text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Adjudican Premio Nobel de la Paz 2013 a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas

      
La ONU decidió aceptar la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner el arsenal químico sirio bajo control internacional para su desmantelamiento. Fuente: Universia
La ONU decidió aceptar la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner el arsenal químico sirio bajo control internacional para su desmantelamiento. Fuente: Universia
Las imágenes del ataque químico con gas sarín ocurrido el pasado 21 de agosto en los suburbios de Damasco (Siria), impactaron al mundo y lo pusieron al borde de otra guerra. Luego de varios días de tensas negociaciones, el Consejo de Seguridad de la ONU decidió aceptar la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner el arsenal químico sirio bajo control internacional para su desmantelamiento, evitando así las duras represalias que planeaban Estados Unidos y Francia. El impacto de esta temática parece haber calado hondo en el Comité Nobel que este año decidió adjudicar el Premio Nobel de la Paz a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), entidad que jugará un rol fundamental en este proceso.
 
Lee también todas las noticias relacionadas a los Premios Nobel 2013

Respaldada por Naciones Unidas, la OPAQ vela por el cumplimento de la Convención de Armas Químicas (CAQ), un tratado multilateral firmado en 1993 que prohíbe expresamente el desarrollo, producción, almacenamiento y utilización de armas químicas. Si bien casi el 98% de los países del globo han ratificado el documento, aún se espera que Corea del Norte, Angola, Egipto y Sudán avalen la resolución.

En sus 16 años de existencia, la OPAQ lleva realizadas 5.167 inspecciones en territorio de 86 países, destruyendo un 81% de los agentes químicos del mundo y más del 57% de las municiones y contenedores químicos mencionados en la prohibición.

La decisión del Comité Nobel generó sorpresa en la opinión pública mundial, ya que los pronósticos daban como un hecho casi seguro que el prestigioso galardón recaería en manos de la joven pakistaní de 16 años, Malala Yusufzai, símbolo de la lucha por la educación femenina en su país. Según aseguran los medios noruegos, el Comité no le otorgó el premio a la adolescente por ser muy joven y tener aún muy pocos logros en su haber. Además, se temía que Malala fuera nuevamente ubicada como objetivo de ataque por los terroristas talibanes que el año pasado la hirieron de muerte.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.