text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 consejos para sobrevivir a tu primera práctica profesional

      
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Introducirse al mundo laboral siendo un recién graduado sin experiencia no es para nada sencillo. Por eso los expertos en recursos humanos aconsejan vivamente que los jóvenes se preocupen por conseguir prácticas profesionales que les permitan aprender a manejarse en un entorno de trabajo aun siendo estudiantes. Además, un estudio realizado por el portal Trabajando.com reveló que un 60% de los jóvenes que acceden a estas pasantías suelen ser contratados a posteriori por la empresa en cuestión. Para que puedas sacar el máximo provecho de esta instancia, te presentamos 10 consejos para sobrevivir a tu primera práctica profesional.

 

Lee también
» Lo que hay que tener en cuenta para que la práctica profesional rinda frutos
» 4 temores que deben superar los recién graduados
» Prácticas profesionales: jóvenes prefieren el dinero sobre el aprendizaje 


1. Duerme las horas necesarias. Una práctica profesional es en gran medida como un primer trabajo, por lo que será totalmente normal que sientas grandes niveles de estrés y cansancio. Para sobrellevarlos de forma adecuada es necesario que duermas al menos 7 u 8 horas por la noche.


2. Cuida tus finanzas. Existen prácticas pagas y no pagas, de cualquier manera, será un momento en el que no estarás holgado económicamente, por lo que es necesario que ahorres para gastos imprescindibles.


3. Acepta las críticas. Parte del proceso de aprendizaje es saber aceptar las críticas constructivas de colegas y superiores con más experiencia. Aprende de tus errores y transfórmalos en oportunidades para aprender.


4. Sé puntual. Aunque suene trivial, una de las cosas que más se valoran en el ámbito laboral es la puntualidad. Llegar en hora denota profesionalismo y compromiso con el trabajo.


5. No te sobrecargues de trabajo. Es importante que aprendas a medir cuánto puedes dar sin sobrecargarte. A veces en el afán de no decir que no, los practicantes aceptan todas las tareas, pero no pueden cumplir con ellas de forma adecuada por falta de tiempo.


6. Busca formas de relajarte. Entre el estudio y el trabajo tendrás una gran cantidad de obligaciones, por lo que es fundamental que encuentres formas de relajarte en tu tiempo libre.


7. No desesperes ante los imprevistos. La vida laboral está repleta de problemas e imprevistos. La clave está en mantener la calma y pensar la mejor manera de solucionarlos.


8. Busca una práctica adecuada a tus aptitudes. No caigas en el error de mentir en tu currículum y ostentar habilidades que no posees. La mejor forma de sacarle el provecho a tu práctica es buscar una empresa que busque personas con tu perfil y estudios.


9. Aliméntate de forma adecuada. Por más que casi no tengas tiempo para comer, aléjate de la comida chatarra. Procura consumir más frutas y verduras y toma bastante agua durante el día para mantenerte hidratado.


10. ¡Disfrútalo! Sólo resta decir que intentes disfrutar y aprender lo más posible de esta experiencia. Recuerda que es solamente el preludio a una nueva vida profesional repleta de satisfacciones.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.