text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Sufres de estrés laboral? Averígualo con este test

      
¿Sufres de estrés laboral? Averígualo con este test
¿Sufres de estrés laboral? Averígualo con este test  |  Fuente: iStock

Test: ¿sufres de estrés laboral?

1.- ¿Crees que las horas que trabajas son muchas o pocas?

A. Creo que las horas que trabajo corresponden a las tareas que debo realizar
B. Creo que trabajo pocas horas
C. Sin duda hago más horas de las que mi mente o mi cuerpo pueden soportar

2.- Cuando acaba tu jornada laboral…

A. …salgo con los compañeros a comer o cenar
B. ...me voy a casa a descansar
C. ...tengo que hacer horas extra

3.- ¿Te gusta tu trabajo?

A. No me gusta, ¡me encanta! Tengo la oportunidad de aprender día a día, con posibilidades de promoción y hay un muy buen ambiente laboral.
B. Sí, no es el trabajo de mi vida pero tiene buenas condiciones y me acerca a conseguir mi objetivo en otra empresa o sector.
C. No, no me gusta mi trabajo. De hecho, creo que debería cambiar porque siento que estoy en un bucle que nunca termina.

4.- ¿Qué opinas acerca de tu salario?

A. Se ajusta correctamente a mis responsabilidades
B. No es gran cosa pero es bastante justo.
C. El salario es demasiado bajo: tengo demasiadas responsabilidades (de hecho, hago las tareas de dos personas)

5.- ¿Cómo es la relación con tus superiores?

A. Aprendo muchísimo de mis superiores. Creo que no son jefes, son líderes: me inspiran a querer progresar en mi profesión.
B. Mi jefe/a es bastante competente y, aunque ha llegado a su puesto por antigüedad, es una persona resolutiva.
C. Mi jefe/a me sobrecarga de trabajo, hago tareas que debería hacer él/ella y no hay día en que no me conteste mal.

Mayoría de A

¡No solo no tienes estrés laboral sino que te encanta lo que haces! Aprovecha esta oportunidad para mejorar en tu carrera profesional.

Mayoría de B

Es posible que vivas situaciones puntuales de estrés, probablemente por tener fechas de entrega demasiado justas o que vivas alguna situación injusta que te haga trabajar extra pero, en general, se podría decir que tienes un buen ambiente laboral y que tus tareas se corresponden a las de tu cargo.

Mayoría de C

Es muy probable que estés sufriendo estrés laboral. Observa si tienes problemas para conciliar el sueño, jaquecas constantes, sensación de cansancio, disminución de interés sexual, palpitaciones, sudores, ansiedad por comer, beber o fumar… Si sientes alguno de estos síntomas lo más recomendable es que acudas a un especialista.

Causas del estrés laboral: un problema que va en aumento

Recientes estudios sitúan al país con un aumento considerable sobre el estrés laboral. Este año, la salud mental, la percepción del estrés y calidad de vida laboral son temas de urgencia según el estudio Zoom al Trabajo, elaborado por la Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) junto a la consultora Visión Humana. 

La percepción del estrés ha subido de un 26% en 2018 a un 42% en 2019. “Tenemos el doble de estrés, más del 40% de la población tiene estrés, casi el 30% de trabajadores si pasan por un psiquiatra le podrían diagnosticar depresión y cuadros ansiosos, y a pesar de eso, van a trabajar y lo hacen con harto compromiso” indica la académica e investigadora de la Escuela de Psicología, Mariana Bargsted.

Entre los principales factores que influyen en la presencia de estrés en los trabajadores están:

  • extensas jornadas laborales
  • falta de reconocimiento
  • problemas económicos producto de bajas remuneraciones
  • presiones económicas
  • ineficiencias operativas
  • trazarse expectativas inalcanzables
  • falta de reconocimiento
  • horas extras

En tanto, algunas compañías aportan al problema al imponer metas demasiado altas a sus empleados o plantearse crecimientos acelerados.

Síntomas del estrés laboral: claves para detectarlo

El origen de este síndrome puede tener causas muy diversas. En la mayoría de los casos, se reconocen dos grandes influencias: por un lado, están los aspectos propios del individuo, es decir, su capacidad de organizar su propio tiempo e incluso la predisposición a sufrir desórdenes de este tipo. El otro gran elemento que entra en juego en esta ecuación tiene que ver directamente con el ambiente en el que se está realizando el trabajo.

Independientemente de sus causas, es importante saber reconocer los síntomas de un posible caso de estrés laboral. De esta manera resulta más fácil prevenir trastornos de estas características. Su temprana detección ayuda a que, en la mayoría de los casos, el tratamiento sea menos complejo e, incluso, más rápido. Por esta razón es importante considerar que los síntomas presentados por los individuos afectados pueden ser de distintos tipos.

“Las personas sometidas a situaciones de estrés pueden manifestar trastornos del sueño, de la alimentación, dolores lumbares entre otros del espectro físico”, explica la psicóloga Elisa Ansoleaga, académica e investigadora del Programa Estudios Psicosociales del Trabajo de la Universidad Diego Portales.

