text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Andrés Bello: exponen sobre cómo evitar judicialización de la salud a través de la mediación

      
El superintendente de Salud, Dr. Manuel Inostroza, explicó los objetivos y alcances del procedimiento que a la fecha ha recibido 25 casos, durante un seminario organizado por el Instituto Salud y Futuro de la UNAB.

Errores quirúrgicos, complicaciones post operatorias, diagnósticos y tratamientos equivocados ya tienen respuesta y posibilidad de compensación sin necesidad de recurrir a tribunales, a través de la Mediación.

Este procedimiento, establecido en la nueva Ley Nº 19.966 de la Reforma de Salud, es un sistema de solución de conflictos, a través del cual un tercero imparcial -el mediador- ayuda a las partes en disputa, para que estos trabajen de manera cooperativa y alcancen un acuerdo que evite su paso por tribunales de justicia y la judicialización de la salud.

"Éste es un hito importante en salud, ya que las personas podrán ejercer sus derechos, demandar más servicios y presionar por ellos; al tiempo que se probará la capacidad de respuesta de los prestadores públicos y privados", afirmó el director del Instituto de Políticas Públicas y Gestión en Salud, Salud y Futuro de la Universidad Andrés Bello, Héctor Sánchez, durante la inauguración del seminario "Mediación, un sistema no controversial de resolución de conflictos en el contexto de la reforma de salud".

El encuentro contó con la participación, entre otros, del superintendente de Salud, Dr. Manuel Inostroza, quien explicó las ventajas del procedimiento que se inició en junio y ha recibido hasta fecha 25 casos.

"La mediación es un procedimiento rápido, confidencial y económico, que tiene posibilidad de reparación o mantención de las relaciones entre las partes, y que posee una mejor expectativa de cumplimiento", comentó.

El superintendente explicó que cualquier persona afiliada a Fonasa o Isapre puede recurrir a la mediación, contra prestadores públicos o privados (hospitales públicos, clínicas o médicos y especialistas), para obtener la reparación de los daños ocasionados durante la prestación asistencial de salud.

Cuando se trata de reclamos contra prestadores públicos, el procedimiento de mediación está a cargo del Consejo de Defensa del Estado, entidad que nombra como mediador a uno de sus funcionarios. En tanto, cuando la queja es contra prestadores privados, el procedimiento es realizado por mediadores acreditados ante la Superintendencia de Salud.

La mediación se puede desarrollar durante un período de 60 días consecutivos, los cuales se pueden prorrogar -con acuerdo de las partes- a 120 días como máximo. Asimismo, el arancel es de $150.000 por proceso de mediación (60 días) y $50.000 por prórroga (120 días total).

En el seminario participaron además el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Andrés Bello, Patricio Zapata; Jorge Burgos, presidente del Centro de Mediación de la Corporación de Asistencia Judicial y presidente Colegio de Mediadores; Christian Saieh, del Centro de Mediación de la Universidad Católica; Raúl Ferrada, intendente de Fondos y Seguros, de la Superintendencia de Salud; y los abogados Ricardo Sateler y Franco San Cristóbal.

Fuente: Universidad Andrés Bello

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.