text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las tradicionales de Santiago y su apoyo a la calidad académica

      
Para algunos jóvenes el estudiar en una universidad tradicional es un asunto de prestigio y orgullo, ahora si el alumno posee un rendimiento escolar destacado o un puntaje en la prueba de selección sobresaliente, el llegar a una de estas casas de estudios puede ser un alivio económico para sus familias, pues la mayoría de este tipo de instituciones coincide en ofrecer planes de ayuda que incluso pueden eximir en su totalidad del costo de la carrera.

Un apoyo a la pedagogía

Este es el caso de las universidades adscritas al Consejo de Rectores con casa central en Santiago. La Pontificia Universidad Católica de Chile ofrece tres tipos de becas, una complementaria al Arancel de Referencia, la de Excelencia UC para Estudiantes de Pedagogía y la de Residencia.

La primera de estas ayudas está orientada a los egresados de enseñanza media que rinden por primera vez la PSU, que hayan sido aceptados en una carrera impartida por la PUC, que pertenezcan a unos de los cuatro primeros quintiles socioeconómicos y que hayan solicitado una beca al Ministerio de Educación. La segunda está enfocada en aquellos jóvenes que deseen seguir pedagogía y que tengan un puntaje promedio PSU igual o superior a 680 puntos. Por último, la beca de residencia se centra en alumnos de regiones con una situación económica desfavorable.

El respaldo de la casa de Bello

En la Universidad de Chile una de las becas es la que lleva el nombre de la casa de estudios y que favorece a alumnos de colegios municipales o subvencionados y que egresen de enseñanza media con un promedio igual o superior a 6.0 y que obtengan un puntaje promedio en la PSU de 700 puntos. Este beneficio cubre el 100% del arancel en cualquier carrera de pregrado que dicte la universidad.

Otra opción es la beca Andrés Bello. Al igual que la anterior, ésta solventa la totalidad del costo de la carrera a aquellos alumnos que logren puntajes nacionales en alguna de las especialidades de la PSU y que hayan postulado como primera preferencia a la Universidad de Chile. Existen, además, otros tipos de beneficios en la UCHILE, como apoyos de Alimentación o para la compra de materiales de estudios.   

Lo principal, la excelencia


La Universidad de Santiago tiene a disposición de sus postulantes ocho programas de becas, de los cuales tienen un solo denominador común, la excelencia académica. En este plano las becas USACH Puntaje Nacional, USACH de Excelencia Académica en Ciencias y Tecnología y USACH de Estimulo a Mejores Puntajes tienen por objeto facilitar el acceso a la educación superior de jóvenes que logren puntaje nacional en la PSU. Todas ellas eximen del pago total del arancel por toda la carrera.

Otras ayudas que también se centran en la liberación del pago anual para alumnos destacados son la beca Pascuense y la beca Olimpiadas del Conocimiento. La primera está orientada al joven de la etnia rapa-nui que tenga el puntaje más alto de ingreso a la USACH y la segunda beneficia a aquellos alumnos que ocupen los tres primeros lugares en el concurso académico que tradicionalmente organiza esta casa de estudios.      

Apoyos en lo académico y social

En la UTEM, los planes de apoyo no son muy distintos a los antes mencionados y siguen en la línea de proveer de una vía de acceso a la universidad a los estudiantes con buenas calificaciones en la enseñanza media y con buenos puntajes en la PSU. A este contexto responden las becas Universidad Tecnológica Metropolitana y la beca Mérito Académico, las cuales cubren entre el 50 y el 100% del arancel a alumnos que tengan sobre los 700 puntos PSU y NEM sobre 6.0.  

Finalmente en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación existen tres becas, siendo la más importante la de Estudio que consiste en la asignación mensual de una cantidad determinada de dinero, reajustable año a año dependiendo de la disponibilidad presupuestaria,  y que está destinada a cubrir gastos de estudio del alumno. Otras ayudas de la UMCE son las becas de Alimentación y la de Jardín Infantil, esta última orientada a alumnos regulares, desde segundo año, que sean padres o madres y que por motivos económicos estén impedidos de cuidar de sus hijos durante el horario de clases.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.