Por otro lado, los aspectos psicológicos también pueden verse comprometidos en una situación como la descrita. Al respecto, la especialista señala que en lo emocional es posible constatar irritabilidad de parte del sujeto en cuestión. No obstante, las manifestaciones más complicadas aparecen cuando el síndrome comienza a afectar el comportamiento. “En lo conductual, se puede observar el consumo de sustancias para aliviar la presencia de estos síntomas así como también el aumento de consumo de tabaco, alcohol y otros medicamentos. Si estos síntomas no se atienden y la situación de estrés se prolonga en el tiempo estas manifestaciones subclínicas pueden derivar en la aparición de patologías”.

Si bien es extremadamente útil prestar atención a la aparición de síntomas como los detallados, detectar un caso real de este tipo de trastorno psicológico, conductual y físico no siempre es tan simple.

¿Cómo prevenir el estrés laboral o síndrome burnout?

Angustia, falta de energía, malhumor, insomnio, falta de apetito y agotamiento mental son tan solo algunos de los síntomas que puede provocar el estrés laboral, también conocido como síndrome de burnout. Pero, ¿cómo hacer para no sentir sus consecuencias y a la vez dejar de cumplir con las obligaciones propias de nuestro empleo? A continuación, te presentamos varias formas efectivas de prevenir el estrés laboral.

  1. Tómate mas recreos. Está demostrado que nadie puede permanecer completamente concentrado por un período mayor a dos horas, por lo que se recomienda tomar pequeños recesos para descansar la mente. Si ves que éstos no están surtiendo efecto, suma uno o dos más a tu rutina diaria.
  2. Crea una lista de cosas que debes hacer. Tener claro qué tareas debes cumplir en el día impedirá que tu mente se nuble de pensamientos. Por más que sientas la presión natural de la rutina, esta guía te ayudará a cumplir con cada una de tus obligaciones.
  3. Crea una lista de cosas que no debes hacer. Así como debes hacer una lista de cosas para hacer, también debes tener claro qué no debes hacer para mantener un buen nivel de rendimiento. “No jugar con el celular”, “Alejarse de las redes sociales” y “No chequear la casilla de correo cada media hora”, pueden formar parte de este nuevo listado.
  4. Aprende a delegar. Nadie puede cargar con la presión de alcanzar importantes metas solo, por más que se trate de un gerente. Todos los buenos líderes saben que aprender a delegar tareas es una de las claves para mantener los niveles de tensión bajo control. Confía en quienes te rodean y quieren ayudarte.
  5. No sobrecargues tu agenda. Productividad no es igual a no tener espacio en tu agenda. Es más preferible que hagas menos cosas y puedas concretarlas que te llenes de compromisos con los que no podrás cumplir. Aprende a decir que no. 
  6. Realiza actividad física. Está más que comprobado que una de las formas más efectivas de prevenir el estrés es a través del ejercicio. Al realizar actividad física tu cuerpo libera endorfinas que te ayudarán a sentirte más relajado e incluso a dormir mejor por las noches. 
  7. Descansa. Por más actividades que tengas planificadas, siempre es importante que te tomes al menos un día a la semana para descansar y desenchufar tu mente de todo. Ésta es la única forma de mantenerse productivo y no sufrir las consecuencias del estrés a nivel emocional y físico.
  8. Mantente hidratado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber al menos dos litros de agua al día. Mantener tu organismo hidratado te permitirá pensar con mayor claridad. 
  9. No descuides tu alimentación. En la misma línea que el punto anterior, lo que comes también juega un rol importante en cómo reacciona tu sistema nervioso central ante las situaciones estresantes. Procura ingerir frutas y verduras, carbohidratos y proteínas de forma moderada, y aléjate de los fritos y la comida chatarra. 

Profesiones con mayor índice de estrés laboral

Algunos empleos resultan ser más estresantes por el ritmo y tiempo que demandan. Por sus propias características determinadas profesiones se asocian a un mayor nivel de estrés. Estos trabajos implican grandes responsabilidades y trabajo bajo presión. Por ello, la Red de Información Ocupacional del Departamento de Trabajo de los EE.UU ha identificado aquellas profesiones en las que los trabajadores deben someterse a altos niveles de estrés, y por tanto, los que deben evitar aquellas personas que no toleran la presión:

  1.  Urólogo
  2.  Operadores de servicios de emergencia
  3.  Ayudantes de Anestesiología
  4.  Anestesistas
  5.  Teleoperadores
  6.  Enfermeros de cuidados agudos
  7.  Bailarines
  8.  Obstetras y ginecólogos
  9.  Cirujanos
  10.  Pilotos e ingenieros de vuelo

Independientemente del trabajo que desempeñes o vayas a desempeñar, es importante que sigas los consejos para prevenir el estrés laboral. A pesar de que no se le dé una especial relevancia, es una de las peores enfermedades del siglo XXI.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.