text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cuándo es mejor comenzar a preparar la prueba de selección

      
<div align=justify> A raíz del movimiento estudiantil de 2011, se registró un baja importante en los puntajes de la PSU por lo que muchos jóvenes han optado darse este año para prepararse mejor y con la vista puesta en la versión 2012 de la prueba.<br/><br/> Pero estos no son los únicos que han tomado la decisión de comenzar a estudiar con tiempo. Según los principales preuniversitarios del país se ha incrementado de forma importante el número de alumnos de tercero medio que ya se han matriculado en uno de estos centros como una forma de anticiparse a lo que pueda suceder con las manifestaciones, pero también para tener un margen de acción más amplio.<br/><br/> Y es que las responsabilidades del colegio, junto a los de la PSU, pueden ser un verdadero problema para los alumnos. Es por eso que la psicóloga educacional de la Universidad Mayor, Pilar Calderón, señala que la prueba debe prepararse considerando un tiempo razonable, el que dependerá “del ritmo de aprendizaje que tenga cada uno”. Lo mínimo que sugiere la profesional es estudiar con 2 meses de antelación a la fecha en que se rinda el examen. </div><div align=justify><br/><br/><strong>Combinar estudio con descanso</strong><br/><br/> Junto a la anticipación con que se tome la preparación de la PSU, también es importante generar hábitos de estudio en los jóvenes para ordenar tiempos y recursos y así no interferir con las actividades escolares. Por lo anterior se recomienda estudiar todos los día al menos dos horas, pero respetando los momentos de descanso.<br/><br/> Sobre esto último, los expertos aclaran que tampoco es positivo que el estudiante se enfoque sólo a revisar materias y hacer facsímiles. La idea es encontrar un equilibrio donde el joven aproveche sus momentos de concentración pero que también pueda disfrutar de su vida social junto a sus amigos y sobre todo que duerman las horas necesarias.<br/><br/> El tema de asegurar que el alumno realmente estudie pasa según Calderón por encontrar un lugar que reúna ciertas características físicas como que sea cómodo, que esté bien iluminado y que estimule la atención. Para ello hay que evitar incluir en este ambiente elementos distractores como computador, televisión, consolas de juego, celulares, etc.<br/></div><div align=justify>   </div><div align=justify>   </div><div align=justify><strong>La responsabilidad de los padres</strong><br/><br/> Aquí es donde entran a cumplir un rol fundamental los padres, ya que deben ser ellos los que provean de estas condiciones a su hijo, pero además deben transformarse en su principal pilar y estar ahí cuando el joven necesite sentirse tranquilo y seguro antes del prueba.<br/><br/> Por eso deben velar que el estudiante no participe en más actividades de las que pueda cubrir a fin de prever topes horarios con el estudio. A su vez, no se le deben exigir metas inalcanzables pues eso solo genera frustración y deseos de abandonar. Hay que centrarse siempre en las materias que le son más complejas.                 <br/></div>            <br/><br/>
A raíz del movimiento estudiantil de 2011, se registró un baja importante en los puntajes de la PSU por lo que muchos jóvenes han optado darse este año para prepararse mejor y con la vista puesta en la versión 2012 de la prueba.

Pero estos no son los únicos que han tomado la decisión de comenzar a estudiar con tiempo. Según los principales preuniversitarios del país se ha incrementado de forma importante el número de alumnos de tercero medio que ya se han matriculado en uno de estos centros como una forma de anticiparse a lo que pueda suceder con las manifestaciones, pero también para tener un margen de acción más amplio.

Y es que las responsabilidades del colegio, junto a los de la PSU, pueden ser un verdadero problema para los alumnos. Es por eso que la psicóloga educacional de la Universidad Mayor, Pilar Calderón, señala que la prueba debe prepararse considerando un tiempo razonable, el que dependerá “del ritmo de aprendizaje que tenga cada uno”. Lo mínimo que sugiere la profesional es estudiar con 2 meses de antelación a la fecha en que se rinda el examen.


Combinar estudio con descanso

Junto a la anticipación con que se tome la preparación de la PSU, también es importante generar hábitos de estudio en los jóvenes para ordenar tiempos y recursos y así no interferir con las actividades escolares. Por lo anterior se recomienda estudiar todos los día al menos dos horas, pero respetando los momentos de descanso.

Sobre esto último, los expertos aclaran que tampoco es positivo que el estudiante se enfoque sólo a revisar materias y hacer facsímiles. La idea es encontrar un equilibrio donde el joven aproveche sus momentos de concentración pero que también pueda disfrutar de su vida social junto a sus amigos y sobre todo que duerman las horas necesarias.

El tema de asegurar que el alumno realmente estudie pasa según Calderón por encontrar un lugar que reúna ciertas características físicas como que sea cómodo, que esté bien iluminado y que estimule la atención. Para ello hay que evitar incluir en este ambiente elementos distractores como computador, televisión, consolas de juego, celulares, etc.
 
 
La responsabilidad de los padres

Aquí es donde entran a cumplir un rol fundamental los padres, ya que deben ser ellos los que provean de estas condiciones a su hijo, pero además deben transformarse en su principal pilar y estar ahí cuando el joven necesite sentirse tranquilo y seguro antes del prueba.

Por eso deben velar que el estudiante no participe en más actividades de las que pueda cubrir a fin de prever topes horarios con el estudio. A su vez, no se le deben exigir metas inalcanzables pues eso solo genera frustración y deseos de abandonar. Hay que centrarse siempre en las materias que le son más complejas.                 
           


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.