text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Sacarán los tecnócratas a Europa de la crisis?

      

Revisa el boletín Universia Knowledge@Wharton

La delicada situación económica que atraviesan algunos países de la zona euro ha provocado movimientos significativos en algunos Gobiernos. Los políticos propiamente dichos han dejado paso a lo que se ha dado en llamar tecnócratas, es decir, técnicos o persona especializadas en materia de economía, que ejercen su cargo público con tendencia a hallar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas.

"Un tecnócrata es alguien que tiene una probada capacidad técnica en áreas muy concretas", explica Federico Steinberg, investigador principal de Economía y Comercio Internacional del Real Instituto Elcano y profesor del Departamento de Análisis Económico de la Universidad Autónoma de Madrid. Y añade que "están avalados por su larga experiencia. No suelen formar parte de ningún partido político. La clave es que tienen capacidad para poder realizar reformas y tomar decisiones impopulares porque no están preocupados de volver a ser reelegidos en unas elecciones democráticas".

Sin embargo, Ángel Saz profesor del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de ESADE, sostiene que “la dicotomía entre políticos y tecnócratas es incorrecta y no es útil”, aunque reconoce que “algunos políticos llegan al poder sin estar preparados”.

Los tecnócratas han tomado recientemente las riendas en Grecia e Italia con el objetivo de llevar a cabo las reformas necesarias para poder sacar de la crisis económica a unos países muy endeudados, con altos déficits fiscales y fuertemente presionados por los mercados financieros, que cada vez les han exigido una rentabilidad más alta para comprarsus bonos. Según los últimos datos publicados el pasado mes de octubre por Eurostat (la oficina estadística de Unión Europea), la deuda de Italia ascendía en 2010 a 1,842 billones de euros, equivalente al 118% del Producto Interior Bruto (PIB), con un déficit del 4,6% del PIB. Mientras que Grecia padece una deuda del 145% del PIB y un déficit del 10,6%. En ambos casos superan con creces los límites fijados por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo de una deuda del 60% del PIB y un déficit del 3%.

“Da la sensación en el caso de Italia de que unos políticos pasan la batuta a otros políticos para que hagan reformas y tomen unas medidas poco populares y con grandes costes electorales”, opina Saz. “El problema más grande es que los incentivos electorales y electoralistas distorsionan los mensajes de los políticos, unos mensajes que bajo esa limitación no son válidos en situaciones críticas y difíciles como las actuales”, argumenta.

Lee el artículo completo sobre la crisis europea


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.