text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Por qué tener un líder ausente puede afectar a tu vida laboral

      
A la hora de desarrollar el trabajo se necesita un líder que represente a la plantilla
A la hora de desarrollar el trabajo se necesita un líder que represente a la plantilla
  • Descubre los tipos de jefe con los que tratarás en tu vida laboral. El jefe autoritario te parecerá malo pero verás que es una mejor opción que el jefe ausente.
  • El  jefe ausente representa un problema para muchos departamentos. A la hora de desarrollar el trabajo se necesita un líder que represente a la plantilla.
  • Las empresas requieren de jefes fuertes que puedan auxiliar a sus trabajadores.

Desarrollarte en la vida laboral te obligará a enfrentarte a diferentes tipos de jefes. Desde el jefe autoritario al jefe ausente ¿Cuál es el peor?

Encuentra nuevos caminos para tu desarrollo profesional

Más información

Muchos trabajadores temen encontrarse con un jefe autoritario que les controle todas las acciones. Recientes estudios indican que estos jefes representan una amenaza menor que un jefe ausente.

En el ambiente de trabajo un jefe ausente resulta desmotivador. Contar con un superior que te de libertad suena bien pero hasta cierto punto.

La libertad en el trabajo es una suerte pero es necesario gestionarla bien. Un jefe ausente no marca objetivos y permite a la plantilla hacer y deshacer sin su supervisión. Esto resta motivación a los trabajadores.

El tiempo de trabajo se hace más largo cuando no se es productivo. Así que un jefe ausente puede frustrar más al trabajador que un jefe autoritario.

Según los tipos de jefes que tenga tu compañía puedes encontrarte con un clima de trabajo diferente. Los trabajadores valoran sentirse necesitados en el ambiente de trabajo. Para conseguir esta meta es imprescindible contar con un jefe a la altura.

Descubre los problemas de contar con un jefe ausente. Verás que un jefe autoritario no es tan malo como habías pensado.

Los problemas de contar con un jefe ausente

1. Trabajar sin las indicaciones de un superior

Un buen jefe debe definir los objetivos de su departamento y explicar cómo llevarlos a cabo. Contar con un jefe ausente es un problema para los trabajadores. El jefe prescindirá de dar consejos y obligará al trabajador a desarrollar su actividad con un nido de dudas. Este es un problema que puede desencadenar falta de motivación del trabajador.

2. No sentirse valorado dentro de la empresa

Los trabajadores buscan el reconocimiento dentro de su actividad. Un buen jefe sabe premiar a su equipo. Sin embargo un jefe ausente no suele darse cuenta de los logros de su equipo, los da de lado. Esto genera una distorsión en los hábitos de los trabajadores. Hará que sientan que trabajan sin rumbo y se desanimen.

3. Baja de productividad

El rendimiento del equipo también se puede ver afectado por la gestión de un jefe ausente. Los trabajadores necesitan estar motivados para ser productivos y trabajar mejor. Cuando les falta un jefe que armonice sus necesidades el departamento comienza a ser poco productivo y a no cumplir con los objetivos marcados por la empresa.

¿Eres un líder nato?

Infografía: ¿Eres un líder nato?

Descubre cómo trabajar la capacidad de liderazgo puede mejorar el atractivo de tu perfil profesional.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.