text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 señales de que trabajas en un mal ambiente laboral

      
Si tienes algún problema con alguien
Si tienes algún problema con alguien
  • El ambiente laboral de tu lugar de trabajo puede determinar tu proyección profesional y motivación.
  • ¿Crees que estas condiciones laborales perjudican tu labor profesional?
  • La mala comunicación, la falta de compañerismo o los egos pueden generar un ambiente tóxico y conflictivo.

Está probado que las organizaciones en las que se respira un ambiente de armonía son las que suelen tener más éxito en el mercado.

Los horarios laborales de hoy en día son extensos, por lo que es esencial que aprendas a sobrellevarlos de la mejor manera posible aprendiendo a ser mejor compañero de trabajo y propiciando la buena convivencia entre todos. 

¿Estás buscando trabajo?

Ingresa tu CV en Universia

Sin embargo, existen casos de organizaciones que por múltiples fallos no consiguen fomentar el buen clima, generando que reine el descontento entre sus empleados. Pero, ¿cómo saber si trabajas en un clima “tóxico”?


1. Tu jefe tiene una mala actitud

Cuando la conducta del líder de alto rango no se adecúa a los parámetros de la buena convivencia, entonces estás en problemas.

Si no ves una solución factible, considera tu futuro laboral y mantente abierto a cualquier oferta externa.


2. Hay conspiración entre colegas

Los secretos en reunión, los murmullos de pasillo y las miradas esquivas generan un clima de desconfianza y tensión.

En estos casos el ambiente suele hacerse rápidamente insostenible, generando cierta incertidumbre y mal compañerismo, ante la incertidumbre de lo que saben unos u otros.


3. Sientes que te quitan el crédito por tu trabajo

Esta sensación no es sólo frustrante. De agravarse la situación, alguien podría obtener un ascenso o un aumento de sueldo que te corresponde.


4. Haces el trabajo de otros sin recibir reconocimiento alguno

Por desgracia, esto no es raro ya que al hacer frente a la crisis económica muchas empresas optan por reducir el personal no sustituyendo las vacantes.

Es comprensible que a lo largo de tu experiencia, en alguna ocasión te toque trabajar a la sombra, pero no que sea la tónica general.


5. Tus colegas son insubordinados

Hay personas que no piensan que tienen que seguir algunas reglas básicas y se dejan llevar por su rebeldía y su arrogancia, haciendo alarde de su capacidad para hacer lo que quieran sin preocuparse por las consecuencias negativas.

Esto puede generar grandes conflictos y ponerte en medio de situaciones complicadas, corriendo el riesgo de que tus compañeros no te dejen al margen.


6. La oficina es un campo de batalla

Si tienes algún problema con alguien, recurre al diálogo sin dejar pasar mucho tiempo.

Una vez que se resuelvan las cosas, cierra el capítulo y no mires para atrás, ya que generar discusiones no será beneficioso para nadie y podrá tener consecuencias muy perjudiciales.


7. El jefe es ineficaz o ausente

Además de contribuir a generar un buen ambiente, el jefe debe estar presente tanto como para dar  apoyo como para  ejercer la autoridad si el caso lo requiere.

Que el jefe esté desconectado del espacio de trabajo y del rol de cada empleado suele acarrear problemas de organización y una mala comunicación.


8. Todo el mundo opera bajo reglas diferentes

Cuando el supervisor no aplica las normas de forma sistemática a todos los empleados por igual, contribuye a crear asperezas y competencia insana, además de que nadie tiene muy claro cómo funciona la empresa o duda de que exista una cultura empresarial válida para todos.


9. No existen los programas de capacitación formales

Las compañías exitosas siempre se preocupan por el crecimiento profesional de los empleados, ofreciéndoles oportunidades de seguir capacitándose en su área y mejorando sus competencias, de manera que aporten mayor valor a la compañía.


10. Tu jefe no comunica bien sus expectativas

Si bien una característica esencial de un buen líder son sus habilidades comunicativas, muchos jefes no las ponen en práctica.

Esto genera una suerte de desconcierto en la que los empleados no saben qué se espera de ellos, lo que los lleva a sentirse desmotivados y desorientados.

¿Qué crees que es lo más necesario para trabajar en un ambiente laboral sano, armonioso y motivador? ¿Crees que si fueras jefe lograrías hacerlo realidad?

¿Eres un líder nato?

Infografía: ¿Eres un líder nato?

Descubre cómo trabajar la capacidad de liderazgo puede mejorar el atractivo de tu perfil profesional.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.