Sinfónica de Chile, además de "El rey y yo", en cuya interpretación participará el Coro de Niñas del Liceo N° 7 "Luisa Saavedra" de Providencia, que dirige Paola Zamora, además de "Oklahoma", "Funny Girl" y "El señor de los anillos" y "Hook", entre otras.

La íntima relación que existe entre el cine y la música ha llevado al público a vivir increíbles emociones a través la pantalla, dejando en su memoria imágenes que ahora tendrá la oportunidad de evocar y revivir al escuchar temas de famosas películas interpretadas en vivo por la Orquesta Sinfónica de Chile.

Esperado cada año por los fanáticos de la música de cine, en esta oportunidad se escogió películas de excelente taquilla y clásicos del cine cuya banda sonora fue compuesta por compositores de la talla de John Williams ("Hook", "Harry Potter"); Howard Shore ("El señor de los anillos) y Alfred Newman ("El rey y yo").

Alfred Newman (1901-1970) fue el compositor más importante de la Fox durante más de 20 años, ejerciendo una gran influencia en las generaciones posteriores. A lo largo de su carrera llegó a componer la música de unas 200 películas, entre las que destacan Cumbres Borrascosas (1939), La Canción de Bernadette (1943; ganadora del Oscar), La Colina del Adiós (1955; ganadora del Oscar), Anastasia (1956), El Rey y Yo (1956; ganadora del Oscar); El Diario de Ana Frank (1958; una de las bandas sonoras preferidas del propio Newman) y La Historia Más Grande Jamás Contada (1965). Durante su carrera cinematográfica fue nominado en 44 ocasiones al Oscar, ganándolo 9 veces.

John Williams ha logrado que con el simple hecho de escuchar su música, el público evoque escenas completas de películas que deben parte de su éxito al talento de este compositor nacido en New York en 1932, que estudió música con Mario Castelnuovo Tedesco. Williams ha sido nominado al Oscar en múltiples ocasiones por la musicalización de filmes y ha obtenido cinco premios por Fiddler on the Roof (1971), Jaws -Tiburón- (1975); Star Wars (1977), E. T. (1982), Schindler's List (1993); además de varios Grammy y discos de oro y de platino por ventas.

La primera entrega del canadiense Howard Shore para la trilogía de la novela de Tolkien se inició con "La comunidad del anillo", un auténtico hallazgo sonoro que ganó el Oscar y el Grammy. En "Las dos torres" profundizó aun más en las ilimitadas posibilidades musicales que una historia tan rica como esta podía ofrecer a un compositor talentoso. En el cierre de la saga, "El retorno del rey", se supera a sí mismo y entrega una partitura magistral, con lo que su labor al servicio de las películas de Peter Jackson representa una cumbre no sólo en la historia del cine fantástico, sino además en la de la música para la pantalla grande.

Historia de la música de cine

En 1908 comenzó en forma experimental la historia de la música de cine, época en la que se intentaba desarrollar este tipo de música con un lenguaje propio. Surgió como primer exponente la notable figura de Camille Saint-Saëns escribiendo la primera partitura de cine para "El Asesinato del Duque de Guisa", un filme de veinte minutos de duración. Así se inició una leyenda de ilusión y magia. Un gran compositor se había atrevido a incursionar en un espectáculo considerado "menor", por los llamados músicos "serios". El período del cine mudo se benefició con una cierta iniciación musical. Rossini era el compositor más solicitado; su Urraca Ladrona era el compañero infaltable de las cabalgatas de Tom Mix, como también Franz von Suppé con su Cabalgata Ligera y Böieldieu con su Califa de Bagdad.

Transcurrido un tiempo, ya en la primera década del cine sonoro, hubo contribuciones notables, como Sergei Prokofiev en "Alexander Nevsky", Arthur Bliss en "Lo que Vendrá", Arthur Honegger en "Los Miserables", Jacques Ibert en "Don Quijote" y los músicos emigrados a Hollywood, Erich Korngold, Miklós Rózsa y Dimitri Tiomkin, todos grandes figuras de la música europea. Las mejores partituras de cine se fueron popularizando a partir de búsquedas y nueva identidad en las formas de expresión. Así lo entendió William Walton cuando escribió la música para "Enrique V" de Lawrence Olivier y del mismo modo lo comprendió el más importante compositor del cine norteamericano Bernard Herrmann, verdadero ilusionista en las películas de Orson Welles y Alfred Hitchcook.

La música del cine es hoy un lenguaje definitivo y no un arte menor como afirman algunos puristas. Ni Prokofiev, ni Auric, ni Shostakovich, ni Honegger, ni el actual Nino Rota, habrían podido hacer música de segundo nivel para el cine. Gran parte de las partituras escritas para cine por notables músicos, constituyen hoy piezas de concierto que son ejecutadas por prestigiosas orquestas y directores en todo el mundo.

Entradas desde $ 2.500 en boletería del teatro, fono 6345295.

Fuente: Universidad de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.